Llamado a la solidaridad

El gobernador, Quirino Ordaz Coppel, hizo un llamado a los partidos políticos a que se solidaricen con los ciudadanos en esta situación de emergencia y donen cuando menos el 50 porciento de su financiamiento público para mitigar la crisis sanitaria y económica generada por el Coronavirus.

La respuesta hasta ahora ha sido ambigua, de reproche al gobierno y hasta de cuestionamientos a su procedencia legal.

Los partidos políticos en Sinaloa recibirán de financiamiento público este 2020 más de 125 millones de pesos. Además se le debe sumar a este presupuesto el dinero que reciben de parte de los ayuntamientos en función de la cantidad de regidores que tienen, en una absoluta aberración y descaro para saquear las finanzas públicas de esas instancias de gobierno en permanente crisis.

La distribución de este dinero público, o sea, que todos aportamos vía impuestos, se hará de la siguiente manera: Morena recibirá 48 millones 455 mil pesos, el PRI 32 millones 514 mil pesos, el PAN 18 millones 955 pesos, el PAS 14 millones 433 mil pesos y el PT 11 millones 250 mil pesos.

Creo que se debe mantener el financiamiento público a los partidos políticos, pero de manera más moderada. Y en este momento de emergencia enviarían una muy buena señal desprendiéndose de parte de éste para ayudar en la crisis.

El dinero es un factor, importante si se quiere, para ganarse el voto ciudadano, pero no lo es todo.

Respecto al dinero y el voto, van los siguientes datos: En el 2018 en Sinaloa el PRI recibió financiamiento público por el orden de los 44.3 millones de pesos, el PAN 24.7 millones de pesos y el PRD 9.1 millones de pesos. El PRI sufrió la peor derrota de su historia en el estado, el PAN quedó el tercer lugar y el PRD no alcanzo ni tan siquiera el porcentaje requerido para mantener el registro.

En cambio Morena, que tuvo en el estado solo 10.9 millones de pesos de financiamiento público, ganó casi todo.

El gran problema de los partidos para convencer a la gente no es tanto de pesos y centavos, sino del desprestigio que arrastran.

Pueden trabajar en ser más transparentes, congruentes, menos voraces y en ofertar candidatos con trayectoria limpia que resulten atractivos al votante.

Es difícil que cedan parte del dinero asignado. Nadie los puede obligar de acuerdo a la ley, por cierto la ley que ellos mismos han hecho a conveniencia.

Sería cuestión de que se les convenciera y aceptaran voluntariamente. Pero como bien dice la sabiduría popular: ¿Cuándo se ha visto que a un cochino se le quite una mazorca a súplicas?

En 280 caracteres. A nivel nacional Morena convoca a donar 50 porciento de su financiamiento de este año a los partidos políticos. Si no fuera esto una farsa, el líder nacional de ese partido habla con sus colegas, se ponen de acuerdo y lo anuncian todos en una conferencia conjunta. Ah no, tiene que ser mediático, para sacar raja política ante la desgracia.

Comentarios