Don Fernando

En la columna pasada, aunque dimos el nombre del Gobernador a que nos referíamos, por mensajes de Whats, Face y de Twitter algunos amigos y radioescuchas nos comentaron que el Gobernador que nos referíamos era a Don Leopoldo Sánchez Celis, por que ese perfil pintamos: de que era un Gobernador valiente, que los  grupos criminales le temían y que era un mandatario con categoría.

Obvio, si habíamos excluido a Juan S. Millán, a Alfonso G. Calderón y Antonio Toledo Corro, mucha gente pensó que era Don Leopoldo, tal vez el perfil sí correspondía a los 4 anteriores, aunque las anécdotas se refieren al ex gobernador veracruzano Fernando Gutiérrez Barrios. El policía caballero como le decía Fidel Castro.

Pues bien, permítanme recordar al pasado, aunque a algunos no les guste, será tal vez porque el presente luce prominente…

Fernando Gutiérrez Barrios fue Gobernador de Veracruz, en las épocas de Miguel de la Madrid, fue electo un año antes de que Labastida fuese candidato a Gobernador de Sinaloa.

Fue un mandatario que supo imponer el orden en su estado, vuelvo a repetirlo: fue un caballero de la política, un hombre que sabía para lo que era el poder, por eso, por eso le duró mucho tiempo en las manos.

Muchas biografías se empiezan escribiendo por la biografía de los padres, el papá de Don Fernando había sido rebelde villista, desde las 7 de la mañana era el primero que llevaba a su hijo a la escuela, ahí esperaban a que le abrieran la escuela, de esa puntualidad paterna le sirvió cuando estudió en el Colegio Militar de Tacuba.

El aprendizaje político lo tuvo por todos los frentes en donde sirvió, estuvo en el cuerpo de guardias del Presidente Alemán, en la policía política del país donde conoció los secretos del país, de ahí se fue a servir a Veracruz, donde sirvió dos años y dejó de sucesor a Dante Delgado, para ser Secretario de Gobernación, al venir a darle protesta al Gobernador Renato Vega el Presidente lo cesó días después.

Años después fue Senador de la República, murió en Octubre del 2000.

Veracruz fue la cantera de los mejores políticos del siglo XX, en el siglo XXI están los Yunez, los Javieres Duartes y los Cuitlahuac.

Por allá en los 70´s un joven veracruzano le preguntó a otro que era Secretario de Gobernación:

¿Cómo le hago para ser Gobernador de mi estado? 

El viejo ministro le contestó: yo no sé como se llega a ser gobernador por que no lo soy, aunque sí sé cómo no se llega.

No se llega humillando a la gente, no se llega hablando pestes de los demás, no se llega atropellando… bueno esos eran otros tiempos, cuando habían clase y categoría.  Hoy ya es otra cosa.

Al final me quedo con dos frases emblemáticas de Gutiérrez Barrios:

“El que traiciona una vez, traiciona siempre” y…

“Gobernar exige experiencia, serenidad y vocación; gobernar es, sobre todo, tener la mirada y el oído alertas; gobernar es el oficio superior que no pueden desempeñar los improvisados y mucho menos los improvisados soberbios”.

Frases muy vigentes con el paso del tiempo.

Comentarios

tristique massa nec venenatis, quis sit elit. Praesent ut