¿Le harán caso?

Culiacán del caos vial, los retenes, baches y topes, Sinaloa, 22 de abril 2019. Luego de las denuncias de los desalojos del Infonavit en Sinaloa, en complicidad con bancos e inmobiliarias, que se le hicieron llegar al presidente López Obrador, éste reiteró su propuesta al Instituto de marras, para “evitar los abusos que se cometían […]

Jorge Guillermo Cano, inició en La Voz de Sinaloa (1969); ha sido reportero y columnista en publicaciones locales y nacionales. Cuenta con Doctorado en Ciencias Sociales.

Culiacán del caos vial, los retenes, baches y topes, Sinaloa, 22 de abril 2019. Luego de las denuncias de los desalojos del Infonavit en Sinaloa, en complicidad con bancos e inmobiliarias, que se le hicieron llegar al presidente López Obrador, éste reiteró su propuesta al Instituto de marras, para “evitar los abusos que se cometían en pasada administraciones”, de que “cesen los desalojos a los trabajadores que, por alguna razón económica o social, por desempleo, pobreza no hayan podido ponerse al corriente en los pagos de sus viviendas”.

Ya AMLO lo había dicho anteriormente y ningún caso le hicieron las autoridades del Infonavit, los criminales desalojos siguieron con total impunidad y hasta con personal armado, oficial y no oficial, ante la pasividad del gobierno federal.

PARECE QUE DE ALGO SIRVIÓ

Esta vez, habiendo visto las publicaciones de “Vértice de Sinaloa”, y de “Voces del periodista”, de la Ciudad de México (se le hicieron llegar y, en efecto, las vio) que no dejan lugar a dudas, que ponen en evidencia los abusos y la complicidad del Infonavit con inmobiliarias y bancos, el presidente aseguró que “no se cometerá ninguna injusticia más” y dio instrucciones a la representación gubernamental ante el Consejo de Administración del Instituto de que “se ofrezcan nuevas opciones para regularizar el pago del crédito”.

Esa propuesta también ya se había hecho y no tuvo resultados, el Infonavit siguió haciendo trampas a los derechohabientes, ocultando información y manipulando plazos a su antojo, promoviendo en la práctica a despachos de cobranzas con los cuales el Infonavit tenía o tiene tratos.

Esa política, dijo AMLO, “era (¿es?) una política muy irregular que daba pie a ventajas excesivas y abusos. Ahora se propondrá plantear nuevos esquemas de reestructuración de créditos a los trabajadores”.

Pues bien, vamos a ver si ahora sí le hacen caso.

LA INCIVILIDAD, VIENTO EN POPA

La incivilidad rampante en Culiacán, sin control alguno a la vista ante la carencia de capacidad y visión de las autoridades, incluidas las educativas (que se manejan en la pretensión de exención ante una problemática que se quiere hacer recaer solamente en la logística policiaca) es caldo de cultivo de la violencia circunstancial y la premeditada.

Es evidente la insensibilidad y la limitada percepción, cuando no la plena ignorancia, de improvisados y negligentes “responsables” de esto y aquello que no ven más allá de sus rondas del relumbrón.

En el plano anecdótico, y terrenal como menor, acaso, recordamos la “cero tolerancia” que ha sido figuración y declaración vana de varios presidentes municipales. No han podido, no han querido o las dos cosas.

Y tampoco sería panacea, por cierto, pero al menos intento recuperable ante la insania que vivimos.

El desgarriate incivil está a la orden del día, las 24 horas, ante la mirada impotente y concesiva (incluso cómplice) de los “agentes del orden”.

Pero, en obvio, no es mero asunto de orden. También es de cultura, de educación, de valores, de promoción de la necesaria convivencia para la subsistencia humana.

Es materia que requiere de atención corresponsable, con sentido realista, a más de conocimiento, capacidad, imaginación y voluntad.

¿Y en ese complejo requerimiento encajan nuestras actuales flamantes autoridades, las citadinas y las educativas del estado y del municipio?

Evidentemente, no. 

EN EL TINTERO

-De enero a marzo de este año, 8 mil 737 homicidios se registraron en México. Ha sido el trimestre más violento de nuestra historia. Que las cosas van a mejorar, dice el presidente. Ojalá, pero no va a ser con platos de lengua.

– “Lo que diga mi dedito”, es la frase con que AMLO ¿responde? todo lo que no quiere o no puede responder. Si se trata de Trump, la evasión es penosa.

-Finalizado el asueto de la semana santa (aunque sigue en el ámbito educativo por otros cinco días hábiles) se agudiza el reverendo desmadre citadino, aumentado con los retenes anti constitucionales que la “cuarta” nos ha recetado.

-Hasta ayer, 18 accidentes fatales en Sinaloa. El recuento final de la semana, incluidos homicidios dolosos, se tendrá hoy o mañana.

-Ayer, en Sri Lanka, en atentados a cuatro hoteles de lujo y tres iglesias católicas que celebraban la Pascua, hubo 207 muertos y más de 450 heridos (puede aumentar). Así vamos en este mundo descompuesto casi al extremo.

-Esta columna aparece en “Vértice de Sinaloa” (verticedesinaloa.net); Línea Directa (https://www.lineadirectaportal.com); Didáktica (http://www.didaktica.com); Sitio Telles (http://www.jorgeluistelles.com); Síntesis de prensa, de Héctor Muñoz, y en “Voces del Periodista”, revista del club de periodistas de México (vocesdelperiodista.com.mx). ([email protected]).

Comentarios