Playa Espíritu, ¿la nueva rifa distractora?

El secretario de Salud, Efrén Encinas Torres, ya lo adelantó: el próximo viernes, el gobierno federal va a ubicar a Sinaloa en el color amarillo del semáforo epidemiológico del COVID-19, y el cambio entrará en vigor el lunes 28 de septiembre, con vigencia hasta el 11 de octubre. Es decir, ya estaremos en el “riesgo medio” de contagio, dejando atrás las etapas de mayor incidencia.

Pero el llamado seguirá siendo a cuidarnos y aplicar las medidas sanitarias y de sana distancia en todos los lugares públicos, pues los rebrotes están a la orden del día y quien no nos crea que voltee a ver a Europa… Mientras tanto, el gobernador Quirino Ordaz Coppel también dio a conocer ayer que ya analizan la posibilidad del regreso a las escuelas.

Y es que aunque a nivel estatal ya estaremos en amarillo, el golpe de la pandemia ha sido diferenciado en los municipios, y obviamente los más grandes son lo más afectados. Los pequeños, en sentido estricto, ya están en “verde” y ahí podría empezarse un retorno escalonado a las aulas.

Son 9 los municipios donde las condiciones sanitarias son mejores y tienen 5 o menos casos activos de COVID-19 en estos momentos: Concordia, Cosalá, San Ignacio, Angostura, Mocorito, Escuinapa, Elota, Rosario y Choix. Pero claro, esto es apenas una estimación y para tomar cualquier decisión el gobierno estatal lo consultará primero con la SEP y la Secretaría de Salud federal, así que muy pendientes porque podría haber noticias importantes en las semanas que se avecinan…

Si pensábamos que ya lo habíamos visto todo con la “rifa-no rifa” del avión presidencial que implementó la 4T, vaya que nos equivocamos. Porque el presidente Andrés Manuel López Obrador está planeando seriamente hacer otro sorteo y que nos tocaría directamente en Sinaloa, en específico en el Centro Integralmente Planeado (CIP) Playa Espíritu, en el municipio de Escuinapa.

Desde su mañanera en Palacio Nacional, el mandatario dijo que Playa Espíritu es un “monumento más” de la corrupción en el periodo neoliberal, pues el gobierno de Felipe Calderón compró en más de 100 millones de dólares estos terrenos que le pertenecían al exgobernador Antonio Toledo Corro. Al haber sobreprecio en la compra, añadió, no la han podido vender y recuperar lo “perdido” y por eso es que analizan rifarlo, dividido en 5 mil lotes.

Claro está, la sola posibilidad ya desató una lluvia de reacciones. El alcalde de Escuinapa, Emmett Soto Grave, dijo que sería una muy buena idea, aunque claro, al ser él de Morena, no podíamos esperar una opinión distinta. En contraste, el PRI y el PAN y hasta la Canaco califican esto como una ocurrencia y una nueva cortina de humo. Lo que sí vale la pena preguntarse es si, en caso de realizarse, la 4T ahora sí logrará vender todos los cachitos, cosa que no hizo con el avión presidencial, por lo que no fue muy buen negocio que digamos…

Como ya se lo habíamos comentado, la transición en la dirección de la Mesa Directiva del Congreso de Sinaloa fue tersa y estaba planchada y casi decidida desde el principio. La priista Gloria Himelda Félix dejará la posición a finales de este mes y llegará la panista Roxana Rubio Valdez a presidir los trabajos legislativos.

Así lo informó su compañero y coordinador, Jorge Iván Villalobos Seáñez, quien recordó que aunque la Ley Orgánica del Congreso local no contempla la rotación obligatoria, se tiene un acuerdo político no escrito que será respetado: el primer año la Mesa Directiva fue para el PT, el segundo para el PRI y el tercero para el PAN.

¿Quedan todos felices y contentos? No por completo. Según Villalobos, el perredista Edgar González Zataráin también aspiraba a esa posición, pero se tuvo que quedar con las ganas pues el PRD no tiene fracción parlamentaria (la tuvo unos cuantos meses, cuando “El Chenel” Valenzuela se les unió, pero el gusto les duró muy poco). Don Edgar, ahora sí que suerte para la próxima… 

Que no andemos de malpensados, pidió el dirigente del PRI en Sinaloa, Jesús Valdés Palazuelos. El líder priista levantó “sospechas” al publicar en redes sociales la foto de su reunión con el secretario de Educación Pública, Juan Alfonso Mejía, en un conocido restaurante del centro de Culiacán, donde se suelen dar muchos encuentros con fines políticos.

Desde la publicación, “Chuy” Valdés dijo que habían platicado de temas educativos, pero esto no dejó conforme a muchos. Y es que tanto el dirigente del PRI como el titular de la SEPyC son vistos como posibles aspirantes a la candidatura del tricolor a la gubernatura. ¿A poco no aprovecharon su reunión para hacer algún acuerdo o negociación previa?

Pero nada de eso, insistió el también exalcalde de Culiacán. En su encuentro con Mejía López solo discutieron sobre las gestiones que podrían hacer para que no haya tantos recortes al sector educativo en el presupuesto federal del próximo año. Lo que son las cosas. Los políticos de Sinaloa ya no hablan ni un pelito de política cada que se reúnen… Por cierto, Chuy Valdés también se reunió ayer mismo con Álvaro Ruelas del ISIFE, ¿tampoco tocarían el tema político de Ahome? Así se las gastan. O peor… Comentarios: lineadirectaportal@rsn.com.mx

Comentarios

venenatis, ut dapibus consequat. amet, nunc