¿Le pega el COVID al 2021?

Es ya algo sabido por todos que el COVID-19 impactará en prácticamente todos los ámbitos y dimensiones de la vida humana. En Sinaloa, una más de las consecuencias de esta pandemia es que podría retrasarse el inicio del proceso electoral del 2021.

La presidenta de la Mesa Directiva del Congreso de Sinaloa, Gloria Himelda Félix Niebla, explicó que la ley establece que la convocatoria para los comicios locales debe emitirse por parte del Legislativo durante la primera quincena de septiembre, sin embargo, están preparando una reforma para poder emitirla hasta diciembre, y que así, iniciando el 2021 el Instituto Electoral del Estado de Sinaloa pueda desarrollar su programa de organización de las votaciones.

Félix Niebla mencionó que la pandemia afectó el desarrollo normal legislativo y ello los obliga a tomar esta decisión ya que el IEES tiene la responsabilidad de hacer todo un trabajo previo a los comicios del 2021, como son la instalación de los consejos distritales y municipales, así como el proceso de capacitación de los ciudadanos participantes.

Al parecer hay consenso en la Jucopo y este “atraso” sería aprobado en la sesión del Pleno programada para junio. ¿Podría significar afectaciones en los comicios del próximo año? Los partidos dicen que no y que los tiempos alcanzarán “perfectamente”. Ya lo veremos…

Con una inversión de 14 millones de pesos, el Gobierno de Sinaloa inició este lunes con un plan emergente de alimentación, con el objetivo de dotar de despensas a las familias más desprotegidas en el marco de esta pandemia, que ha dejado serias afectaciones económicas y hasta ha provocado la pérdida de miles de empleos.

El gobernador Quirino Ordaz Coppel precisó que el recurso se tomó de los ahorros alcanzados por la administración estatal, y con el plan emergente alimenticio se beneficiarán a 40 mil familias al mes con un costo por cada una de las despensas de 350 pesos, las cuales se entregarán lo que dure la contingencia.

Bien por este programa lanzado por el gobierno estatal. Por cierto, ayer Quirino Ordaz abordó el tema de la reactivación económica en Sinaloa e insistió en que será gradual y no podrá realizarse antes del 1 de junio. Eso sí, confió en que para el verano la situación esté más tranquila y los hoteles, especialmente en Mazatlán, ya puedan estar operando, pues sostienen el 60% de la economía del puerto y ahorita están pasando las de Caín para ‘sobrevivir’…

Hablando de reactivaciones, el alcalde de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro, informó a fines de la semana pasada que tomaron la decisión de que el sector de la construcción regresara a la actividad, siempre y cuando se respeten de manera escrupulosa todas medidas preventivas para evitar la propagación del COVID-19.

Estrada Ferreiro señaló que tomaron esta decisión debido a que una gran parte de trabajadores de este rubro viven al día y necesitan trabajar para sacar adelante a su familia durante esta pandemia, no obstante, enfatizó que aquellas empresas que no cumplan con las medidas de prevención, serán cerradas sin duda alguna.

Y los constructores, por obvias razones, se mostraron más que contentos. El presidente de la CMIC en Culiacán, José Ángel Carrillo Duarte, aplaudió esta medida que tomó el presidente municipal y recordó que la construcción es una actividad multiplicadora para la economía, pues de ella se nutren otras 37 ramas como la electricidad, plomería, refaccionarias, cementeras, vidrio, aluminio y acero. Otra noticia buena en medio de un complicado panorama…

Por el lado contrario, ayer el Gobernador ofreció otro aviso,y ese sí seguro que no le gustó nadita a muchos ciudadanos: la llamada Ley Seca no se quitará todavía, y persistirá la restricción de venta de bebidas alcohólicas en el estado, que ya casi cumple un mes desde que se implementó (el pasado 13 de abril).

En días pasados, Quirino Ordaz Coppel había dicho que pasando el 10 de mayo, se iba a poder “platicar” el tema de quitar la Ley Seca, y los ciudadanos estaban esperando un aviso al respecto, pero ya dejó en claro el mandatario que todavía habrá que esperar. Y creemos que es la mejor decisión.

Todavía estamos en la etapa máxima de contagios, no hay que bajar la guardia, y quitar la restricción de la venta de bebidas alcohólicas solo propiciaría que se hicieran fiestas y reuniones. Así que a aguantar un poquito más. Que si los sinaloenses ya soportaron un mes de “sequía”, unos cuantos días más serán cosa de nada. ¿No lo cree? Así se las gastan. O peor… Comentarios: lineadirectaportal@rsn.com.mx

Comentarios

eget venenatis, Aenean Aliquam et, commodo elit. neque. non