La Camiseta de la Vida

En últimos tres días, han sido los  de mayor contagio en el país y también en Sinaloa, la pandemia  está como el conejo de unas pilas: sigue, sigue y sigue.

La gente, el ciudadano, está harto en su casa, hay dos cosas que lo están afectando: el encierro y el tema de ganarse la vida y nadie, nadie le está dando mensajes de certidumbre.

Y como nadie le está dando mensajes certeros a la gente, la gente sale como si nada pasara y vean el numero de contagios.  Sigue a la alza.  

Y mire amig@ radioescucha entienda viene lo peor de la pandemia y la gente está harta, ya quiere salir, entre agarrar aire y ganarse la vida y el virus todavía sigue ahí y nadie le está dando seguridad, tampoco certidumbre. Hay miedo y hartazgo.

Y entre ese miedo, stresss y hartazgo la gente está saliendo y ha faltado el mensaje de cuidarse y los gobiernos no lo han sabido decir… No lo han dicho, por eso los números van a la alza. 

El Quédate en Casa ya hartó al ciudadano, ya lo cansó, al ver que los Gobiernos no ponen el ejemplo. Los Gobiernos no nos han enseñado a vivir con la pandemia. Vean los números siguen incrementándose. Junto con el hartazgo.

¿Qué están haciendo las autoridades para dar certidumbre? Esta usted contento amigo radioescucha con la narrativa que le están dando las autoridades. Lo que le platican los gobiernos a usted amigo radioescucha ¿Le da certeza? ¿Lo hace sentir seguro?

¿Por qué Sinaloa tiene el 5% de mortandad a nivel nacional, si apenas somos el 2% de la población del país? Y los números van en aumento.  

El miércoles en la columna pasada, expliqué el modelo del Tecnológico de Massachuset, qué,  aplicado a Sinaloa, podríamos llegar a septiembre a más de 5 mil o hasta más de 10 mil muertes por la pandemia. Esto, si no se toman acciones contundentes.

Ayer Porfirio Muñoz Ledo en Twitter, posteó un artículo del académico Raúl Rojas de la Universidad de Berlín donde explica otro modelo, el de la Universidad Jhon Hopkins, donde no sólo confirma lo verosímil del dictamen del MIT, sino también afirman que podría ser mayores los números. 

Del martes a miércoles 122 contagios y de miércoles a jueves 222 contagios y el jueves 286 contagios, el miércoles se adhirieron 130 fallecidos,  eso, podría ser una actualización como explican las autoridades, pero ninguna actualización de las pasadas habría mostrado un alza tan grande. Sea lo que sea en un día, dos o tres: 130 muertes es mucho.  Las cifras se están moviendo y dan miedo.

Los gobiernos de los tres órdenes deben de entender que no están previniendo como se debiera, es cierto, son muchos los esfuerzos de los médicos, de todo el personal de Salud, pero los mensajes, la comunicación y sobre todo el ejemplo no está ayudando a la comunidad médica.

Vean los números, vean la estadística, podrán ser actualizaciones, pero no habíamos visto una actualización con 130 muertes y 222 contagios, eso estadísticamente dice que la tendencia va a la alza, al igual que el modelo del MIT.

El brote del coraje y del miedo empezó, los gobiernos deberían de entenderlo y tener un poquito de sensatez.

Los gobiernos están jugando fuera de lugar y la gente que es el mejor árbitro ya les está sacando tarjeta roja.  La pandemia está jugando de local, y en el marcador los contagios y mortandad van a la alza.

¿A que horas vamos a ver a los gobiernos jugando con la camiseta bien puesta? Y esa camiseta, es la camiseta de la vida esa no tiene ningún color.

Comentarios

libero lectus et, felis Lorem tristique commodo elementum