Los videos II

En nuestra colaboraicòn la mañana de ayer jueves en Lìnea Directa Primera Emisión, al abordar el tema de los videos supuestamente filtrados del caso de Emilio Lozoya cerramos nuestro comentario con estos dos párrafos:

“Hemos sostenido siempre que la decencia del político no está en función de los colores y las siglas del partido en que milite o que lo haya llevado a una posición de gobierno. Sinvergüenzas hay en todos los partidos y con todas las ideologías”.

“La honestidad no es una patente exclusiva de un partido, ni la corrupción la obligada característica de los militantes de otro”.

Eso fue horas antes de que se hiciera público un nuevo video en el que se involucra a un hermano del presidente Andrès Manuel Lòpez Obrador y a un alto funcionario de su gobierno y prospecto a hacerse cargo de la delicada responsabilidad de evitar la corrupciòn en el proceso de compra de medicamentos.

En este último aparecen ambos personajes recibiendo uno y entregando otro una fuerte suma de dinero, que nunca se ve pero del que se habla, clandestinamente para el apoyo al proyecto político del ahora mandatario.

La clandestinidad mueve a sospechas. Asì se juntan los forajidos para planear sus fechorías y para repartirse el botìn. Igual que lo han hecho los anteriores.

La reacción del Presidente hoy viernes en la conferencia mañanera fue la esperada. Contraatacò para beneplácito de sus seguidores, y asumió una postura de disponibilidad ante las autoridades y asumió el copromiso de ir hasta las últimas consecuencias contra la corrupción, asì sea que ello implique ir contra amigos, compadres o familiares.

Sin embargo marcò distancia al establecer que este caso en el que se ve involucrado su consanguíneo es muy diferente a los otros en los que los actores son sus opositores, no solo por la cuantìa del botìn, sino por el origen de los recursos y los fines que con estos se perseguían.

Son dos varas para medir hechos similares que elementalmente mueve a la sospecha de corrupción.

Debemos estar atentos al desarrollo de todo este asunto, porque en medio de la emergencia sanitaria y económica por la que el país atraviesa, parece se están conjugando todos los elementos para una seria crisis política, lo que sería de fatales consecuencias.

Comentarios