El Gobernador Corleone…

Hace unos días el Presidente López Obrador hábilmente mencionó otra vez la mítica saga de Francis Ford Coppola, escrita por el gran Mario Puzzo: El Padrino, declarando en la mañanera:

 “Nada que se requiere especialidad, sea como el asunto de los que van a estudiar al extranjero. El hijo del Padrino, según la novela de Mario Puzo, estudió en el extranjero. Lo mandaba El Padrino a que estudiara. Y así, los que más daño le han hecho al país son los que supuestamente tienen más conocimiento”.

Es la segunda vez que el Presidente cita esa parte que no existe en la película ya que Michael Corleone estudió en Darmouth y se enlistó para pelear en la Segunda Guerra Mundial.

El mensaje tal vez era para aquel grupo político-gangsteril al cual está enfrentando o tal vez el Presidente se equivocó.

Pero si sería muy bueno evocar los mensajes que nos da esa película para la política y los políticos. Hay una escena de 3 minutos que es la que acomodó todas las piezas de la trama y salvó la película, dicho por Coppola cuando ganó el Óscar.  El redactor de dicho diálogo fue el genial Bob Towne.

La escena es la del Jardín donde Don Vitto le explica a Michael que se va  a tener que encargar de la Familia, el gran Marlon Brando personificado en un apacible Don Corleone le dice a un temible Michael perfectamente interpretado por el gran Al Pacino:

“He trabajado toda mi vida por el bienestar de mi familia, y siempre me he negado a ser un muñeco movido por los hilos de los poderosos. Contigo tenía otros proyectos Michael. Pensaba que algún día podrías llegar a mover esos hilos. Senador Corleone, Gobernador Corleone, o más”

Oraleeee ¡Gobernador Corlenone! ¿Cómo sería un Gobernador formado por Don Vitto?

Creo que sería un Gobernador que supiera hacer ofertas que nadie se podría negar y que no humillaría a nadie… a nadie que no se lo merezca. Privilegiaría la vida, aunque sabría a quien quitársela.

Y algo muy importante: tendría honor.

En esa misma escena hay un pequeño diálogo que el guionista Robert Towne dejó para la enseñanza del traspaso del poder y el propio Towne explica:

“Escribí esa escena sobre la sucesión de poder, y a través de esto era obvio que los dos hombres sentían un gran afecto el uno por el otro. A través de la ansiedad de Don Vito sobre lo que podría ocurrirle a su hijo, y su propia ansiedad respecto a cederle el poder, por sus ambivalentes sentimientos acerca de forzar a su hijo a asumir su papel”. 

Y es donde Don Corleone le dice besando la mejilla  de Michael y le dice mas o menos lo siguiente:

“Ese que te lleve con la entrevista con tu enemigo y te garantice tu seguridad… ese… ese es el traidor y ahí serás asesinado”…

La historia ya la sabemos… Michael hizo caso.

¿Cuántos traidores hay ahorita queriendo cambiar de barco? Muy sencillo, quien ande garantizando acercamientos con enemigos…  Lo demás será historia…

Aunque bueno ahí sobre la marcha los iremos viendo…

Comentarios