La Lectura de la Ley Seca

Cuando se levantó la ley seca ¡Todo mundo se alegró! No vieron el mensaje con letras chiquitas:

Hubo un llamado a comprar cerveza. La autoridad envió un mensaje: ya se puede comprar cerveza, sin haber aplanado la curva y la gente leyó: no hay problema. Ya podemos salir a comprar cerveza.

De repente vimos a un ciudadano que acampaba afuera del expendio, vimos gente haciendo cola como creyendo que no hubiese pandemia, hubo gente arremolinándose en cuanto abrieron la venta de cerveza, desconociendo a Susana… su sana distancia.

La gente hacía cola en los expendios ¿Por qué somos así?  Por que con la curva de contagios sin aplanar seguimos reclamando la normalidad perdida, si ya nos dijo el Presidente que habrá nueva normalidad.  Si vemos el miedo día a día.

¿Hay confusión en el mensaje? ¿Hubo negación?  De repente, alguna  gente se negó a seguir viviendo en el confinamiento, esa gente exigió volver a su vida como antes, lo que se entiende es que la vida será más cuidadosa, será con más cautela, mientras no exista la vacuna tenemos que cuidarnos, tenemos que salir vivos de esta… ¡Literalmente!

Algunos locales se clausuraron por no cuidar las medidas sanitarias. La ley seca desnuda a una sociedad ansiosa, ansiosa por evadir la realidad y creer que todo es normal. Que todo es como era antes y no, la verdad es que lo que está pasando está cambiando todo.

La lectura de la apertura de la ley seca se puede leer como: ante una falta de mensajes claros: lo que pasó es qué la gente está viendo incertidumbre y no sabe si lo que viene va a afectar su vida, eso provoca ansiedad y provoca reacciones como queriendo volver al pasado, el problema es que el virus sigue ahí, pero como no lo ven, van por las charolas y se arremolinan como si nada pasara.

Cada vez que pensamos en el futuro, la gente reactiva al presente, por eso estamos viendo lo que pasa en los expendios,  es la mejor explicación de nosotros como sociedad.

Decía Plutarco Elías Calles: uno es el error, el resto consecuencias.

Estamos en pandemia y todos en Sinaloa esperamos ver la luz al final del túnel.

Lo que desnudó el levantamiento de la ley seca fue una contradicción: se puso la ley seca para detener los contagios, los contagios siguen y la ley seca se levantó, la gente se arremolinó en los expendios ¿Hubo confusión? ¿Quién se equivocó?

En 2021 buena parte del electorado va a llegar confundido y otra buena parte dolido. En esta batalla el ciudadano pierde, por tanta pérdida humana… la sociedad está poniendo a los muertos.

Que Dios nos proteja.  Amén.

Comentarios