Con esos políticos

Culiacán del caos vial, los retenes, baches y topes, Sinaloa, 25 de febrero 2019. La crisis política era ¿es? nacional, ciertamente, y cuando surge se agudiza precisamente porque los actores, desde el relleno a la marquesina, nada serio hacen para enderezar el rumbo. En las entidades del poder delegado (también lo es el de la […]

Jorge Guillermo Cano, inició en La Voz de Sinaloa (1969); ha sido reportero y columnista en publicaciones locales y nacionales. Cuenta con Doctorado en Ciencias Sociales.

Culiacán del caos vial, los retenes, baches y topes, Sinaloa, 25 de febrero 2019. La crisis política era ¿es? nacional, ciertamente, y cuando surge se agudiza precisamente porque los actores, desde el relleno a la marquesina, nada serio hacen para enderezar el rumbo.

En las entidades del poder delegado (también lo es el de la presidencia, aunque a otro nivel) pareciera que se aplican para abonar el terreno de la llamada “política real”, es decir, la que se aleja sin remedio de la ética.

No tan de paso: en los tiempos de la cuarta, ahora tenemos hasta “superdelegados”, en la misma tandariola, que parecen no entender el contexto en que se mueven.

En el caso de nuestro estado, por emplear el lugar común, en el tobogán del deterioro ciudadano, pequeños actores están siendo inflados por supuestos anhelos democráticos. Son, desde luego (si de pensar en el bien común se trata) irrelevantes, aunque se asumen necesarios en el circo de la simulación electorera, o al menos así lo creen sus infladores.

EN LA “REAL POLITIK”

La cuestión de fondo es ver de qué manera (porque implica una valoración y una toma de posición) quienes a sabiendas recurren a la baja política (de los políticos menores, los de la oportunidad y la mejor oferta) conciliarían la ética con su conducta.

Esa es una cuestión que deberían responder las “figuras” del poder emergente (y del que queda en las entidades, como Sinaloa) o ignorarla, simplemente, si la democracia sigue siendo simple espacio discursivo.

No es dable dar por sentado que las coincidencias y las prácticas son ajenas a la intención política de fondo. La vox populi tiene al respecto consejas valiosas.

Y, reacciones aparte en un contexto de interlocución social ausente, no hay sombra de duda de que alianzas y prácticas reducen o aumentan las figuras, por la sencilla razón de que, quiérase o no, los dirigentes ciertos se colocan al nivel de sus aliados.

No hay lugar para la ingenuidad ni la argumentación rupestre de que el fin justifica los medios. No es cuestión de “primores” o de cachar lo que sea.

LAS VALORACIONES

Si bien es cierto que en política las imágenes se construyen, y con demasiada frecuencia no pasan de ser eso, también lo es que los alegatos de positividad, para que generen respeto, deben tener referentes de realidad.

Y para muchos, lo digan o no, las presencias que salieron (algunas quién sabe de dónde) apoyados por este y aquellos (también en el caso de los morenos); otros impulsados por el gobernador o por quien sea (pero que algo puede) se acercan más al estatuto de inventos de la política.

¿Cuáles son sus reales merecimientos? -Es la pregunta obligada por la sencilla razón de que todos los grupos (y hay donde menos se piensa) se quieren erigir como prototipos de la rectitud, la eficiencia y capacidad.

DEL DICHO AL HECHO

Se pueden ubicar presencias y trayectos, ciertamente (que son garbanzos de a libra) pero la cuestión se complica cuando se trata de establecer una relación causal entre aquéllas y la capacidad probada.

De hecho, tampoco se encuentran fácilmente en cualquier parte (que en los tiempos que corren puede ser cualquiera, literalmente).

No se trata, entonces, de disfrazar un mesianismo impropio sino de hacer un ejercicio, racional y desprejuiciado, para construir una alternativa recuperable para la ciudadanía de este sufrido estado.

De hacerse, muy probablemente la disyuntiva no va a estar en el congresito, ni en el congresote.

EN EL TINTERO

-Continúa la avanzada criminal encabezada por los Estados Unidos, y seguida por la tropa de presidentes mandaderos, en contra de la república de Venezuela. El desenlace puede ser de catastróficas consecuencias para el mundo todo.

-La amenaza rupestre y vergonzante: el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, dice que los días del presidente Nicolás Maduro en Venezuela “están contados” ¿Como en Vietnam?

-Treinta mil millones y más robados a la CFE, otros miles de millones “condonados” por el SAT a los grandes ricos de México. Seguimos esperando.

-El apunte, también en “Vértice de Sinaloa” (verticedesinaloa.net); Línea Directa (https://www.lineadirectaportal.com); Didáktica (http://www.didaktica.com); Sitio Telles (http://www.jorgeluistelles.com) y en “Voces del Periodista”, revista del club de periodistas de México (vocesdelperiodista.com.mx). ([email protected]).

Comentarios