El Buró de la Alcoba…

Ya es viernes y hoy es clase de historia política.

Hubo un tiempo en que los gobernantes querían heredarles el poder a sus esposas, hoy afortunadamente las democracias ya no soportan tales desmesuras y solamente se conjugó con la combinación de las costumbres y la historia de los pueblos…

En Argentina, por allá en el 2007, cuando Néstor Kirchner le heredó el poder Presidencial a su esposa Cristina Fernández de Kirchner, un día antes de la toma de protesta de la nueva presidenta, es muy probable que el Jefe de Seguridad de la Casa Rosada haya tenido un gran problema:

-No sabía si mover el teléfono presidencial al otro lado del buró o pedirle a Doña Cristina que se moviera al otro lado de la cama para que pudiera contestar las llamadas a altas horas de la noche.

Lo más seguro es que movieron el teléfono del Buró, ya que el poder no salió de una alcoba.

¿Y cómo se hereda el poder para que quede en las  mismas sábanas?

Bueno, en Argentina quedó para la historia que el pueblo quiso tener de Vice-Presidenta a como ellos le llamaban “La Compañera Evita”, Evita Perón, actriz y esposa del Presidente Perón se postuló para ser la compañera de fórmula de su esposo en las elecciones de 1951, pero los militares no lo permitieron que fuese la esposa la Vice-Presidenta, al poco tiempo Evita murió y Argentina se sintió endeudada con la reina de los “descamisados”.

Años después Perón sale huyendo de Argentina por un golpe que sus propios compañeros de armas dieron para volver 20 años después y ahora sí, Argentina le pagó a Perón la deuda y se vota a la esposa de Perón, aunque quien cobró la deuda fue Isabelita, quien años después sería Presidenta a la caída de su marido y posteriormente quitada por una Junta Militar.

En Puebla, el entonces Gobernador Rafael Moreno Valle, desde que llegó perfiló a su esposa, lo hizo con ciertos métodos, encareció la política y se decidió a comprar a todo opositor ¿Es correcto eso? No, pero así fue el método de Moreno Valle, este, dejó a su alcalde Antonio Gali la Gubernatura por un año y meses (Fue de esas gubernaturas chiquitas para poner en concordancia el periodo con la elección presidencial), para después legarle el poder a su esposa Martha Erika.

El resultado todos los sabemos, como terminó esa herencia y lo más triste fue que aconteció en una tarde de 24 de diciembre.

Pero ¿Cuál fue la fórmula de Perón y Moreno Valle para heredar el poder y se quedara en la alcoba?

Si revisáramos sus perfiles, eran hombres con honor, hombres que sabían pagar sus deudas, sabían cumplir acuerdos, sabían responder a lo que acordaban con otros actores, sabían para lo que era el dinero y no humillaban (aunque Perón, ya viejo,  una vez corrió a los jóvenes de la plaza de mayo), así lograron imponer su voluntad.

Se puede heredar un “vochito”, una cuenta de banco, casas y empresas y más… pero en el mundo y en México, el poder ya es difícil heredarlo a la alcoba y más cuando se heredan deudas que no se saben pagar.

Comentarios

Lorem sit Phasellus quis, dapibus mattis amet,