La prensa en el rejuego

Culiacán del caos irremediable, 13 de febrero 2020. Las relaciones prensa-poder público-poder privado, debieran ser redimensionadas en el México del cambio figurado para poder entender el contexto cuasi surrealista, pero dramáticamente real, que priva actualmente.

En los estados (la provincia, les gusta decir a muchos ex defeños) el esquema relacional prensa-poder continúa prácticamente inalterable, lo mismo que las figuraciones de “pragmáticos” en cuanto a los alcances reales de los medios.

Pero, en estricto, en ese como en muchos otros rubros, la diferencia con la metrópoli es de matiz, de formas especiales, niveles de trato y estilos. Acaso los naturales desniveles centro-periferia explicarían las relativas discrepancias.

Para las grandes empresas de la comunicación, la información es una mercancía más en el circuito del mercado y, en obvio, la capacidad de penetración, audiencia y circulación, los referentes de la presencia, siguen siendo sumamente estimables: significan poder, así sea subordinado frente a las determinaciones mayores de gobiernos y dineros poderosos.

LO ESENCIAL, A SEGUNDO PLANO

Pero la información, o lo que así se presenta en la óptica de la gran empresa editorial, actualmente es más que una mercancía: es la fuente de los grandes negocios que hacen innecesario el éxito editorial.

En ese contexto, en México y en Sinaloa, la prensa marginal, independiente, precaria, incluso, pero necesaria para la verdadera promoción de la diversidad y la democracia, está al borde de la inanición. No hay condiciones para su supervivencia.

Por lo demás, México es ya el país más peligroso del mundo para ejercer el periodismo (desde luego, no para todos).

(Se aborda el tema, no es la primera vez, a petición de un asiduo lector: Manuel Arredondo).

EL HECHO ES QUE NO SE VA

AMLO asegura que, en 14 meses de su gobierno, se ha podido erradicar la corrupción, aunque la acota a “los altos niveles de gobierno”. Ello ha sido posible, explica el presidente de la República, “gracias al ejemplo que sugobiernomantiene”.

La necesidad de erradicar la corrupción se seguirá mencionando, dijo AMLO, todos los días, aunque lo critiquen (de hecho esa intención prácticamente nadie la descalifica) “como una estrategia para estigmatizar a los corruptos”.

Repite el primer mandatario que “empezamos limpiando el gobierno desde arriba” y que, de nuevo, cada vez, se “va a erradicar la corrupción en todos los niveles de gobierno”, lo que motica el aplauso de cualquier auditorio.

La intención, tantas veces reiterada, es sin duda encomiable, pero no podemos ocultar el hecho de que la corrupción sigue entronizada, sin sombra de duda, prácticamente en todos los espacios de la vida nacional.

MÁS ALLÁ DEL CAOS

En Culiacán, un carísimo IMPLAN sigue imaginando, y medio armando, obras cuasi suntuarias, desde luego no prioritarias, mientras la ciudad se debate en el caos y el desgarriate generalizado.

La premodernidad está en todas partes, a contracorriente de las acostumbradas cuanto inútiles declaraciones bien vestidas. Los referentes, múltiples, a la vista y sin remedio.

Como se sabe, las incapacidades y falta de visión frenan cualquier intento de modernidad real.

Sólo como botones: el tránsito citadino por rúas sin señales ni alguien que agilite lo conducente; calles sin letrero alguno que digan cuáles son, ni números; sin banquetas, ni camellones; el transporte urbano a la deriva, sin paraderos que se respeten, poniendo en riesgo constante a los usuarios. En suma: un verdadero desmadre, literalmente.

Que opinemos los ciudadanos, dijeron no hace mucho en publicidad bien vestida. Que se pongan a trabajar y devenguen lo que ganan, primera y simple opinión.

EN EL TINTERO

-En abril próximo habrá cuatro (de once) nuevos consejeros en el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE). Se anticipa una alianza entre Morena, PT, PES y PVEM para impulsar a personajes afines a la “cuarta transformación”, lo que sin duda se logrará, cambiando la actual correlación de fuerzas en el máximo órgano electoral del país (ya tienen uno y sumaran cinco con los cambios). Lo que sigue, ya se verá.

-Seguirán saliendo aspirantes (ellas y ellos) al gobierno de Sinaloa. Eso es parte de la inercia política, la que priva sin remedio en este país, estado y municipio, donde el surrealismo pide tregua. 

-El apunte, también en “Vértice de Sinaloa” (verticedesinaloa.net); Línea Directa (https://www.lineadirectaportal.com); Didáktica (http://www.didaktica.com); Sitio Telles (http://www.jorgeluistelles.com); Síntesis de prensa, de Héctor Muñoz, y en “Voces del Periodista”, revista del club de periodistas de México (vocesdelperiodista.com.mx). ([email protected]).

Comentarios

felis felis fringilla justo porta. elit. vulputate, odio dolor