De principios y realidades

Culiacán, 07 de noviembre 2019. En al menos tres correos pendientes de atender, se me pide abundar sobre los “principios” que enarbola la asociación “Mexicanos primero”, que aquí he mencionado en ocasiones anteriores, y una de las que el presidente López Obrador calificó de “corruptas e hipócritas”.

Desde la retórica, y de concretarse algunos de esos principios sin carga ideológica patronal, son recuperables: “Sólo la Educación de calidad cambia a México; la verdadera independencia está en la educación de calidad; el derecho de los niños es primero; que no falte ningún alumno en la escuela; los maestros son la clave para avanzar”.

También: que “lo que no se evalúa no se puede mejorar y lo que no se transparenta no se puede cambiar; ni un paso atrás en la transformación educativa; la escuela debe ser un proyecto de la comunidad, no el reflejo y: el lugar de México en el mundo es el lugar de mi hijo en la escuela”.

Pero, como se ha advertido desde hace tiempo, detrás de la fraseología de la asociación, entre lo recuperable y el lugar común, están las verdaderas intenciones de los grandes ricos de México: controlar los procesos educativos en correspondencia a sus intereses y “valores”.

Eso fue lo que lograron en el sexenio de EPN, con una reforma a la medida de sus propuestas, pero en varios aspectos contraria a la que ha impulsado el actual gobierno de AMLO.

DE CAMBIOS A CAMBIOS

Ya hemos referido que el gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel,nombró aJuan Alfonso Mejía Lópezcomosecretario de Educación Pública y Cultura, sustituyendo a José Enrique Villa Rivera, que estuvo en el cargo un año y nueve meses.

Dada la adhesión ideológica del nuevo secretario a las propuestas de “Mexicanos Primero”, donde fue alto ejecutivo, contrapuestas al proyecto de gobierno de AMLO, no es un asunto menor.

Además y, en efecto, como recuerda el profesor Alfonso Herrera, de Mazatlán, Mejía fue Secretario General del Ayuntamiento porteño, cuando lo presidió el panista Alejandro Higuera, y fue señalado por irresponsabilidad en el cumplimiento de sus funciones, al tiempo que lo mismo le sucedía en la UAS, donde tiene plaza de tiempo completo.

También buscó Mejía la dirigencia del PAN en Sinaloa y trató de convertirse en diputado local por ese partido, lo que no consiguió. De su actual filiación política no estamos enterados.

Podría resultar en el morenismo, donde conviven lo mismo (todos ex) panistas que perredistas, priistas y lo que se acumule, como dicen en los sorteos, pues el origen (y previos compromisos políticos) no parece ser mayor problema si se cuenta con el aval de la cúpula.

Por otra parte, es cierto que los antecedentes políticos no son necesariamente el indicador de la conducta posterior, pero sí en la generalidad.

LA CARABINA CEAIPES

La Comisión Estatal para el Acceso a la Información Pública del Estado de Sinaloa (CEAIPES) ya tiene nuevo “comisionado presidente”,  José Alfredo Beltrán Estrada, quien desempeñará el apetitoso cargo durante dos años.

Sin problemas se dio el acuerdo de las comisionadas, Rosa del Carmen Lizárraga Félix, la anterior presidente, y Ana Martha Ibarra López Portillo.

Beltrán dijo, al recibir su investidura, que “asume que es una gran tarea y responsabilidad, pues requiere dedicarle todo el tiempo, esfuerzo y capacidad”.

Prometió atender su encargo “buscando ideas innovadoras, siempre pensando en el ciudadano, en la sociedad, en los usuarios de la Ley de Transparencia y las otras que se han sumado”. 

Vamos a ver, pues hasta ahora, y desde su creación, la tal CEAIPES no ha servido para impedir la simulación y el ocultamiento de la información realmente relevante para la ciudadanía, misma que, en los países civilizados, no requiere de trámite alguno para su obtención.

EN EL TINTERO

-Un asiduo lector, que labora en el sector oficial, asegura que hay duplicidad y triplicidad de funciones en varias áreas de los gobiernos municipal y estatal. En casi todas, afirma, tienen hasta abogados, personal en comunicación social y asesores varios.

-El hecho es que hay “un mundo de gente cobrando sin trabajar”, tanto en el gobierno estatal como en los municipales y que en muchas dependencias no se justifica el “gasto por función”. Como ejemplo, cita los más de 30 viajes del alcalde Benítez de Mazatlán.  

-Ya hay “otro mundo” que integra la “gente que va llegando a lo mismo, cuyas funciones ni aparecen ni se justifican en parte alguna”, nos comenta.

-Esta columna aparece en “Vértice de Sinaloa” (verticedesinaloa.net); Línea Directa (https://www.lineadirectaportal.com); Didáktica (http://www.didaktica.com); Sitio Telles (http://www.jorgeluistelles.com); Síntesis de prensa, de Héctor Muñoz, y en “Voces del Periodista”, revista del club de periodistas de México (vocesdelperiodista.com.mx). ([email protected]).

Comentarios

id ut ut facilisis felis libero. elit. tristique Aliquam nunc sit dolor