DE VARIOS

No duró mucho sin trabajo el venezolano Pablo Sandoval, de los últimos héroes de los Gigantes de San Francisco, que al ser puesto en asignación, rápido los Bravos de Atlanta le ofrecieron trabajo, esto quizá pensando en la experiencia del robusto jugador, que está quizá, viviendo sus últimos momentos en las Grandes Ligas.

Los Padres de San Diego son de verdad. Sin conocer el resultado de ayer, le bailaron en las propias barbas a uno de los lanzadores más dominantes de los últimos tiempos, aunque aclarando amanece, en lo que se refiere a temporada regular, como es el caso de Clayton Kershaw. Pero no conforme con que le acomodaron dolorosa derrota, de nuevo al recibir cuadrangular de un oponente en la persona de Trent Grisham, que por la manera de recorrer las bases le molestó a Davew Roberts, ¿a dónde llegará esto de las reglas no escritas? Resulta que ahora a nadie le podrá dar gusto un bambinazo, ¿que jugarán a las comiditas o que jugarán a las muñecas? Creo, me tocó ver el video y no era para tanto, pero en fin, San Diego es una piedra en el zapato para los Dodgers, que sienten los pasos en la azotea. En estos momentos los llamados frailes serían líderes en todas las divisiones de Grandes Ligas, claro, menos en la que comparten con Dodgers, y es que con el triunfo del pasado lunes, San Diego alargó su racha de triunfos a 8 de manera consecutiva.

A propósito de Dodgers, el conjunto finalmente habilitó a su tercera base titular, el barbón Justin Turner. Creo que no se ha notado para nada la ausencia de este estupendo bateador derecho, pero está de regreso y a ver si no se le ocurre a Roberts ponerlo de receptor.

Grandes Ligas ya oficializó el día de ayer que la postemporada finalmente se jugará en estadios de California y Texas, es decir, el antiguo Chavez Ravine, el de los Padres de San Diego, el de los Astros de Houston, y la Serie Mundial será en el lujoso estadio de los Rangers de Texas, que todo apunta a que será con afición dentro del inmueble, así que forman la llamada burbuja para postemporada, que está a la vuelta de la esquina.

Los Mets de Nueva York están a la espera que 23 de 30 socios que conforman la escritura, den su aprobación para que sea oficial la venta al Sr. Steven Cohen, en la nada despreciable cantidad de 2,475 millones de dólares, han sido muchas las fintas al respecto, pero sólo la traba es que esos 23 voten por el sí para que sea una realidad el cambio de estafeta.

Roberto Ramos con rachas a veces continuas, disparó el día de ayer su jonrón número 33 de la temporada. Una y otra vez este joven sonorense se reafirma como bateador de poder, lo hecho en el 2019 en sucursal AAA de los Rockies no fue obra de la casualidad, que aunque un tanto cuanto diferentes las calidades de ambos circuitos, el que tiene poder batea donde sea, porque como dijera Anthony Quin, si las cosas difíciles las hiciera cualquiera.

Los Venados de Mazatlán, que ayer entrenaron en el flamante estadio Teodoro Mariscal, cuando estaba previsto lo hicieran en la unidad deportiva Benito Juárez, hoy sí se habrán de trasladar a esa unidad, cuestión de tiempos y espacios los llevó a su casa oficial. Un buen grupo se dio cita a las prácticas de estos Venados, que se quedaron en la orilla del 10mo. título de su historia, cayendo ante los 12 veces campeones Tomateros de Culiacán.

Nutrido grupo de jugadores se reunieron el día de ayer en el Emilio Ibarra Almada. Algo así como 31 peloteros se pusieron a las órdenes de Víctor Bojórquez desde ya, tratando de aquí a un mes de estar en condiciones para una temporada atípica. La organización está apostando al bateo, dejando de lado el reforzar el pitcheo, sobre todo el inicialista, con todo y que confirman el regreso del relevo final Gámez, para que el mexicoamericano salve, hay que llegar con ventaja, por lo pronto, como que dejan en el aire que vengan a jugar tipos del calibre de Ramón Urías y Esteban Quiroz, es decir, lo estamos esperando para platicar, deja dudas en el ambiente, estos dos por lo menos son pilares defensivos y ofensivos, no son fáciles de suplirlos.

Escuchaba reniegos de aficionados de Cañeros en relación al anuncio del nuevo refuerzo, el cubano Martínez, creo que el beneficio de la duda debe de estar presente, no se puede fusilar a un jugador que ni siquiera lo han visto entrenar, no lo estoy defendiendo, sólo decirles que hasta el más fiero de los asesinos merece ser escuchado por quien lo debe de juzgar, podrá ser efectivo, quizá, pero si no, pues que apechugue el que lo tenga que hacer, que se equivocaron, pero no se sabe aún. Que si es verdad que el poder no es ocasional, que por ello no se puede medir, Rod Carew, de los Mellizos y Angelinos, bateó mucho, fue campeón bateador hasta en 7 ocasiones y no tenía poder, a veces no lo es todo, y que quede claro, no estoy en la nómina del club para que no digan que me pagan y todo eso, pero es mi muy particular punto de vista. Al jugador hay que respetarlo como profesional del béisbol.

Comentarios

consectetur Sed quis elit. sit odio elit. amet,