La teoría

Por siempre hemos dicho que en el beisbol un equipo gana cuando haga más carreras que el otro, porque, hay mucha ocasiones que un club gana con solo un imparable cuando el oponente dispara hasta 10 o 12 imparables, esto es lo lógico me diría usted con toda la razón del mundo, pero resulta y resalta que nunca habíamos visto un derby de cuadrangulares tan espectacular como el del pasado lunes, debemos de reconocer que el que puso el espectáculo sin duda fue  Vladimir Guerrero Jr., pero también tenemos que aceptar que el impuso la sobriedad y efectividad para utilizar los tiempos de receso fue el triunfador Pete Alonso, histórico el que se enfrentarán en la final dos novatos en Grandes Ligas, pero, resulta también aquí contrario a la teoría inicial, no ganó el que disparó más pelotas fuera del estadio, más de 90 nos resulta una barbaridad, pero creo que los miles y miles de aficionados congregados en el estadio de Cleveland incluidos los jugadores ahí presentes salieron muy satisfechos por lo vivido en esa exhibición de fuegos pirotécnicos, Guerrero Jr., tiene de que sentirse orgulloso y Alonso con un millón de dólares en el bolsillo aún más.

Con referencia a la voladora de la pelota no ayer sino en toda la  temporada, Justin Verlander hizo fuertes declaraciones respecto a la pelota utilizada en grandes ligas, el estelar de los Astros de Houston tronó con una acusación diríamos temeraria de la cual está al cien por ciento seguro de que dice, el veterano de 36 años afirma que la pelota está alterada, esto es con el fin de aumentar la producción, y creemos que todo lo dice por ser en el momento el lanzador al que le han dado más cuadrangulares, (26) esta temporada, el récord de home runs disparado por todos los clubes en una campaña son 6,105 y  en esta edición a media taste se han conectado 3,691 y tomando la proyección al respecto de ello pudieran terminar el calendario con 6.668 y es cuando muchos se preguntara, ¿tendrá razón Justin en su aseveración?

Rob Manfred ordenó en el año del 2015 una investigación respecto a lo voladora de la pelota, el dictamen final y conclusión fue de que las pelotas se desempeñaban de forma diferente, pero sin dar razón alguna al respecto, grandes ligas compro la fábrica de pelotas Rawlings proveedora de  las grandes ligas de la pelota oficial, Verlander dijo de manera categoría pues que estaba seguro al cien por ciento que las pelotas eran inyectadas o alteradas que al fin y al cabo era lo mismo, solo falta ver si el alto comisionado no pudiera tomar represalias por tan serias acusaciones del lanzador estrella de los Astros de Houston y coartar el sagrado derecho de expresión.

Debutó con los Leones de Yucatán un joven lanzador de 19 años de edad con buenos resultados momentáneos, no ganó no perdió pero se fajó 5 entradas en blanco ante los Generales de Durango, su nombre, Jonás Garibay Gaucin, anteriormente estaba haciendo lo mismo en la Liga Norte de México con los Rojos de Caborca donde dejó números entre azul y buenas noches de 1 y 4 en el renglón de los ganados y perdidos con una efectividad de 3.97 en 34 entradas de trabajo, resulta que este joven lanzador es hijo de un relevista de hace muchas temporadas viniera a los Naranjeros de Hermosillo de nombre Salvador Garibay a este jalisciense le apodan el “pico chulo” que más que buen relevista lo distinguió como un excelente sobador de lesiones, con eso se ganó la amistad del entonces intimidante relevista stoper David Cárdenas Cortez conocido como “el chile” Cortes de los Naranjeros a quien lo convirtiera en el masajista personal e incluso, lo retiro de los diamantes para estar cerca de él, actualmente el ex lanzador de grandes ligas es el hombre fuerte de los Leones de Yucatán.

Nos da mucho gusto el ver cómo se atreven sobre todo en estos tiempos de mucha invasión de extranjeros incluidos los de doble nacionalidad salgan jóvenes ansiosos de demostrar que se les debe de tomar en cuenta para demostrar que pueden competir con cualquier ser terrestre, bien por Leones de Yucatán en impulsar a jóvenes talentos, luego nos quejamos de que son muchos los que van a EEUU y pocos los que se quedan.

Nos quedamos de una cuando nos enteramos de que el jefe de prensa de los Algodoneros de Guasave Fausto Daniel Castro había dimitido de su puesto al que recientemente había asignado, las razones las desconocemos pero respetamos su decisión, como luego dicen en el lenguaje coloquial, nadie sabe lo que tiene la olla sino el que lo está batiendo, vendrán mejores tiempos para Fausto que incluso dejó su trabajo de narrador oficial de los Tecolotes de los dos Laredos en Liga Mexicana de Beisbol para asumir temporalmente ese puesto.

Comentarios

libero ut dolor. commodo vulputate, ultricies sed lectus