Cubrebocas obligatorio, ¿sí o no?

Mucho ruido y polémica causaron las propuestas del PAN y PAS –presentadas por separado- para decretar como obligatorio el uso de cubrebocas en Sinaloa en medio de la pandemia del COVID-19. En el caso del Partido Sinaloense, su líder, Héctor Melesio Cuén, dijo que habían presentado ante el Congreso una iniciativa de reforma a la Ley de Salud y Ley de Responsabilidades Administrativas, para decretar como obligado el uso de dicho artículo en espacios y edificios públicos.

Mientras que el dirigente del PAN en el estado, Juan Carlos Estrada, propuso algo similar, pero solo dijo que debería ser una medida a la que se sumen el gobernador Quirino Ordaz y los 18 alcaldes, pero eso sí, sin imponer multas económicas a los ciudadanos, solo “apelando” a su buena conciencia. Sin embargo, recibieron varias críticas, sobre todo la iniciativa de ley del PAS.

Especialistas como Cinthia Barraza, presidenta estatal de Corriente Crítica AC Sinaloa, dijo que son “innecesarias” las reformas a las leyes para obligar a usar el cubrebocas, ya que el artículo 149 del Código Penal del Estado establece que nadie puede dañar a otro en su salud y en el Bando de Policía y Gobierno de los 18 municipios, también se marcan acciones en temas de pandemias.

Mientras que el licenciado en derecho José Guadalupe Morales Carrillo calificó como “descabelladas” las posturas del PAS y del PAN, y dijo que parece que el fondo estos partidos solo quieren tener protagonismo político. ¿Será? Eso sí, pese a los reproches de los expertos, la sociedad sí vio con buenos ojos esta propuesta y dijeron que sería muy útil, pues ya en otros países y regiones les ha funcionado…

Desesperante la situación que viven las familias de todas aquellas personas que han contraído coronavirus y que se enfrentan a un desabasto de medicamentos, o lo que es peor, el “coyotaje” y los precios exorbitantes. Y las autoridades… brillan por su ausencia.

Una ciudadana de Culiacán denunció que a su padre, quien tiene COVID-19, le recetaron siete inyecciones del medicamento Tocilizumab, las primeras dos dosis las consiguió en 11 mil pesos con un proveedor de la capital del estado, pero éste ya no pudo surtir más, por lo que buscaron otros lugares, logrando comprar en Guasave en 15 mil, pero después le subió a 16 mil 500. Buscaron otros vendedores más accesibles, no encontraron más baratos, por el contrario, en una farmacia de Culiacán lo venden ¡en 25 mil pesos!

Tremendo abuso el que se está cometiendo. ¿Y la Profeco, apá? ¿Y la Secretaría de Salud? ¿Qué están haciendo al respecto? El titular de la Profeco en Sinaloa, Miguel Ángel Murillo, señaló que pueden aplicar multas de hasta 3 millones de pesos a farmacias o distribuidores que eleven el costo de medicamentos. Pero hasta ahora esto es solo una “advertencia” y ya es hora de pasar a un siguiente nivel y que se haga sentir el peso de la ley…

El alcalde de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro, se dijo despreocupado por la solicitud de juicio político que hizo en su contra el diputado Pedro Villegas Lobo (entre morenistas te veas…) y muy confiado aseguró que no va a proceder ni avanzar porque no tiene “sustento jurídico”.

El diputado Lobo acusa que el presidente municipal incurrió en “abuso de poder” por descontar a los trabajadores del Ayuntamiento “sin su consentimiento” entre 200 y 600 pesos para dar apoyos a los afectados por el COVID-19. Por ello, desde el pasado 15 de julio interpuso dicha solicitud, y en el Congreso del Estado ya se está analizando el tema.

La Comisión de Puntos Constitucionales y Gobernación es la que tendrá que armar un expediente y determinar si procede o no. Pero Estrada Ferreiro ya anticipó el resultado a su favor. De cumplirse este pronóstico, sería el segundo juicio político que desecha el Legislativo, pues con anterioridad se desestimó un trámite similar en contra del alcalde de Ahome, Manuel Guillermo Chapman…

Hablando del Congreso… en estos tiempos de nueva normalidad y de sesiones virtuales, nos comentan que muchos legisladores están dejando mucho que desear en su comportamiento, pues no guardan la compostura, ni siquiera sabiendo que todos los trabajos del Pleno son transmitidos en vivo a la sociedad.

Este martes, durante la maratónica sesión en que se reprobaron las cuentas públicas de varios municipios, entre ellos Mocorito, Elota, San Ignacio y Badiraguato, quien dio la mala nota fue José Manuel Valenzuela pues durante un pase de lista después de un receso para la comida, se le ocurrió ponerse gracioso. El diputado del PT, Eleno Flores, no respondía al ser nombrado y “El Chenel” salió con su bromita: “Ya se murió”, dijo.

De inmediato desde la Mesa Directiva le dieron un “jalón de orejas” a Valenzuela López, pero nos dicen que lo peor es que esto es cosa del diario en los trabajos virtuales, donde los diputados lo mismo se distraen poniéndose crema, o van manejando en plena sesión y hasta se les cae el celular a los pedales del vehículo. Más seriedad y estatura política, señores legisladores. Así se las gastan. O peor… Comentarios: lineadirectaportal@rsn.com.mx

Comentarios