¿Morena, como los cangrejos?

Vaya nuevo jaloneo que hay en el Congreso local debido a la iniciativa que pretende reformar la Ley de la Auditoría Superior del Estado, y uno de los puntos más polémicos y que tiene “atorado” el dictamen es que la ASE ya no pueda dar una determinación técnica, sino que sean los diputados de la Comisión de Fiscalización quienes emitan una postura de aprobación o reprobación de las cuentas públicas de los municipios, del Gobierno del Estado, y de los órganos autónomos y descentralizados.

El pasado lunes, el tema de plano se atascó en la Comisión de Fiscalización, al empatar 3 votos a favor (de los morenistas Marco Antonio Zazueta, Marco César Almaral Rodríguez y Cecilia Covarrubias) y 3 en contra (la priista Ana Cecilia Moreno, el panista Jorge Iván Villalobos y de la morenista Beatriz Adriana Zárate). Por cierto, sigue habiendo mucho fuego amigo en Morena porque Doña Beatriz pudo haber inclinado la balanza a favor del dictamen, pero nuevamente demostró que se opone por completo a cualquier cosa que tenga aroma a Graciela Domínguez.

Veremos cuándo logra destrabarse este asunto. Se tiene que citar a otra reunión de la Comisión de Fiscalización, y será decisiva la presencia de la séptima integrante, Flora Miranda, quien se ausentó el lunes “por razones médicas”, y en todo caso sería el voto del desempate. Por lo pronto, el PRI asegura que Morena va para atrás “como los cangrejos” y esta reforma busca quitarle facultades a la ASE, para poder proteger a sus alcaldes de futuras revisiones y además para nuevamente convertir las cuentas públicas en una estrategia de revanchismo político. ¿Será?

No titubeó el gobernador Quirino Ordaz Coppel y aseveró que no tiene compromisos con nadie, esto a la hora de elegir a la futura directora del Instituto Sinaloense de las Mujeres, de entre las 20 aspirantes que se apuntaron.

Y es que aunque no quiso mencionar su nombre, lo cierto es que los rumores andan fuertes en el sentido de que la favorita sería la exdiputada y ex síndica procuradora de Culiacán, Sandra Lara Díaz, quien es cercana al mandatario estatal. No obstante, el gobernador fue enfático ayer al decir que en su decisión pesará más el desempeño social que la carrera política. Ya lo veremos.

Adelantó que la próxima semana podría estar enviando la propuesta al Congreso del estado, y por cierto, ayer el Colectivo de Mujeres Activas de Sinaloa advirtió que harán una “protesta de luto”, vestidas completamente de negro, si se imponen las “cuotas políticas” en la dirección del Ismujeres. Así que ya se viene lo bueno…

No hay que perder de vista a Mazatlán este miércoles, porque en el puerto estará reunido el Gabinete Nacional de Seguridad, y el objetivo es abordar específicamente temas relativos a Sinaloa, según dijo hace unos días el gobernador Quirino Ordaz.

Estarán presentes los secretarios de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño; el de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval; de Marina, Rafael Ojeda, así como personal del Centro Nacional de Inteligencia y de la Guardia Nacional. Y por razones obvias, también estarán autoridades estatales y municipales.

Siendo francos, en mejor momento no podía llegar este encuentro fundamental, pues en las últimas semanas se ha observado un recrudecimiento de los hechos de violencia en Sinaloa, y basta poner de ejemplos los ataques contra estudiantes de preparatorias, la balacera del miércoles de la semana pasada en Culiacán, los enfrentamientos en Guamúchil, entre otros. Hay mucho por atender, así que esperemos que los meros meros de seguridad federal no vengan solamente a tomarse la foto…

Una pequeña luz se asoma en el negro túnel del conflicto entre el sindicato de trabajadores del ayuntamiento de Guasave, el Stashag y la alcaldesa Aurelia Leal López. Algo pasó el día lunes que en cuestión de minutos, el dirigente sindical Alejandro Pimentel cambió el “pañuelo blanco” por “las armas” de nuevo, tuvo que ventilar a la opinión pública que tenía días buscando a la presidenta municipal con el afán de arreglar sus diferencias y para que por fin se dieran oportunidad de transitar a un diálogo.

Antes se culpabilizaba al extinto José Luis Guerrero Sánchez, de ser quien le “atizaba a la lumbre” a la alcaldesa, pues tenía tantos frentes abiertos que no se comprendía el por qué, pero a más de tres meses de su ausencia pareciera que nadie le quita lo combativa a la primera autoridad en Guasave. Eso sí, ayer, tras unas contradictorias publicaciones en las redes de Don Alejandro, ambas partes acordaron bajarle –un poco- a los ataques.

Al parecer también se abrió la puerta a las negociaciones y esperemos que haya buenas nuevas. Por supuesto que un alcalde debe tener mano dura pero sin duda que lo que más se agradece en los gobernantes es su don de conciliación. Se ganan más batallas con el diálogo que con las armas. Esperemos Doña Aurelia tenga esto bien presente… Así se las gastan. O peor… Comentarios: lineadirectaportal@rsn.com.mx

Comentarios