En los bueyes de mi compadre

Culiacán del caos vial, los retenes, baches y topes, Sinaloa, 09 de septiembre 2019. Doy respuesta a correos de lectores asiduos, que piden ahondar sobre la llamada “Ley Garrote” que recientemente se decretó en el estado de Tabasco, la tierra de López Obrador.

¿En qué consiste? -Se modificó el Código Penal, elevando las penas en el caso de “extorsión a través de bloqueos a accesos en instalaciones u obras privadas o públicas”; fue publicada, en el diario oficial de aquel estado, el pasado 31 de julio y entró en vigor el jueves primero de agosto.

En el artículo 308 bis, de dicha ley, se establece: “al que extorsione, coaccione, intente imponer o imponga cuotas e impida total o parcialmente el libre tránsito de personas, vehículos, maquinaria, equipo especializado o similar, para la ejecución de trabajo u obras pública o privada en las vías o medios de comunicación… se le impondrá prisión de seis a trece años y multa de mil a dos mil veces el valor diario de la unidad de medida de actualización, sin perjuicio de las penas que correspondan por otros delitos que resulten”.

Aparte, la pena se incrementa en un 50 por ciento, cuando en la comisión del delito señalado, quien lo cometa “se haga acompañar de personas menores de edad o se emplee violencia”.

SE PENALIZA LA MANIFESTACIÓN

Y hay más: en el artículo 307, se señala que “se aplicará prisión de dos a diez años y multa de sesenta a doscientas veces el valor diario de la Unidad de Medida y Actualización, al que interrumpa o dificulte el servicio público local de comunicación destruyendo o dañando algún medio local de transporte público de pasajeros o de carga”.

Y en el artículo 299: “Al que impida o trate de impedir por cualquier medio, la ejecución de trabajos u obras públicas, ordenados o autorizados legalmente por la autoridad competente, se le impondrá prisión de seis a trece años y multa de mil a dos mil veces el valor diario de la Unidad de Medida y Actualización”.

¿Qué implica, en realidad esa ley que se pretende generalizar en el país? -Prácticamente la penalización de cualquier tipo de manifestación callejera que, de una u otra forma, necesariamente, incurre en una o varias de las faltas que señala la tal ley, como bien lo sabe AMLO que, cuando estaba en la oposición, hacía precisamente eso y más.

UN GRAVE RETROCESO

En el caso de esa represora “ley garrote”, estamos, sin sombra de duda, ante un grave retroceso que se quiere “justificar” por la incapacidad, la negligencia y la falta de oficio de autoridades incompetentes.

Y, en efecto, lo que era bueno para el morenismo y sus antecedentes políticos, que siempre fueron apoyados por la población, la movilización, aunque obstruyera las tales “vías de comunicación”, ya no lo es para quienes se manifiesten de manera distinta a los actuales gobernantes.

Si fueron los propios, bien, si son los otros, cualquiera que discrepe con el alto mando, a la cárcel. Así de simple, dígase lo que se diga.

Que se aplique esa ley, han de decir AMLO y sus seguidores, pero en los bueyes de mi compadre. Desde luego, él salió con que nada tenía que ver, como si no se supiera que sus corifeos no mueven un dedo sin su aprobación y/o dirección.

EN EL TINTERO

-Lo que pasó en el trágico caso de la jovencita de 17 años, Alejandra, succionada por una alcantarilla destapada, como hay decenas, ilustra con crudeza la realidad del atraso que vivimos.

-Como una ciudad bombardeada está Culiacán, llena de trampas en prácticamente todas las vialidades, sin señales, sin banquetas y un largo etcétera. Algún día tendremos alcalde.

-No se le hizo a Porfirio Muñoz Ledo, el que, por órdenes de Luis Echeverría, transó la gubernatura de Nayarit, que Alejandro Gascón Mercado había ganado limpiamente, reelegirse como presidente del congreso de la ¿“cuarta transformación”? –Frustrado, ofendió vulgarmente a los diputados. 

-El arzobispo Jesús Carlos Cabrero, nombró a Gilberto Amaya Martínez como tercer exorcista en San Luis Potosí, debido “a la alta demanda” que ahí se registra. En Sinaloa nos urge uno cuando menos.

-Esta columna aparece en “Vértice de Sinaloa” (verticedesinaloa.net); Línea Directa (https://www.lineadirectaportal.com); Didáktica (http://www.didaktica.com); Sitio Telles (http://www.jorgeluistelles.com); Síntesis de prensa, de Héctor Muñoz, y en “Voces del Periodista”, revista del club de periodistas de México (vocesdelperiodista.com.mx). ([email protected]).

Comentarios

et, ipsum quis non nunc venenatis consectetur odio dictum mattis