LA NUEVA RUTINA

Nos encontramos en una etapa totalmente inusual de nuestras vidas, me atrevo a pensar que es algo que jamás imaginamos, afortunadamente el ser humano tiene una gran capacidad de adaptación y resiliencia (es eso que te hace salir adelante a pesar de la adversidad) y es por ello que es importante crear una nueva rutina con nuestro “new normal” como lo dice esta expresión en inglés.

He leído y escuchado comentarios de algunas personas que nos encontramos confinados en casa sobre cómo nos sentimos un poco desorientados y a veces no sabemos que día es, ya que todos los días en esta situación son muy parecidos, sin embargo, es importante establecer cierta estructura para tener un orden y que esto nos de más claridad y paz mental.

La palabra clave aquí es guía, ya que si tenemos una rutina o un plan estructurado, es más probable que nuestro día se desenvuelva mejor, al contrario de estar sin un plan, lo cual nos hace sentir más desorientados.

Otro aspecto importante es la flexibilidad, porque el estar en casa, sobre todo las que tenemos niños, algunas cosas pueden salir de nuestras manos; es importante tener en cuenta que no se trata de tener todo “bajo control”, sino que al tener un plan o rutina, podemos centrarnos en lo que nos toca hacer en cada momento, evitando distracciones innecesarias y estando más presentes.

Para los niños es muy importante contar con una rutina, aunque se encuentren en casa, ya que esto les da una sensación de cierta certidumbre al saber qué actividad sigue después de otra, además de que establecer horarios fijos en sus comidas, hora del baño, etc. aseguran su bienestar y evitan conflictos con los padres.

Trata de alternar tareas más difíciles o menos aceptadas para los niños con momentos recreativos y de descanso. También para nosotros los adultos, es importante separar un poco de tiempo para hacer algo que nos gusta y nos relaja, porque si estamos en todo momento al pendiente de los demás, de la limpieza, de los cuidados de una casa, etc, podemos dejarnos de lado o en último lugar, lo cual es una amenaza para nuestra salud mental.

Como comentaba anteriormente, es importante ser flexibles, porque aun estando en casa todo el día, pueden surgir situaciones que no teníamos planeadas, por eso recomiendo escribir tu agenda con lápiz (en sentido literal y figurado) para darle paso a la espontaneidad, que es algo que le da chispa a nuestro día.

Algo que nos puede ayudar a disfrutar cada día y cada experiencia es estar presentes en lo que estamos haciendo en el momento. No dejar que nuestra mente divague, sino prestar atención plena a lo que en el momento hacemos. Intenta enfocarte justo en lo que haces respirando de manera consciente y sonriendo de vez en cuando. Verás que tu tarea será menos pesada y estarás con más calma no solo “pasando el día” sino aprendiendo a disfrutar tu nueva rutina.

Recuerda que estar sano se trata de conectar mente, cuerpo y espíritu. ¡A moverse!

Email: crisia.santos@sportisima.com

Facebook: Sportisima

Instagram: sportisima_wellness

Comentarios