MIT, Pandemia y Sinaloa

Hace unos días, el científico  Youyang Gu, del Instituto Tecnológico de Masachusset,  presentó un modelo matemático predictivo, en donde para principios de septiembre Estados Unidos tendrá una mortalidad de 208, 694, México tendrá  132, 501 y Canadá en cambio 12,766.

Si amiga radioescucha, Canadá está y estará haciendo su tarea ¿Qué ha hecho diferente? Primero que nada su servicio de atención a la salud pública, uno de los mejores del mundo, segundo, tienen a un jefe de Estado que no politizó la pandemia y que confió en sus provincias, lo que acá son estados.

Trudeau, confío en sus gobernadores, no politizó, no se puso a grillar en medio de la pandemia y siempre fue claro en sus mensajes.

En cambio en Estados Unidos a la fecha con más de 100 mil muertes, pareciera que Donald Trump está dividiendo a la sociedad, originando bloqueos y marchas, para pasar por en medio. Aunque, con tanto odio que supura Norteamérica, si es qué en Dios Confían los güeros, tendrían que librarse de la peste de Trump.

Acá en México, el Presidente López Obrador ni cubre bocas se pone y hace giras, sin subir a Susana Distancia al convoy de Suburbans.

Acá en Sinaloa con la estadística actual, de 522 fallecidos por la pandemia, representa el 5% de los fallecidos a nivel nacional que era arriba de 10 mil muertos.

Si aplicáramos el modelo matemático del profesor del MIT a Sinaloa, para  septiembre, Dios no lo permita, si estuviésemos igual, sobre el los 132 mil que estiman, al 5% en Sinaloa,  hubiesen más de 5 mil fallecidos, ahora bien, ya se está por liberar actividades económicas y la movilidad en las ciudades podría aumentar, si el riesgo subiera a 7% Sinaloa pasaría a más de 9 mil muertes por la pandemia.

Cuando se está formado en política y sabes escuchar, además si usas cubre bocas y guardas distancia, como Justin Trudeau, tus decisiones serán las correctas.

En Estados Unidos, hubo cuatro Presidentes que condujeron su nación en tiempos muy difíciles:  Lincoln le tocó la guerra civil, los dos Rooselvelt, Teedy y Franklyn, I y II Guerra Mundial y Lyndon Jhonson, la lucha por los derechos civiles.

En sus biografías, tienen algo en común, aunque Lincoln y Jhonson venían de abajo y los Rooselvelt eran de familias poderosas, lo que les hizo salir adelante a los cuatro mandatarios fue algo que también está haciendo Trudeau: ser empáticos, saber escuchar y sabían que sus errores costaban vidas humanas, por eso fueron lo más prudentes y lo más sobrios en sus decisiones.

Y ser empáticos y escuchar no es “hacerte el caime bien”. Es saber ver el dolor de los demás y hacerlo propio, no subirte a la Suburban y decir en silencio: “Ahí te la echas”.

En esta pandemia, tanto Trump, al igual que nuestro Presidente, están  demostrando algo que repercutirá en el futuro de ambas naciones: ambos mandatarios politizaron la pandemia.

Trump y AMLO, a diferencia de Trudeau han demostrado que no confían en sus Gobernadores, la muestra más palpable es el pleito con los Gobernadores por la repartición de los ingresos y la supuesta confrontación que hay entre el Subsecretario de Salud, el Dr. López Gatell y la Dra. Claudia Sheinbaum, Jefa de Gobierno de la CDMX y en cuanto a Trump le sorraja todos los días a los gobernadores demócratas.

Y la pandemia sigue en medio de la  incertidumbre:

Amigas, amigos radioescuchas, por favor, quédense en casa, si tiene que salir a trabajar, cuídese mucho esto no ha terminado todavía y la verdad:

 ¡Que Dios nos Bendiga y nos proteja!

Comentarios