La primera buena para maiceros

Este día en su conferencia mañanera el Presidente Andrés Manuel López Obrador dio la primera buena noticia a los agricultores sinaloenses, particularmente a los maiceros, desde que está en el cargo.

Anunció un precio de garantía de 4 mil 150 pesos la tonelada para el maíz, para aquellos productores de hasta 50 hectáreas o con una cosecha de hasta 600 toneladas.

Es mucho más realista esta medida que la que se dio a conocer hace un año, y que prácticamente dejaba por fuera a la agricultura comercial.

Esto es lo que más se acerca a las pretensiones que habrían manifestado líderes agrícolas del estado, y estaría beneficiando a la gran mayoría de los productores, que en superficie y producción se ubican en el rango favorecido.

Se sigue privilegiando a los agricultores precarios, aquellos con muy bajos rendimientos y poca superficie, que incluso se ubican muchos en la agricultura de subsistencia.

A ellos se les pagará 5 mil 610 pesos por tonelada del cereal, con un apoyo adicional de 150 pesos por concepto de transporte, lo que hace un total de 5 mil 760 pesos por tonelada.

Nadie puede estar en contra de que el gobierno sea solidario con ellos, pero no a costa del sacrificio de aquellos que tienen la responsabilidad de producir y practican la agricultura comercial.

Si bien todo esto es una buena noticia, no es suficiente y en cambio se requieren medidas adicionales, como la certeza jurídica al productor de que en caso de que haya incumplimiento del contrato por parte del comprador de la cosecha, se puede proceder de inmediato en su contra.

Ahí tenemos aún casos muy lamentables como el de los trigueros y maiceros del norte de Sinaloa que tras meses de lucha no han conseguido que a quien le entregaron su cosecha se les pague.

Tengo la seguridad de que el agricultor sinaloense no quiere que el gobierno les regale nada. Lo que han pedido desde hace mucho es un trato justo y digno, reglas claras que les permitan seguir haciendo lo que saben: hacer producir la tierra.

También, que se implemente una política económica que les otorgue certidumbre en la comercialización en las condiciones de competencia y globalización actuales.

Creo que hoy con el anuncio presidencial se da un paso importante en ese sentido. Ojalá las condiciones políticas y económicas permiten seguir avanzando.

Comentarios

Sed sed accumsan massa diam mi,