¿Quirino ‘rescata’ a Chapman?

De manteles largos están los ciudadanos de Los Mochis pues por fin sus súplicas fueron escuchadas y el Gobierno del Estado entró al quite en los trabajos de reencarpetado en el bulevar Centenario, desde el bulevar Macario Gaxiolahasta el Ejido 20 de Noviembre. Dicha vialidad estaba prácticamente destruida y ahí no había baches sino “cráteres”.

Al respecto, el gobernador Quirino Ordaz Coppel refirió que esta obra de rehabilitación del bulevar es con la finalidad de atender las decenas y decenas de quejas ciudadanas y aclaró que no se trata de un “rescate” hacia el gobierno del alcalde Manuel Guillermo Chapman. Y tiene razón el mandatario estatal, los “rescatados”, en sentido estricto, son los mochitenses.

Lo que se le debe aplaudir al gobierno estatal es que metió presión para que Chapman, de una vez por todas, accediera a soltar recursos para el rubro de obras públicas. En el Centenario se irán a “michas” el estado y el municipio, con 7 millones de pesos cada uno, en un tramo de 2.6 kilómetros que estará concluido en aproximadamente 3 meses.

Pero eso sí, Don Billy ve la tempestad y no se hinca y ayer todavía se dio el lujo de calificar como “triste” y “lamentable” el tener que destinar una cantidad tan alta a una vialidad siendo que ahorita, aseguró, la prioridad no es eso sino cuidar la salud de los ahomenses ante la pandemia. Aunque muchos dirán que el ayuntamiento ni cuidaba la salud y tampoco las calles, así que por lo menos es bueno que se le vea trabajando en uno de esos rubros. ¿O no?

Esta noche del 15 de septiembre, las ceremonias del Grito de Independencia serán muy distintas a las de cualquier otro año, evidentemente debido a la pandemia de COVID-19. Para la memoria -y quizá, esperemos, para el próximo año- quedarán esos eventos masivos y multitudinarios en las plazas públicas.

En el caso de Palacio de Gobierno en Culiacán, el gobernador Quirino Ordaz hará una pequeña ceremonia que comenzará a las 10:30 de la noche. Solo estará acompañado por los representantes de los Poderes Legislativo y Judicial, así como de las Fuerzas Armadas y algunos de sus secretarios, pero sin las decenas de invitados especiales de ocasiones anteriores.

Abajo, en la explanada, no habrá conciertos y solo se permitirá el acceso a máximo 500 personas, separados todos a la sana distancia de 1.5 metros. Mientras que a lo largo de los 18 ayuntamientos, habrá de todo, pequeñas ceremonias sin asistentes, “Gritos” virtuales a través de Zoom y en algunos hasta se canceló de última hora, como en Salvador Alvarado. Así que nada de confiarse y celebrar las fechas patrias sin los cuidados necesarios…

Al fiel estilo de la 4T, el alcalde de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro, anunció que pondrá en venta una Suburban blindada, del año 2012, y que fue utilizada por anteriores presidentes municipales. Esta unidad, dijo, ya no es necesaria porque él se mueve en su propia camioneta desde el día en que asumió el cargo, tal y como se lo prometió a la ciudadanía.

Toda proporción guardada, es inevitable que esto no nos recuerde a lo que hizo el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien desde la campaña prometió que no se subiría al avión presidencial y que lo vendería. No obstante, hasta ahora eso no se ha podido lograr y solamente se organizó una “rifa-no rifa”, cuyos ganadores, por cierto, se anunciarán hoy mismo.

Pero volviendo a la Suburban blindada en Culiacán, habrá que ver quién se anima a comprarla, y si tiene una venta exitosa, a diferencia de la tragicomedia del avión presidencial. Aunque los contextos son muy distintos, en el fondo se observa el sello de la Cuarta Transformación. Ahh, y el que mostró su beneplácito fue el exalcalde y hoy líder priista, Jesús Valdés, pues aunque llegó a usar esa camioneta en su administración, hoy se mostró a favor de venderla y hasta le sugirió a Estrada Ferreiro donar ese dinero al sector Salud…

En Angostura ya salió el peine y la alcaldesa Aglaee Montoya ya admitió que le interesa reelegirse en esta posición en el próximo proceso electoral del 2021. Esto era de esperarse pues a la presidenta municipal se le había visto más movida de lo normal en los últimos días y hasta empezó a hacer ruedas de prensa de manera regular, para posicionarse en los reflectores.

No obstante, la mandataria municipal, surgida del PRI, le dijo ayer a los medios que más allá de su preferencia por un cargo en especial, su idea es de “consultar” a la población y que ellos se expresen del lugar donde quisieran verla para el próximo periodo.

Aglaee dijo que siente que todavía le “debe mucho a Angostura”, pero en el fondo, no le gustaría gobernar si la gente no la acepta. Lo único que habría que recordarle a la alcaldesa es que no necesita hacer ninguna consulta ni sondeo previo: si la gente la acepta o la rechaza, eso se verá en las urnas el próximo 6 de junio. Ni más ni menos. Así se las gastan. O peor… Comentarios: lineadirectaportal@rsn.com.mx

Comentarios

ut ut risus. dolor quis fringilla ut