Nuevos municipios

Es un hecho que el asunto de la creación del municipio 19 en Sinaloa será llevado al Congreso del Estado en lo que resta de la actual legislatura.

Cuando menos eso se interpreta ante las declaraciones de la diputada presidenta de la Junta de Coordinación Política, Graciela Domínguez Nava, y del también morenista legislador Jesús Ramón Monreal Cázarez.

Graciela ha expuesto desde hace tiempo que la postura de la bancada morenista es a favor de la creación de dos nuevos municipios: Juan José Ríos y Eldorado, y lo reiteró hace unos días en entrevista a Línea Directa.

En ambas sindicaturas se ha mantenido una lucha de años para alcanzar ese objetivo. La búsqueda responde a una natural pretensión separatista como camino viable a una mejor calidad de los servicios públicos y el manejo de los recursos.

Las primeras manifestaciones por afanes separatistas realizadas por vecinos de Juan José Ríos, para dejar de pertenecer a Guasave y adherirse a Ahome, tienen su origen en la década de los 50 del siglo pasado. ¿El argumento? El mismo de hoy.

Ahora bien, ¿es justa la exigencia que hacen los ciudadanos de esas poblaciones? Yo creo que sí. Pero, ¿es solución para resolver los rezagos que padecen en diversos renglones? No estoy tan seguro.

Desde hace décadas se realiza una lucha en diversos espacios por la creación de más municipios en Sinaloa y sólo en dos casos ha tenido éxito.

El 27 de febrero de 1962 se crea el municipio de Salvador Alvarado, segregando una amplia superficie de lo que era Mocorito.

Luego, el 27 de agosto de 1982 nació el municipio 18, Navolato, que es hasta ahora el más joven de Sinaloa.

Lamentablemente ambos siguen padeciendo notorios problemas de atraso en materia de servicios públicos, reconociendo algunos impactos positivos.

Las luchas no están ajenas a intentos de satisfacer ambiciones políticas y económicas de no pocos de los que enarbolan esas banderas, y es entendible. Sucede en Juan José Ríos y el Valle del Carrizo en el norte, ElDorado y Costa Rica en el centro y Villa Unión en el sur. También Pericos en Mocorito.

No bastan encuestas sobre la aceptación o no del proyecto por parte de los habitantes, que debe ser un factor a tomarse en cuenta, desde luego, sino que debe hacerse en función de información dura, contundente, para evitar que haya nuevos municipios que surjan con los mismos problemas que padecen los que ya existen.

Comentarios

massa adipiscing accumsan Praesent in ut