¿Culiacán, a la baja en COVID-19?

El subsecretario de Salud del gobierno federal, Hugo López-Gatell, insistió este miércoles en que la curva epidémica del coronavirus muestra una tendencia a la baja en Culiacán. Aunque lo mencionó de manera muy breve durante su conferencia en Palacio Nacional, sin duda que sus palabras pueden tener un gran impacto.

¿Realmente podemos decir que ya pasó lo peor del COVID-19 en la capital del estado? De acuerdo con las gráficas presentadas ayer por el funcionario federal, se puede decir que sí. En esta postura parece coincidir el gobernador Quirino Ordaz, quien ha asegurado que Culiacán poco a poco está dejando de aparecer en los primeros lugares en cuanto a contagios a nivel nacional.

Hace apenas unas semanas, el secretario del Salud del estado, Efrén Encinas, advirtió que estábamos en el pico máximo de la curva, y que existía la llamada “regionalización epidemiológica”, por lo que no había que bajar la guardia. Veremos si ahora Don Efrén sí coincide plenamente con López-Gatell. Eso sí, esperemos que estas declaraciones no sean malinterpretadas porque una curva aplanada o “disminuida” para nada significa que podamos retomar la vida tal y como la conocíamos antes…

Por fortuna, los distintos servidores públicos de Sinaloa que dieron positivo al coronavirus se han ido recuperando con el paso de los días. Ayer nos enteramos que el diputado federal por el PT, Fernando García Hernández, quien se encontraba conectado a oxígeno en un hospital privado de Culiacán, fue dado de alta al superar la etapa crítica del COVID.

Mientras tanto, en el gabinete estatal, el director del Instituto de Protección Civil en Sinaloa, Francisco Vega Meza, y el director de Giras de Gobierno del Estado, Arturo Soto, recuperaron su salud y ya dieron negativo en las pruebas diagnósticas. En Ahome, el director del Instituto Municipal de Arte y Cultura, Víctor Carrazco, también se recuperó y ya hasta se le vio en un evento público.

En Mazatlán, el alcalde Luis Guillermo Benítez sigue “convaleciente”, según explicó él mismo a través un video en redes sociales, pero se encuentra bien de salud de manera general y hasta dijo que sigue gobernando el municipio desde su casa, “trabajando y sacando los pendientes”. Esperemos que muy pronto el “Químico” y el resto de los funcionarios contagiados sigan el camino de sus compañeros recuperados…

En fuertes declaraciones, el gobernador Quirino Ordaz Coppel de plano dijo ayer que el dueño de Multigranos, Carlos Ramírez, “debería estar en la cárcel” por su falta de seriedad para llegar a arreglos y pagarle a los productores agrícolas del Valle de El Carrizo y de El Fuerte, los 200 millones de pesos que les debe por su cosecha del año pasado.

El mandatario estatal recordó incluso que pese a ser un problema entre particulares, su gobierno intento colaborar y participar en la creación de un fideicomiso, pero a final de cuentas el empresario se echó para atrás, pues básicamente “no tiene palabra”… Ya veremos en los próximos días cómo avanza este nuevo episodio de las protestas por lo pronto nos adelantan que al acopiador le cimbraron las declaraciones y ayer mismo mostró voluntad de llegar a acuerdos, habrá que ver si ahora sí se concretan. 

Por lo pronto, los productores señalaron que no se sienten “desmotivados” por la trifulca del pasado martes, en la que incluso hubo intercambio de golpes con policías municipales y guaruras. Por el contrario, continúan firmes en la lucha y ya tienen contemplado ir nuevamente el viernes a manifestarse frente a la vivienda del dueño de Multigranos, pero ahora con apoyo de otras organizaciones sociales…

Las mujeres “líderes” del Congreso de Sinaloa, la presidenta de la Junta de Coordinación Política, Graciela Domínguez Nava, y la presidenta de la Mesa Directiva, Gloria Himelda Félix, dejaron muy en claro que el aplazamiento de la convocatoria del proceso electoral del 2021 es con el objetivo de hacer reformas en materia electoral.

Estas irían en el sentido de garantizar la representación de los indígenas en los cabildos y para castigar la violencia política hacia las mujeres en el futuro proceso. No obstante, detallaron que la que la ley establece que las reformas de tipo electoral deben de hacerse 90 días antes de emitir la convocatoria de los comicios y como la pandemia les “comió el tiempo disponible”, van a optar por aplazar el lanzamiento, de septiembre a la primera quincena de diciembre.

En pocas palabras, no hay nada de irregular en el aplazamiento de la convocatoria, no se va a afectar el proceso, y todo es con una buena causa pues habrá mejores condiciones para los indígenas y las mujeres en las próximas elecciones. Las diputadas buscan enterrar así cualquier tipo de polémica sobre este tema, como la que se generó la semana pasada con un supuesto “Bonillazo”, que ya sabemos no sucederá… Así se las gastan. O peor… Comentarios: lineadirectaportal@rsn.com.mx

Comentarios