Por COVID-19, ‘ley seca’ en Sinaloa

El gobierno del estado está tomando las medidas pertinentes y cada vez endurece más las restricciones para evitar las aglomeraciones ante esta contingencia sanitaria. Este domingo, el gobernador Quirino Ordaz puso fin a las dudas y decretó la llamada “ley seca” en todo Sinaloa a partir de este lunes.

La prohibición de venta de bebida alcohólicas era una de las peticiones más sentidas que le habían hecho al gobernador, en vista de que se seguían realizando muchas fiestas y reuniones. El pasado miércoles Ordaz Coppel reconoció que aún no tomaba una decisión al respecto pero este domingo, tras ver las estadísticas, ya no le quedó duda de que era una acción necesaria.

Eso sí, esperemos que verifiquen bien que no haya venta clandestina en los conocidos “aguajes”, para evitar que se salgan con la suya aquellos ciudadanos que aún no toman consciencia de la gravedad de la pandemia. El mandatario estatal también anunció el cierre de los restaurantes en Culiacán y Navolato, quedando solo el servicio para llevar. Los números no mienten y en Sinaloa hay que ser estrictos en el combate al coronavirus…

Como ya lo habíamos comentado, esta fue una Semana Santa muy singular ya que las playas, normalmente a reventar de turistas durante los días santos, lucieron vacías. Enhorabuena que la gran mayoría de los ciudadanos hayan atendido las recomendaciones de las autoridades para quedarse en casa.

Claro, no faltaron aquellos que quisieron pasarse de listos, y se les vio paseando en sus cuatrimotos, ‘racers’, o intentando acampar, pero en esta parte cumplieron muy bien su labor los integrantes de los cuerpos policiacos, municipales y estatales, para conminarlos a retirarse a sus domicilios. Pero por fortuna, fueron los menos.

Dentro de todo, un punto positivo de este confinamiento ante el coronavirus, fue que en casi todos los municipios hubo un “saldo blanco” en accidentes, al no haber turistas en los centros recreativos ni playas. En resumen, no fueron las vacaciones que todos esperábamos, pero como bien dicen las autoridades, ahorita lo importante es cuidar la salud y cuando todo esto pase, ya habrá tiempo de salir a pasear. ¿O no?

Desde este espacio mandamos nuestras condolencias a los familiares y seres queridos del diputado Ocadio García Espinoza, quien falleció el pasado sábado por serias complicaciones en su salud, tras sufrir un infarto al miocardio en junio de 2019. García Espinoza fue presidente del Frente de Defensa de Productores Agrícolas de Sinaloa desde 1997. Durante su desempeño como legislador, fue presidente de la Comisión de Asuntos Agropecuarios, en reconocimiento a su perfil.

Sus compañeros diputados lo despidieron con emotivos mensajes en sus redes sociales, y el propio Congreso de Sinaloa, en su página oficial, publicó el siguiente mensaje: “… Un guerrero ha dejado de luchar: el diputado Ocadio García Espinoza. En los movimientos para que los productores tengan mejores precios por sus cosechas de maíz y frijol, el legislador ya no estará más: se ha ido. Al salir el sol, en su casa de Quilá, dio su último respiro…

“Para él no había imposibles. Siempre luchó por conseguir mejores precios para las cosechas de los campesinos. Su liderazgo siempre se sintió. Siempre solidario con su gente, sensible, humilde. En las organizaciones de productores, hará falta su voz”… Triste pérdida para el sector y sin duda para sus seres queridos. Descanse en paz el diputado “Cayo”…

En cuanto al Congreso de Sinaloa, aplaudible la donación de 7 millones 700 mil pesos que otorgará a los hospitales públicos del estado, en el marco de la lucha contra el COVID-19. La intención es que con esos recursos puedan adquirir respiradores artificiales, que serán prioritarios para atender a los pacientes más graves.

Esta aportación fue acordada por los integrantes de la Junta de Coordinación Política, quienes se reunieron de manera virtual con el secretario de Salud, Efrén Encinas, para valorar las necesidades de los centros hospitalarios.

Así, se juntó la bolsa económica de 7.7 mdp, a partir de los ahorros generados por los planes de austeridad, que fueron 5 millones, y se sumaron los recursos del Fondo de Gestión de los Diputados, que eran 2.4 mdp. La presidenta de la Jucopo, Graciela Domínguez, hizo un llamado para que los otros poderes revisen sus presupuestos pues estos no son tiempos para derroches. Y tiene mucha razón, ¿a poco no?. Ahora esperemos que estos recursos se apliquen de forma correcta y transparente… Así se las gastan. O peor… Comentarios: lineadirectaportal@rsn.com.mx

Comentarios