¿Gerardo Vargas, hora de coquetear con Morena?

Malas noticias para la Fuerza Trébol. El registro de Redes Sociales Progresistas como partido político nacional está prácticamente en la cuerda floja, y hay grandes posibilidades de que este viernes el Instituto Nacional Electoral le niegue el registro como partido político. ¿Y esto a qué se debe?

Este jueves, 4 de los 5 consejeros de la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos del INE se manifestaron en contra de RSP, al considerar que durante la realización de asambleas se otorgaron dádivas económicas y además detectaron presuntas afiliaciones a través de intervención gremial. Recordemos que esta organización está fuertemente vinculada a Elba Esther Gordillo, la poderosa “Maestra” y exlideresa del SNTE. La última palabra la tendrá el Consejo General del INE hoy mismo.

En Sinaloa, el líder moral de RSP es Gerardo Vargas Landeros, y varios ya lo veían lanzándose como candidato a gobernador bajo esas siglas. Sin embargo, el exsecretario General de Gobierno se dijo tranquilo y aseguró que independientemente de lo que pase con Redes Sociales Progresistas, él aparecerá en las boletas en el 2021. ¿Será? Lo que sí es que Don Gerardo ahora tendría más motivos que nunca para arreciar su coqueteo con Morena…¿lo aceptarán?

Por cierto, bien se podría decir que el peor enemigo de un morenista es ¡otro morenista! La división al interior del partido en el poder ha sido una constante en toda su corta historia pero hoy en día está peor que nunca. Así como lo lee. El proceso de renovación interna los trae de garras afuera, todos contra todos, y más caliente se pusieron las cosas con la renovación de la Mesa Directiva en la Cámara de Diputados, a donde finalmente llegó la priista Dulce María Sauri.

Sin embargo, esa posición era anhelada por el petista Gerardo Fernández Noroña y vimos la semana pasada y la actual un muy lamentable episodio de la política en San Lázaro. Total que Noroña dividió a la bancada de Morena, y contó con el apoyo del ala de los morenistas “radicales”, quienes llamaron “traidores” a sus compañeros que dieron el aval para que el tricolor presidiera la Mesa Directiva.

Y en este marco, acá en el estado se puso bueno el agarrón pues el diputado local Pedro Villegas Lobo criticó duramente a Merary Villegas, por ser la única diputada federal sinaloense –de Morena- que apoyó a Sauri. Dijo sentirse traicionado y que Villegas Sánchez se “prestó” a la falsa democracia…

Doña Merary le contestó a Pedro Lobo que sufre de “inmadurez política” y que había que cumplir con la ley, que marca que en el tercer año de la legislatura la presidencia de la Cámara le corresponde a la tercera fuerza, el PRI, en este caso. Así los morenos, que no necesitan enemigos externos pues al interior hay suficiente guerra. Y este conflicto Merary-Pedro Lobo no deja de ser reflejo de la división entre quienes apoyan a Mario Delgado como futuro dirigente y quienes no…

Cosa curiosa. El mismo día en que el secretario general del Congreso del Estado, José Antonio Ríos Rojo, presumió que el Legislativo ya es “muy distinto”, pues ya es austero y no funge como “restaurante” ni se compran Suburbans, fue el mismo día en que se divulgó unas actitudes de los diputados de PT que traen a mención la clásica frase “son más de lo mismo”.

Resulta que los petistas Eleno Flores Gámez y Mario Rafael González Sánchez facturaron a nombre del Congreso gastos en artículos de la construcción, comidas en restaurantes de mariscos y la compra de camisas, calcetines, una toalla… y hasta ropa interior. Las facturas están disponibles públicamente en el sitio del Legislativo, y de entrada uno se pregunta si esto demuestra un mal uso de los recursos por parte de los diputados, como se hacía en antaño.

Sin embargo, González Sánchez argumentó que estos gastos, los de ropa específicamente, los realizaron para apoyar a una persona que fue asaltada. En cuanto a los mariscos, o consumos en diferentes restaurantes, dijo que están justificados pues se dieron en pleno ámbito laboral. Nada turbio, remarcó “El Capi”, quien no pudo dejar de mencionar la ya gastada defensa de que todo es un “golpeteo” para “eliminar el liderazgo” del Partido del Trabajo. ¿A poco sí?

Al gobierno de Aurelia Leal en Guasave no le quedó de otra más que aplicar la tijera, y con el objetivo de ahorrarse 3 millones de pesos al mes en esta temporada de “vacas flacas”, tomó la decisión de hacer un nuevo recorte y despedir a 200 trabajadores del Ayuntamiento.

El oficial mayor, Jorge Humberto Hernández, explicó que ante la reducción de participaciones federales que han sufrido, así como la baja en la recaudación fiscal y los efectos económicos que les provocó la pandemia por COVID-19, no tenían ninguna otra alternativa.

Eso sí, el funcionario guasavense aclaró que los despidos se están haciendo en áreas donde se tiene más personal y sin afectar la operatividad ni los servicios que la población recibe. Recordemos que Doña Aurelia recibió una administración municipal con 2 mil 600 trabajadores, luego la bajó a 2 mil, ahora quedarán mil 800 y no dude que ante la crítica situación, muy pronto se vuelva a ‘tijerear’ la nómina. Así se las gastan. O peor… Comentarios: lineadirectaportal@rsn.com.mx

Comentarios

quis, ut commodo dictum tempus odio vulputate,