Por Zoom, los pleitos políticos en Sinaloa

En estos tiempos nadie se escapa de los resbalones tecnológicos y de las fallas en la red, tan notorios ahora que la mayoría de las actividades se realizan –hasta donde es posible- de manera virtual. Es el caso del Congreso de Sinaloa, donde este jueves, durante la sesión virtual del Pleno, hubo un connato de “agarrón” entre los diputados luego de una falla que impidió –por unos momentos- que la priista Guadalupe Iribe emitiera su posicionamiento.

Discutían sobre los logotipos gubernamentales en los uniformes escolares y la legisladora priista emitía su opinión pero se le cortaba mucho la señal. Ante ello, la presidenta de la Mesa Directiva, Gloria Himelda Félix, decretó un receso. Por suerte, Iribe estaba transmitiendo desde su cubículo en el recinto legislativo y se trasladó al salón de sesiones para continuar con su participación.

Sin embargo, el coordinador de la bancada del PRI, Sergio Jacobo Gutiérrez, tronó y dijo que se le hacía “muy raro” que siempre fallara la red cuando era el turno de hablar de los diputados del tricolor. Pero su contraparte de Morena, Graciela Domínguez, le dijo que se dejara de “berrinches”.

Y la cereza en el pastel fue el coordinador del PAN, Jorge Villalobos, quien fiel a su estilo y sin pudor alguno dijo que para qué chin… y para qué demonios iban los diputados al Congreso (donde la red falla más), si la intención de hacer sesiones virtuales es que todos se queden en sus casas. Vaya escenas las que nos deja la “nueva normalidad”…

Hablando de política virtual, quien aprovechó la recta fue el senador Rubén Rocha Moya, pues este jueves retomó nuevamente sus asambleas informativas con los habitantes de las sindicaturas de distintos municipios del estado.

Antes de que nos llegara la emergencia sanitaria, Don Rubén se pasaba los fines de semana recorriendo las sindicaturas y muchos ya lo veían “encampañado”. Sin embargo, hubo un receso obligado de varios meses, pero ayer el senador volvió a las andadas y usó la plataforma Zoom para estar cerca de la ciudadanía.

¿Será que Rocha Moya sintió pasos en la azotea ahora con el “destape” de Luis Guillermo “El Químico” Benítez, y mejor aceleró la marcha para que no le vaya a comer el mandado? No hay que ser malpensados, que la reunión virtual de ayer fue con motivo de las celebraciones del segundo aniversario del triunfo electoral de la Cuarta Transformación. O quizá ese fue el pretexto perfecto…

Las “fake news” también han abundado en estos días de pandemia y una de las que más ruido causó en esta última semana fue la falsa versión de que podría haber un “segundo confinamiento en Sinaloa”, ante la imposibilidad de que bajen los casos de COVID-19. No obstante, esto fue desmentido ampliamente por el Gobierno del Estado y hasta por el propio Quirino Ordaz Coppel.

A través de sus redes sociales, el gobernador le pidió a la ciudadanía no creer en esa falsa noticia, que hasta le adjudicaba unas declaraciones que nunca hizo. Y en este tenor, ayer desde Mazatlán Ordaz Coppel reiteró que nada de nuevo confinamiento ni nuevos cierres o clausuras, ni siquiera en las playas, pues para ello se está trabajando en con estrictos protocolos de higiene y sanidad.

Además, el Ejecutivo estatal, en una postura que coincide con lo dicho el miércoles por el secretario Efrén Encinas, le pidió a los sinaloenses “no asustarse” si ven brincos o incrementos en las cifras diarias de coronavirus, pues hay rezagos de casos de jornadas anteriores que apenas se están actualizando…

Una más del Instituto Mexicano del Seguro Social. Este jueves, personal de la Subdelegación del IMSS en Los Mochis denunció que la subdelegada Cielo Patricia Cázares los obliga a trabajar y acudir a la dependencia estando enfermos, infectados y con los síntomas de COVID-19.

A través de una denuncia anónima, los trabajadores comentaron que es algo deprimente y una situación descabellada, pues ponen en riesgo tanto a sus compañeros como a la ciudadanía que acude a realizar trámites a la Subdelegación. Incluso, acusaron que muchos de ellos no pueden ni levantar un lápiz y por temor a represalias o perder su trabajo, hacen un esfuerzo por seguir acudiendo.

¿Y qué dijo al respecto el delegado estatal? Rafael López Ocaña aseveró que “ningún trabajador que tenga COVID debe andar laborando”, y la instrucción ha sido que no se debe a “exponer a ningún empleado ni mucho menos se provocará que se difunda la enfermedad”. No fue un posicionamiento muy contundente que digamos. Esperemos que al menos tomen cartas en el asunto y comprueben que efectivamente se envíe a su casa a todos aquellos que den positivo al virus… Así se las gastan. O peor… Comentarios:lineadirectaportal@rsn.com.mx

Comentarios

felis venenatis leo elit. amet, dolor Nullam Praesent vel, et, justo lectus