La advertencia de Encinas…

El secretario de Salud, Efrén Encinas Torres, ya no se anduvo con eufemismos. Este martes, a través de un video, el funcionario advirtió que Sinaloa está a pocos días de entrar en la Fase 3 de la pandemia del coronavirus, en la cual podría haber miles de sinaloenses contagiados y con alto riesgo de morir.

En ese trágico escenario, con miles de pacientes infectados, los hospitales se verían rebasados en su capacidad de atención. Suena desesperanzador, pero es algo que bien puede suceder. Sin duda, el secretario de Salud mandó este mensaje con el objetivo de que lo escuchen fuerte y claro todas aquellas personas que aún se muestran incrédulas de los riesgos que conlleva el COVID-19 y siguen saliendo a las calles como si nada pasara.

Pero sí pasa, y mucho. Sinaloa, y especialmente su ciudad capital, tienen una incidencia muy alta de coronavirus. Datos del pasado lunes indican que Culiacán acumula el 73% de los contagios en el estado y el 79% de las muertes. Por si fuera poco, la capital sinaloense acumula más decesos que 28 entidades de la República, contabilizadas por separado.

No hay tiempo que perder y es necesario que los ciudadanos tomen consciencia de la gravedad de la situación. A aquellos que no lo han hecho, esperemos logren escuchar con detenimiento y entiendan la advertencia que hizo el doctor Encinas…

Para polémicas, la que se armó este martes con la versión que apuntaba que la Comisión Federal de Electricidad había aumentado sus tarifas un 4% para este mes de abril. Por supuesto, las redes estallaron por ocurrir esto en plena contingencia del coronavirus, con los ciudadanos recluidos en su casas y gastando más energía eléctrica de lo común.

Pero la CFE reviró horas después que esto no era del todo cierto. A través de un muy enredoso boletín que casi había que traducir al español, y de una serie de tuits de su director Manuel Bartlett (en donde se le notaba un dejo de molestia, por cierto), la Comisión explicó que el año pasado Hacienda le autorizó hacer un ajuste del 3% a las tarifas, que es igual a la inflación, pero esto se aplica de manera escalonada mes con mes; de marzo a abril, dijo, solo hubo un ‘deslizamiento’ del 0.23%.

Es decir, no hubo aumento del 4% como se manejó, sino del 3% que se hace poco a poco. Pero nada de aumento, subrayó Bartlett. Sean peras o manzanas, lo cierto es que la luz cada vez cuesta más, así sea de poco a poquito. Y lo que nadie puede negar es que hasta ahora la CFE, su director y la 4T en general se han mostrado insensibles para flexibilizar cobros ante la actual crisis económica derivada de la pandemia. En otros países, como Francia, se suspendieron los pagos de energía hasta nuevo aviso. Y en México dijeron que de plano eso no se podía hacer. ¿Será?…

Pero no todo son malas noticias. Una buena, al menos, es que el pasado lunes el gobierno federal publicó en el Diario Oficial de la Federación el esquema de comercialización para la cosecha de maíz sinaloense, con un precio mínimo de 4 mil 150 pesos por tonelada.

Uno de los primeros en darlo a conocer fue el senador morenista Rubén Rocha Moya, quien aplaudió que finalmente se logró dar certidumbre a los productores de Sinaloa que cosecharán un estimado de seis millones de toneladas del grano básico para la alimentación de los mexicanos y requerían claridad en la entrega en bodegas y la contratación de parte de los grandes industriales.

Y también algunos líderes aplaudieron que se concretara el nuevo precio en el Diario Oficial. El presidente de la Liga de Comunidades Agrarias, Faustino Hernández, expresó que reciben con beneplácito la noticia porque tenían dudas que se cumpliría la palabra empeñada del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, en medio de la contingencia del coronavirus que afecta al país. Vamos que dentro de todo lo malo, hay cosas para celebrar.

El alcalde de Ahome, Manuel Guillermo Chapman, también se anotó una buena en esta ocasión, pues ya giró instrucciones a la Japama para frenar los cortes del suministro de agua potable a usuarios que incumplieron con el pago del servicio por una u otra razón, esto mientras dure la contingencia sanitaria.

Así lo aseguró el regidor priista Raúl Cota Murillo, quien aclaró que esto aún no lo dan a conocer oficialmente, pero a ellos como ediles ya les informaron que incluso ha habido reconexiones a usuarios a quienes se les limitó el servicio en días pasados.

Aplaudible, porque en estos momentos en que es básica la higiene, sería hasta inhumano negarle a algún ciudadano el acceso al agua potable. Ya cuando pase todo esto, entonces sí, habrá que ajustar y cobrarle lo debido a todos los deudores. Pero actualmente son tiempos de emergencia y de implementar acciones extraordinarias, algo que a nivel federal parecen no entender muy bien todavía… Así se las gastan. O peor… Comentarios: lineadirectaportal@rsn.com.mx

Comentarios

leo et, amet, mattis Donec ut