Elecciones de historia patria…

Hoy más que nunca, pareciera que en el fuero interior del Presidente López Obrador quisiera parecerse al Presidente Juárez, y que COVID es Maximiliano… permítanme hacer una relatoría de la estadística sanitaria en los tiempos del Presidente Juárez, los datos son de la revista Salud Pública de México de 1977, :

-Entre las instituciones oficiales existían en la nación son las siguientes: 37 hospitales; tres manicomios y una maternidad; La salud nacional estaba en manos de 1.248 médicos y cirujanos; 38 dentistas; 687 farmacéuticos y 611 parteras. No había enfermeras.

-En  1852 a 1856 se calculaba la población entre 7 y medio a 8 millones de habitantes. Para 1861 la cifra es de 8.300,000. La división política y categorías eran: 24 estados, 1 territorio; 99 ciudades; 215 villas; 3,500 pueblos; 3,424 haciendas; 798 rancherías y 14,554 ranchos.

-Entre las principales causas de defunción de la época se anotaba: la fiebre amarilla, viruela, tifo, paludismo, cólera, sarampión, alferecía, pulmonía, tisis, tétanos, hidropesía, flujos hemorrágicos, caquexia, etc.  En ese tiempo los homicidios también figuraban.

-Para  1868 la población en la República restaurada, fue calculada en 8.millones cuatrocientos mil habitantes, aumentó a 8 millones setecientos cincuenta mil habitantes,  en 1869; la Secretaría de Gobernación la estimó en 9 millones para 1871, y el censo levantado en 1873 arrojó un total de 9 millones doscientos mil habitantes.

Ya en esa etapa de restauración de la República, Juárez enfoca todos los esfuerzos en tratar de equilibrar las finanzas gubernamentales; para disminuir los gastos militares los efectivos de 60,000 a 16,000 soldados; se limitan las importaciones a unos 14 a 18 millones de pesos anuales, mientras las exportaciones suben a 25 y 30 millones anuales.

Ese era Juárez, casi 150 años después, de 9 millones somos casi 14 veces más que en 1872, la población del país ya ronda en 125 millones de habitantes. Es otro México y el Presidente se siente Juárez en el país de aquel siglo.

Que yo sepa Juárez nunca atacó a “La Orquesta” el mítico periódico que dirigió el gran Vicente Riva Palacio, de quien una vez llegaron a escribir:  sobre  “Los peligros del cesarismo y las facultades extraordinarias, condenar las distorsiones a la ley y su permanencia en el poder.”

Esa prensa de la república restaurada era eso… Prensa que cuestionaba al poder y el Benemérito no los confrontaba.

Ahora con la República militarizada, sea quien sea lo iba a tener que  hacer, ni modo le tocó al Presidente López Obrador, pero salir a cuestionar a dividir, eso si no, Juárez no era así… como buen liberal aguantaba vara.

Las palabras de un hombre de poder tienen un peso muy grande, el Presidente López Mateos sabía,  por eso lo decía maso o menos así: “Desde que aprendí el peso que tiene la palabra de un presidente de la republica y lo que puede ocasionar, aprendí a callar”…

Por cierto, los Gobernadores de Sinaloa en la etapa de Juárez fueron 3 de los más celebres e ilustres que ha tenido la historia política del estado: Placido Vega, Domingo Rubí y el gran Eustaquio Buelna. Digo eran otros tiempos y otro el empaque y la grandeza de los hombres. Ser Gobernador en la etapa de la Republica restaurada no cualquiera.

Como bien decía Marx complementando a Hegel: La historia se repite primero como una gran tragedia y la segunda como una miserable farsa.

El Presidente si quiere ser como Juárez deberá aprender de la templanza del liberal oaxaqueño y eso significa refrenarse, detenerse.

Ya que en México los Presidentes no odian, no envidian y no ofenden… eso hasta los niños de primaria lo saben.

Comentarios