Largo receso

En este ya prolongado receso de toda actividad deportiva, y específicamente en todos los niveles del béisbol, vaya que algunos clubes de Grandes Ligas se las verán no sé si negras o azules o quizá blancos, pero situaciones como los clubes de la llamada ciudad de los vientos Chicago, como por ejemplo.

Los Medias Blancas de Chicago al momento es el equipo más afectado ya que están tratando de reconstruir el conjunto que ha batallado los últimos años, es más, desde que fuera dejado al margen tras de ser campeón Ozzie Guillén luego de una muy larga sequía, los patipalidos no han podido para nada ser protagonistas.

Este año, los ejecutivos abrieron la chequera, no muy frecuente lo hacen, pero añadieron al plantel a tipos como el cubano receptor Yasmani Grandal, con un contrato de 4 años y 73 millones de dólares; al lanzador zurdo Dallas Keuchel tras de su breve y no fructífero paso con los Bravos de Atlanta, al ex astro de Houston le dieron contrato por 3 años y 55.5 millones de los verdes; dieron extensión de contrato al cubano primera base José Abreu por 3 años más y 50 millones de dólares; igualmente extendieron el contrato de Tim Anderson, Yoan Moncada y Eloy Jiménez. Moncada si bien es cierto este año solo ganará 1.8 millones, pero para el 2021 cobraría 6.8 millones, y Tim Anderson se iría hasta 7.2 millones de dólares, lo curiosos es que esos contratos se tienen que cumplir a lo estipulado y pagarán sin jugar, lo que significará una notable pérdida económica.

El otro huésped de la ciudad de Chicago, los populares Cachorros, igualmente estarán desembolsando cantidades importantes y en época de sequía de ingresos, elementos valiosos como Krys Bryant, que tras algunos jaloneos firmó contrato oneroso; igualmente el excelente primera base Anthony Rizzo, el afamado mago Javier Báez y el receptor venezolano Wilson Contreras, todos con contratos millonarios a largo plazo, cierto, esta temporada llega a su fin el compromiso con el zurdo Jon Lester que llegara de los Medias Rojas de Boston con contrato de 6 temporadas y 155 millones de dólares, pero igualmente le restan 3 temporadas más a Jayson Heyward y 65 millones, que yo no sé si realmente valga tantos verdes este moreno jardinero; 59 al japonés Yu Darvish, que ha resultado un fracaso de Theo Epstein en su firma proveniente de los Dodgers de Los Ángeles, al nipón le faltan aún por cumplirle con 59 millones, más 43.5 al también lanzador derecho Kyle Hendricks.

La oficina del alto comisionado de Grandes Ligas no ha dicho nada al respecto del caso comprobado de robo de señales de los Medias Rojas de Boston, en días pasados habían confirmado el que era ya comprobado el disque delito y que no estaban aún por el asunto este de la paralización de la actividad del béisbol para decir cuál será la sanción sino hasta posterior a la fecha del anuncio, han pasado varios días, sin embargo, no sale el famoso humo blanco de la oficina del señor alto comisionado.

En el corazón de los aficionados de los Dodgers que ven lejana la posibilidad de que Fernando Valenzuela, el último gran ídolo de la fanaticada mexicana, de que pudiera ingresar vía votación al Salón de la Fama del beisbol mundial, buscan la posibilidad de que al menos al gran toro se le retire el emblemático número 34, el mismo que en lapso de días 3 lanzadores que portaron el mismo número lanzaron juegos in hit ni carrera como Dave Stewart, Nolan Ryan y el mismísimo Fernando, aunque se aclara que aún no hay jugador de los esquivadores que porte tan querido número 34, ojala ya que en días pasados los Dodgers lo nombraron como el jugador más destacado de su época.

Ayer que comentábamos de los jugadores de doble nacionalidad, que por cierto abundan en los campeones Acereros de Monclova, pues ayer dieron de alta a otro más a su nómina, el californiano Russel Gallardo, nos viene a la memoria un par de peloteros, estos sí autorizados por el circuito de la Liga Mexicana del Pacífico para los Algodoneros de Guasave y que no reportaron, ambos son lanzadores y curiosamente con los Acereros, decíamos que desconocíamos el que si finalmente reportarían a los blanquiazules, si fuera así no habría duda que cambiaría radicalmente la cara de la franquicia, estamos hablando de Adam Quintana, lanzador derecho de 28 años de edad, igualmente el zurdo Geno Encina, próximo a cumplir 26 años de edad, sería fantástico el poder contar con este par de mexicoamericanos y más por la notable escases de zurdos en el bullpen y Encina vendría como anillo al dedo, de esto en cuanto esté en disponibilidad el gerente deportivo lo confirmaremos y le platicaremos.

Buena observación nos hizo el amigo Gilberto Bórquez Ibarra, el buen zurdo hacia comentarios que se nos escapó de momento el nombre del histórico Matías Carrillo García en la historia de los 65 años de los Tigres, claro como le dije, hablar de los que fueron en verdad inmortales del club es llevarnos cuartillas y más cuartillas, pero Matías sí que es harina de otro costal, el mismo que debutara tras salir de la desaparecida academia de Pasteje con los Petroleros de Poza Rica, para que en su segundo año de profesional llegara a los Tigres con quien escribiera historias más que brillantes e incluso como manager también fue campeón.

Comentarios

ut elementum venenatis, risus. vulputate, ut consectetur