El juego de los engaños

Como bien me decía hace días un muy buen amigo: cada quien trae su engaños y a sus engañados.

Siempre una sucesión por el poder ya sea federal o local, es un juego de espejos.

Las corrientes políticas van empoderando a sus figuras, cada quien busca imponer a sus reglas, la que mejor encuadre con el humor social y la que mejor pueda hacer frente a la situación actual.

Por un lado, unos juegan con la línea, este quiere el Presidente dicen, cuando a diario el Presidente nos demuestra como toma decisiones y no encajan las piezas a la hora de zurcir el traje de candidato.

En otros partidos nadie sabe como jugar de oposición, no se sabe como van a ir al terreno infectado por la pandemia.

Mientras, la gente está molesta, sigue hambrienta y hay más de 3 mil familias con dolor, con mucha rabia, hay empresas quebradas, gente que se quedó sin el pan y sin una mano que le tiendan.

Sinaloa se va a debatir entre voltear al pasado o ir hacia al futuro. En medio, de eso, hay mucha gente con mucho coraje, hay mucha gente con el refrigerador  vacío y  hay familias de luto, si no lo entendemos eso seguiremos dando vueltas sin avanzar como sociedad.

Mientras, los grupos políticos siguen jugando al engaño, siguen jugando a enmarañar una cadena de acontecimientos que les permitan entronizarse y disponer del poder estatal.

Aquí no hay engañados, hay quienes se dejan engañar, el problema cuando los grandes engañadores mienten de la manera más vil… te mienten con la verdad, pero ahí la gente ya escoge que creer y que no.

Quien junte más mentiras tal vez gane o tal vez pierda, pero si le toca subir en la rueda de la fortuna seguirá mintiendo, seguirá jugando el juego de los engaños.

Y ahí si cada quien con sus engaños y con sus engañados… el problema es que se ven muchos al rato tal vez ni siquiera permitan la gobernabilidad del estado… Claro si gana quien mienta más.

Ese es el problema quien llegue al poder mintiendo sin el cimiento de una sola verdad, ha como están las cosas y lo que está pasando, quien llegue sin la convicción de ser transparente y sin cumplir sus promesas, puede perder el poder… ya no hay margen para la miseria en política.

La gente en el 2021 va a votar por integridad, va a votar por quien se parezca a ellos, va a votar por quien sepa enfrentar los problemas, por quien sepa mirar a los ojos y sostenga la mirada.

Así de frente… mirando a los ojos… Sinaloa va a votar por el futuro… por eso quiere opciones.  Aunque hay muy pocas.

Y en algunas solamente hay juego de engaños, el problema es que hay algunos que se dejan engañar, eso es lo peligroso… que ya son muchos.

Comentarios

Aliquam Praesent justo Nullam leo ut massa dictum neque. dapibus