¿Con quién quiere quedar bien la CEDH?

Ya sabemos todos que en el mundo de la política no existen las coincidencias y por eso fue por demás “curioso” y llamativo el inusual comunicado y la inusual recomendación que emitió este martes la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, en la que, en pocas palabras, acusa a miembros de la Policía Estatal de participar en la desaparición forzada de personas y a la Fiscalía General del Estado de hacer “investigación de escritorio, que solo pide oficios y pocas veces sale a campo”.

En un boletín de prensa atípico y extenso de nueve hojas, la CEDH señaló que derivado del análisis de 338 expedientes, desde el año 2008 hasta junio de 2019, se detectaron serias omisiones y múltiples prácticas contrarias por parte de las autoridades competentes del Estado sinaloense en la prevención, la atención de las familias y la investigación de los delitos cometidos.

Fuertes y muy graves acusaciones que deben de ser investigadas por las autoridades competentes, y no deben dejarse pasar de largo. No obstante, llama bastante la atención la fuerza de las palabras de una Comisión que en los últimos años ha sido bastante gris y que poco ha sobresalido -paradójicamente- en la defensa de los derechos humanos de los sinaloenses.

En años anteriores, ha habido coyunturas muy específicas en las que se hacía necesario el mismo ímpetu de la CEDH, pero nunca llegó y se limitaban a declarar “que investigarían”. Pero ahora, en un contexto en el que José Carlos Álvarez Ortega quiere ser ratificado para un segundo periodo como titular, las cosas cambian. ¿Será que Don José Carlos quiere quedar bien con alguien, por ejemplo, con la bancada de Morena en el Congreso? Por ahí dicen que si piensas mal, acertarás…

El Congreso de Sinaloa tuvo que suspender la sesión que estaba programada para este jueves 18 de junio, pues existe el temor de que haya un brote de COVID-19. Y es que ayer mismo se confirmó que la diputada Cecilia Covarrubias, de Morena, dio positivo a la enfermedad, siendo la primera legisladora sinaloense en esta situación.

Covarrubias hizo el anuncio en sus redes sociales, y dijo que hasta ahora ha manifestado síntomas leves y esperemos que tenga una exitosa recuperación, no obstante, su madre, por desgracia, falleció el fin de semana debido al coronavirus.

Ante esta situación, en el Legislativo decidieron suspender labores, aunado a que familiares de algunos trabajadores ya han presentado síntomas. Insistimos en que es todavía muy alto el riesgo y por lo mismo se hace urgente que se activen las sesiones virtuales del Pleno del Congreso, y no hasta dentro de 4 meses, como se estipuló en la reforma aprobada el pasado 2 de junio. Algo se tendrá que hacer en ese sentido…

Pese a esta situación tan difícil que estamos viviendo en materia sanitaria, se reactivó nuevamente en Sinaloa la “calentura política”. Recordemos que a inicios de año estuvo muy fuerte, y después se detuvo durante algunos meses debido a la pandemia. Pero en los últimos días han retomado bastante fuerza los deseos por el 2021.

Para muestra, ahí tenemos –nuevamente- al secretario de Pesca y Acuacultura, Sergio Torres Félix, quien admitió que no tiene “plan B”, y sin ningún eufemismo ni nada parecido, fiel a su estilo, reiteró y dejó en claro que sí o sí (con o sin el PRI) quiere aparecer en las boletas el próximo año y su intención es suceder en la gubernatura a Quirino Ordaz Coppel. Es más, hasta se dijo plenamente confiado de que si le dan la candidatura, se llevará el triunfo, sin importar a quién tenga enfrente.

Eso si, nos dicen que el “chinchorrazo” de Torres va directo a la bahía del PAS. ¿Le dejará pescar algo Héctor Melesio Cuen Ojeda?…

¿Qué opinará de esto Quirino Ordaz? Ya en anteriores ocasiones el mandatario estatal hizo el enfático llamado a sus funcionarios para no “distraerse” en cuestiones políticas. Y vaya que ahora menos que nunca quiere la gente ver a funcionarios que están más interesados en su propio proyecto, que en el bienestar social. ¿Se viene un nuevo y más fuerte jalón de orejas para Don Sergio y todo aquel que se le sume? Habrá que verlo…

En Concordia se está armando la buena y es que el regidor del PRI, Jesús Ornelas Salazar, aseguró que se debe de nombrar un “sustituto” al frente del municipio, pues el alcalde Felipe Garzón dio positivo a COVID-19 y tendrá que aislarse, al menos, durante 14 días.

Ornelas recordó que esto excede la ausencia permitida, que es de 10 días, y por ello solicitó a la Secretaría del Ayuntamiento realizar una sesión extraordinaria de Cabildo para abordar el tema y nombrar a quien deberá quedar al frente. “Solo queremos que se cumpla la ley”, dijo.

Claro, que esto no le gustó nadita a Felipe Garzón, quien dijo que la del regidor es una “actitud carroñera”, y aclaró que él no está ausente pues pese a tener coronavirus sigue estando –de manera virtual- al pendiente de su gobierno y de la población. Está bueno el agarre entre ambos, y eso que son priistas los dos. Como quien dice, hay “fuego amigo” en el que fuera el último municipio de Sinaloa en registrar contagios… Así se las gastan. O peor… Comentarios: lineadirectaportal@rsn.com.mx

Comentarios

sit in vulputate, dolor Praesent Donec felis id