¿LÓGICA?

Siempre he dicho que la lógica no existe en el beisbol, que si esto fuera así, por supuesto que muchos resultados en los encuentros del pasatiempo rey no se hubieran dado. No quisiera referirme a ninguno de ellos, pero si le echamos un poco de memoria a la historia que siempre este maravilloso deporte nos ha brindado o bien ofrecido, cada día nos convencemos más por alguna razón, que el día de hoy inician las semifinales de esta complicada temporada, como ejemplo:

Los Naranjeros de Hermosillo reciben en su flamante escenario beisbolero a los sorprendentes Sultanes de Monterrey, y que dejar guiarnos por esa disque lógica, es que los 16 veces campeones no tendrían problemas para despachar a los Sultanes, pero, oh así pensábamos de los emplumados Águilas de Mexicali, y es que de manera definitiva, por siempre es tan formidable el jueguito este que no siempre el más poderoso en resultados, nos referimos es el que tiene que salir ganador, Monterrey tiene todo que ganar y nada absolutamente que perder, y bajo esa premisa esta confrontación con todo y los blasones de los capitalinos sonorenses, pudiéramos decir que arrollarían a los regiomontanos, y como siempre decimos, en este tipo de confrontaciones es un gran avance el resultado del primer juego que al cierre de este espacio, que aunque no ha dicho Hermosillo quien sube a la loma, es fácil entender que puede ser el tabasqueño Juan Pablo Oramas, y por los regios el del lugar es Édgar González, que si esto se va a 7 juegos, pudieran, ¿por qué no pensar? que hasta en 3 ocasiones pudieran saltar al centro del diamante. No nos atrevemos a apostar por la suerte de nadie, y según ayer comentaba “El Guapo” Héctor Meza, la ausencia de Rodolfo Amador fue con permiso de los Naranjeros, dizque fue a recoger su automóvil a Los Mochis, pero llevar a un tercera base como refuerzo, ahí como que no nos cae el veinte. Ahí si que si fue de esa manera, nos da gusto por el famoso “Tornillín”, de lo contrario pudiera haber alguna sanción, que ojo, también puede decirse que sí fue como originalmente comentamos, se aplaude la vergüenza profesional de Amador, que al sentir no ayudar, pues puso pies en polvorosa…

La otra serie de los Yaquis versus campeones defensores Tomateros de Culiacán, tiene tintes casi de clásico entre estas dos organizaciones, todo indicaría por números de temporada regular, que pudiera darse el caso de una serie final cien por ciento sonorense, y es que desde hace muchos años en el circuito desde los viejos tiempos de liga invernal de Sonora, los agarrones de Hermosillo y Yaquis, es tomado con mucha rivalidad, y si fuera por el título, pues lástima Margarito porque en ninguno de los dos inmuebles, muy modernos por cierto, habría público por lo de la odiosa pandemia, pero el caso que nos ocupa en este momento, es la visita al estadio de Obregón de los Tomateros, y como hemos plasmado una y otra vez, los guindas saben jugar bajo este tipo de presiones. El estar en estas instancias no es obra de la casualidad de los sinaloenses que tienen dividido al estado, unos sí a favor de nuestros representantes, otros no lo están, y esto por la psicología que les aplica el controvertido manager Benjamín Gil, que lo podrían calificar de todo menos de ser mediocre como manager. Los resultados están ahí a la vista, va por su cuarto título como timonel y eso no lo ha hecho cualquier manager, pero de que es la confrontación, claro, a nuestro juicio el más parejo, insisto, en apariencia, donde el que mandará será el pitcheo. Intuimos que por los culiacanenses pudiera estar el nicaragüense Juan Carlos Ramírez, que quizá no sea tan sinónimo de triunfo, pero de que se trata de una buena carta, del otro lado, ni imaginamos a quién le pudiera dar la pelota el “Güero” Sergio Omar, por aquello de que al brasileño André Rienzo no le han salido para nada bien sus actuaciones de postemporada, pero de que irá con una de sus mejores cartas, ni duda cabe.

Aquí, a un jugador que de pronto se le apagó la magia es al mochitense Sebastián Valle, que tuvo solamente un chispazo frente a Charros, pero no cabe tampoco la duda de que es un bateador de estas instancias, aquí ya no hay tiempo para reponerse, estas series de 7 como máximo quien gane 4, estará en la final, el que se lleve de los 4 sobrevivientes, 8 triunfos más, será el representante de LMP en la Serie del Caribe en el paradisiaco Mazatlán. Los Tomateros con la inclusión de Jesse Castillo, ha logrado presentar desde hoy un line up que quizá no tenga punto de reposo, claro, los de enfrente, en este caso Obregón, con la llegada de Dariel Álvarez, tampoco es enchílame otra gorda, insisto, es de pronóstico reservado el favorito de esta semifinal, ahora sí que tan cerca y tan lejos están Obregón y Culiacán.

En la República Dominicana el día de ayer a eso como de las 4:00 de la tarde, tiempo del Pacífico, se puso en marcha la final del beisbol de ese país. La corona se cayó de las sienes de los Toros del Este, de esta confrontación entre Gigantes del Cibao y Águilas Cibaeñas, surgirá el nuevo campeón. Las Águilas van en pos de su título 22 de su historia, que con ello, en caso de lograrlo estaría empatando en el primer lugar de todos los tiempos, a los emblemáticos Tigres de Licey con más títulos alcanzados. Para esta serie final, ambos clubes seleccionaron a par de refuerzos, esta serie final es de 7 juegos como máximo y el que gane 4 pues será el nuevo campeón. Tendrán tiempo más que suficiente para cuando inicie la internacional Serie del Caribe a partir del 30 de este mes de enero. Los Gigantes dispusieron de las Estrellas Orientales en 6 juegos, mientras que las Águilas se tuvieron que ir al máximo, dejando fuera al campeón de la temporada pasada: los Toros del Este.

Comentarios