De los mensajes políticos desde la UAS

De lecturas políticas de fondo y forma el homenaje póstumo a Arnoldo Martínez Verdugo en la Universidad Autónoma de Sinaloa. En tiempos donde todo tiene un porqué, sorprendió que en una esquina aparecieron rompiendo plaza el rector de la Casa Rosalina, Juan Eulogio Guerra Liera, y Héctor Melesio Cuén Ojeda. Su relación es obviamente conocida, uno al frente de la UAS y otro como líder moral de ese grupo que ha mantenido continuidad en la misma, así como en su brazo político que es el Partido Sinaloense.

En otra esquina, Rubén Rocha Moya y el subsecretario de Educación del gobierno federal, Luciano Concheiro. Ambos representando a la 4T, el primero como senador y exrector, así como aspirante a gobernador, y el segundo como el funcionario de la administración federal que no le ha puesto fáciles las cosas a las universidades autónomas, sobre todo en el tema presupuestal. 

Y en la otra esquina, aparecieron el gobernador Quirino Ordaz Coppel y su secretario de Educación Pública y Cultura, Juan Alfonso Mejía. Un gobernador que no quiere dejar espacio vacío en política de forma y fondo, mucho menos en esta etapa, y un secretario que como ninguno ha mantenido una relación estrecha con la UAS, sin mencionar que es también maestro con permiso de la misma, además de aspirante a la gubernatura.

Por cierto, nos dicen, el gobernador no desaprovechó la oportunidad para pedirle a Concheiro su apoyo a la UAS para el cierre presupuestal que se antoja de pronóstico reservado y pese a que es de todos conocidos el déficit de la máxima casa de estudios y a que andaba “escoltado” por un exrector, el funcionario, como dicen coloquialmente, “no aflojó”… El siguiente año no dude usted que encontraremos a estos políticos en otra arena y las dudas que tenemos es: ¿seguirán en equipos de tres?, ¿serán solo dos equipos?, y ¿con quién jalará el equipo de Cuén?…

Ya salió el peine y el excandidato panista a la gubernatura, Martín Heredia Lizárraga, se dijo a favor de que el hoy secretario de Pesca, Sergio Torres, sea el candidato al Gobierno de Sinaloa, por parte de la posible gran alianza opositora a Morena, que podría incluir lo mismo al PRI, PAN, PRD, Movimiento Ciudadano, PAS y quien se quiera unir, hasta el perico, siempre y cuando les signifique votos.

Cosa curiosa, Don Martín aclaró que no es que sea el “gran amigo” de Torres Félix –aunque se les ha visto muy cercanos últimamente-, la cuestión es que solo a él lo ve con serias posibilidades de encabezar este magno acuerdo para literalmente “frenar” el avance de la 4T en el estado, o de lo contrario “lo van a destruir”. 

Lo cierto es que hasta ahora esta súper alianza se observa todavía bastante desdibujada, y lo que sale a la luz son señales separadas que apuntan en el sentido de un gran acuerdo. Ayer los líderes de Movimiento Ciudadano confirmaron que no cierran la puerta a una alianza con el PAS, pero falta por saber qué dicen respecto de los otros partidos. Falta aún mucho por ver… y llegado el momento, ¿se irán a decidir por Sergio Torres? Lancen las apuestas…

Ahora que se confirmó la desaparición del Instituto de Apoyo a la Investigación e Innovación, el Inapi, a raíz de la reducción en las participaciones federales y la extinción de los fideicomisos, surgió la duda de qué va a pasar con su titular, Bernardino Antelo Esper, quien suena fuerte entre los “suspirantes” para la alcaldía de Ahome.

Y es que hay claroscuros para Bernardino, al menos en términos políticos: por un lado, es cierto, se estaría quedando sin plataforma desde la cual posicionarse, pero también se estaría “quitando” un peso de encima, para ahora sí dedicarse de fondo a sus aspiraciones electorales, sin preocuparse de guardar las formas debido a su calidad de funcionario.

Sin embargo, al cuestionarle directamente, Antelo Esper aplicó la vieja confiable de contestar lo políticamente correcto: manifestó que está de lleno enfocado en el proceso de transición de la nueva política de ciencia y tecnología, y esperará a diciembre, cuando inicia formalmente el proceso electoral. Ya veremos qué pasa con Bernardino y en tanto hay que seguir esperando más desapariciones y fusiones de áreas del Gobierno del Estado, ante el tijerazo que aplicó la 4T…

De la misma forma que ocurrió la semana pasada en Guasave, ayer los morenistas “verdaderos” en Ahome se reunieron para levantar la voz y hacer el llamado a su dirigencia nacional de que no quieren que en el 2021 les den las candidaturas a externos o arribistas, y se fueron por lo claro: para la gubernatura no quieren a gente como Gerardo Vargas, ni como Milo Ibarra o Manuel Guillermo Chapman para la alcaldía.

En conferencia de prensa, Luisa Reyna Armenta, Antonio Davizón, Rubén Medina, Miguel Domínguez, Marco Armenta y el regidor Ramón López Félix, aseguraron que ya oficializaron esta exigencia ante su dirigencia para evitar que se repita la amarga historia del 2018, cuando por aliarse con el PT, éste impuso como candidato a Chapman, quien gobierna el municipio con “desastrosos resultados”, y además está inhabilitado jurídicamente.

Habrá que ver si estos “llamados” surten efectos, aunque lo cierto es que la dirigencia de Morena tendrá la última palabra. Y a como se están peleando a nivel nacional ahora –que se dan hasta con la cubeta-, seguramente así será el próximo año en las definiciones locales, porque vaya que los morenos no saben ponerse de acuerdo y llegar a consensos. ¿A poco no? Así se las gastan. O peor… Comentarios:lineadirectaportal@rsn.com.mx

Comentarios

ultricies et, dolor risus. sit dapibus felis mattis mi,