CONAGO y la Gobernabilidad

Ayer 10 Gobernadores le expidieron un acta de defunción a la CONAGO, lo mismo que le dio vida a ese espacio democrático fue lo mismo que la está sepultando: mejorar la interlocución con la federación así como mejorar la distribución de recursos en las entidades federativas.

Con Vicente Fox, en el 2001 aproximadamente más de 20 gobernadores la mayoría del PRI crearon la Comisión Nacional de Gobernadores para que los diferentes  “Ramos” se incrementaran y eso se originó en recursos para los Gobernadores, es por ello que en los sexenios panistas los jefes de las entidades federativas fueron conocidos como Virreyes.

López Obrador en ese tiempo fue Jefe de Gobierno de la Ciudad de México y le tocó no sólo la reducción de recursos en su presupuesto, sino un desafuero,  por eso sabe como funciona la CONAGO y a través de la transferencia de recursos sabe como empoderar o desbarrancar a un Gobernador.

El Presidente por eso tiene a la gran mayoría de los gobernadores sin recursos, por que no les tiene confianza, no quiere empoderar a nadie y a través de lo poco o casi nada que entrega es que exige lealtades.

Y lealtades entre la miseria es agotar y ganar tiempo… ganar tiempo para asfixiar a sus gobernadores.

Es por ello que 10 gobernadores ya no quisieron seguir ese juego y se salieron de la CONAGO para dar vida a la Alianza Federalista, son Gobernadores de la oposición, 5 gobernadores del PAN, 2 del PRI, uno Independiente, uno de Movimiento Ciudadano y uno del PRD.

Esta jugada de jefes estatales no es un rompimiento con la federación, solamente es romper un canal para abrir otro, otro canal donde la voz se escuche mejor y más audible, ya que el Presidente escucha lo que quiere y cuando quiere.

Los Presidentes de las otras transformaciones tuvieron sus respectivas rebeliones, Juárez se le rebeló el Gobernador de Nuevo León y lo mandó fusilar, Madero no alcanzó a nada por que lo quitaron y a Cárdenas al llegar quitó a la mitad de Gobernadores pero primero puso a sus propios  jefes de zonas militares, antes de quitar gobernadores.

Luis Echeverría quitó a seis de sus gobernadores, uno, el  de Sonora era de sus preferidos, Echeverría,  es el mandatario al que se parece más López Obrador, era el Presidente cuando Andrés Manuel estudiaba Ciencias Políticas en la UNAM y así con ese juego pontificio, donde desde el púlpito del salón de la  tesorería pontifica o maldice, ayer 10 gobernadores se le salieron del carril.

Echeverría les echaba al Ejercito vestido de Policía o al Congreso Local a los Gobernadores, López Obrador les avienta la Unidad de Inteligencia Financiera, antes, era la lealtad política hoy es la lealtad al dinero… la lealtad a no ambicionar recursos financieros que solamente quiere disponer el Presidente.

Echeverría tenía su candidato en Sinaloa, estaba cantado, era el Subsecretario Gilberto Ruiz Almada, era su amigo, la publicidad ya estaba hecha solamente era esperar… pero el Capital de Nuevo León quiso poner a prueba al Presidente y Don Fidel en un acuerdo sacó la candidatura de quien  después sería el primer gobernador obrero.

El tablero del país se está moviendo… y lo que se mueva en un estado le repercute a otro. Lo que se movió en estos 10 gobernadores obligará nuevas decisiones en los otros estados.

Todo se está moviendo y con pandemia… nada está dado.

Quien lo crea que recuerde aquella decisión donde Echeverría sacrificó a su amigo… en aras de la gobernabilidad.

Comentarios

venenatis pulvinar id lectus ut massa neque. vel, elementum