La enseñanza política de Panamá

Hace unos meses arribó a Culiacán una celebre cadena de restaurantes norteamericana, famosa por brindar muy buenos desayunos, comidas y cenas muy al “American quequi”, las mañanas usted pasa por aquí cerca y puede ver colas y colas.  Desconozco si la afluencia cambia a diferentes horas.

En cambio usted va al restaurante local de toda la vida y siempre hay gente, siempre hay gente haciendo fila para entrar y desayunar, comer o cenar.

Ante la novedad del Restaurante Americano ¿Que hicieron bien la cadena local de restaurantes? así a primera vista sin analizar mucho podría hacer una pequeña lista:

  1. El servicio de los meseros, son muy amables y te saben atender.
  • Limpieza total en el restaurante, no se diga en la cocina.
  • Renovar los platillos y todavía apostarle más a lo regional.
  • El olor a pan con lo que te reciben al abrir la puerta del restaurante es el aroma que te engarza y te obliga a caminar hacia delante.

Bien tuviera que aprender el PRI de la cadena de restaurantes locales para detener el avance de Morena.

Pero ¿Qué tendría que aprender el PRI de la cadena de restaurantes locales para detener a MORENA?

  1. Tener la humildad de los meseros que te repiten la orden para verificar que no hay equivocación  en la gestión acordada, si les pidieron la pavimentación de una calle, pregunten bien y asegúrenles que se va a hacer, no se pierdan y luego no contesten ni el teléfono.  En el PRI deberían ser como los meseros: Regresar con lo solicitado.
  • Así como renovaron los platillos, el PRI debe renovar la oferta política, visiten a la gente, vayan y renueven compromisos de gestión con la gente, visiten, estén cerca de la gente y renueven las caras que saldrán a pedir el voto.
  • La Cadena de restaurantes tiene su propia escuela de formación de personal, así el PRI debería de tener su propia escuela, me imagino que si un mesero no sirve lo cambian rápido, así en el PRI, un  cuadro de estructura que no sirvió en la elección del 2018 debe de ser removido.
  • El buen trato, los meseros del restaurante local siempre te reciben con una sonrisa, en el PRI debe de ser igual.

Tan solo por mencionar estos pasos, si MORENA continua sin nombrar dirigente y todo se lo dejan a los servidores de la nación y al Presidente aún así serán muy poderosos en el 2021, la fama es lo que vende y si en el PRI se van a ir con los mismos meseros y cocineros se les va a quemar el pedido.

La gente allá afuera quiere ser atendida en los ayuntamientos, en las oficinas de gobierno estatales y federales, como cuando van al restaurante, que te atiendan rápido y te brinden una respuesta satisfactoria, sino, que te den opciones, pero que te hagan sentir bien.

Estamos entrando una fase en que en Sinaloa, la gente se empieza a guardar las cosas para después cobrárselas, empieza un silencio, el silencio en el que como cliente no dices nada, pero si no lo atienden te vas del restaurante.

La gran enseñanza de los restauranteros locales es que supieron ganarse el mercado para cuando llegó la cadena gabacha, así debió de haber estado el PRI para cuando MORENA llegara, pero algo le puede aprender a la cadena de restaurantes local… si es que todavía hubiese tiempo.

En el PRI tendrían que aprender de los restauranteros locales,  humildad y renovar la oferta con calidad.

Comentarios

at risus. diam sem, facilisis fringilla Aliquam accumsan