El “Buen Fin” de Andrés Manuel

Los mexicanos no votamos el 1 de julio para que nuestros gobernantes exoneren a funcionarios que hayan incurrido en actos de corrupción, de todos los niveles, como lo ha anunciado el presidente electo Andrés Manuel López Obrador.

Más allá de la procedencia dentro del actual marco jurídico de esa postura y de la matizada que le ha dado el próximo mandatario en entrevistas posteriores, la declaración original no deja de ser controvertida y hasta preocupante.

La entrega de un salvocunducto de impunidad a un corrupto, jamás ha significado una disminución de la corrupción, si acaso ha dado lugar a algunas modificaciones en las formas de practicarla, con técnicas más elaboradas ya con la experiencia adquirida.

“No es mi fuerte la venganza y no creo que sea bueno para el país el que nos empantanemos en estar persiguiendo a presuntos corruptos”, dijo. La aplicación estricta de la ley para castigar a delincuentes que hayan dañado al país no es un acto de venganza, sino la única vía en la búsqueda de justicia.

Los ciudadanos que nos regimos por el marco jurídico vigente en nuestra convivencia dentro de la sociedad, lo que exigimos es que todo aquel funcionario de gobierno que haya incurrido en un delito pague por ello. Tampoco invocamos a la venganza.

Y no se trata de que su gobierno se “empantane” persiguiendo a presuntos corruptos. Para ello están las instituciones que tienen legalmente las facultades para realizar esa labor.

Igual que López Obrador, la inmensa mayoría de los mexicanos, que vivimos, o sobrevivimos, mediante actividades lícitas y productivas, también deseamos que se ponga punto final a la corrupción, pero no mediante omisión, sino por acción de las instituciones en contra de quienes hayan delinquido. No por el perdón, sino por la justa sanción al delito cometido.

Esta propuesta de impunidad a los funcionarios corruptos que no estén siendo procesados, muestra a un López Obrador limitado, tolerante, carente de rigor en sus declaraciones, arriando la principal bandera que ha enarbolado en su larga lucha

Comentarios

dolor Phasellus mi, venenatis elit. dapibus Lorem