Manual Para No Llegar

Era una vez un  joven veracruzano que llegó a preguntar a un Reyes Heroles, dirigente del PRI que le dijo:

 ¿Don Jesús, como se llega a ser Gobernador?

El viejo maestro tuxpeño le respondió:

Mira, yo no se como se llega a ser gobernador, pero si se como no se llega. No se llega humillando, tratando mal a la gente, no se llega hablando mal de los demás y tampoco no se llega incumpliendo los acuerdos…

Obvio, eran otros tiempos, mucha gente ha llegado al poder, han llegado hablando mal de los demás, otros incumpliendo y otros aún humillando y aún así otros se carcajean de los demás y llegan.

Aclaro que todos los que llegaron humillando, incumpliendo, riéndose y hablando mal de los demás no sólo no lograron gobernar, han salido odiados y apestados de sus estados o municipios.

Ahora bien, debería de agregarse a ese manual desfasado:

-Descansa el poder en un solo operador, vuélvelo tu preferido ya sea tu amigo o familiar y que ese operador también maltrate y humille a tu equipo y beneficie a su familia… ¡Ah! Y deje rastro.

-Meter a todos tus familiares a la nómina o a los contratos, el tuyo y el de tus operadores políticos.

Eso sí quien busque el poder en una gubernatura o alcaldía y su hoja de vida es la de retacar de sus apellidos en el organigrama y en los contratos, creo que eso se expulgará con lupa, la hoja de vida de candidatos y de operadores de los candidatos.

También se podría anexar:

-Dile a todo mundo lo mismo. Ofréceles lo mismo. Diles exactamente lo que quieren escuchar y pídeles, todo, manda a tu familia o a tu operador preferido a pedir el dinero, lo único que estás haciendo es exhibiendo.

El nepotismo va a ser un tema en la siguiente lucha electoral, sobre todo en los municipios chicos donde todo se sabe más rápido, sin duda, candidat@s y sus equipos de campaña que lleguen con ese pecado a una justa electoral, sin duda será una pesada loza.

Reyes Heroles no llegó a ser Gobernador, pero está en la rotonda de los Mexicanos Ilustres y el joven sí llegó a Gobernar Veracruz, pero abusó de la “plenitud de su pinche poder” tal cual lo dijo… fue Fidel Herrera y fue quien heredó Veracruz a Javier Duarte el resto es historia.  Llegó al poder, pero Don Jesús nunca le dijo como se gobernaba.

Sinaloa está en el punto de inflexión o se resetea, reinicia y se va para arriba o se va a perder toda oportunidad de mejorar la calidad de vida de los sinaloenses.  

Comentarios

sem, leo. quis mi, ipsum pulvinar justo dolor neque. et, elementum