¿Cómo vamos a regresar?

Es muy probable que cuando se vuelva a lo que el Presidente llamó la nueva normalidad, tal vez volvamos con cierto miedo o con cierta prudencia.

Un buen amigo me dijo tenía más del mes en su casa confinado, tuvo que salir a hacer un trámite impostergable y me confiaba que no pudo durar mucho, se sentía adigusto, no se halló, se devolvió a su casa. 

Volver a la selva es difícil cuando duras mucho en la caverna.

En Wuhan, China,  que es donde empezó la pandemia, todo parece indicar que puede haber rebrote y acá es hora que no aplanamos la curva de contagios.  Acá en Sinaloa, nos falta todavía todo mayo y una buena parte de junio, sino es que todo el mes y es posible que el proceso electoral empiece hasta enero.

Es posible eso, que el proceso electoral empiece en consonancia con la casi total reanudación de la economía hasta 2021.

Y si querido radioescucha, los primeros que están venciendo el miedo a sobrevivir son los empresarios y es que los hombres del capital que dan empleos tienen que hacer sobrevivir la planta laboral cuidando los protocolos sanitarios y es que el virus le está pegando más duro a la economía.

En Sinaloa los empresarios ya hicieron propuestas para volver y cuando vuelvan volverán como mi amigo: con miedo y con mucho tacto y, es qué la cadena de suministro no se puede detener. Bien por los empresarios que quieren mantener, pero volver les dará miedo.

¿Cómo va  a ser una campaña política en 2021? Después de la psicosis y de Susana distancia ¿Habrá actos masivos de más de 20 personas juntas? En cambio,  el discurso político va  a ser como el Uber Eats: a domicilio, sanitizado y perfectamente masticable.

Si los políticos de todoooos los partidos o los activistas no entienden eso, la impaciencia  y el coraje que va a traer el electorado van a desechar a la oferta política que no vaya limpia, desinfectada.

Si el electorado te percibe sucio, sin desinfectar, ni siquiera te van a pelar… Simplemente no te van a ver: serás indiferente.

El político, los hombres y mujeres de poder deben entender una cosa: hay un numero muy grande de ciudadanos que tienen que buscar el sustento y por tal razón prefieren morir por culpa de la pandemia a morir de hambre.

Con ese principio es que la gente va a salir a la calle a buscar el pan, buscando encontrar la normalidad perdida.

La  gente va a ocupar mucha ayuda para reinsertarse al nuevo mundo que va a quedar después de la pandemia.

¿Cómo le van a pedir el voto a usted en mas o menos un año? ¿Se le habrá pasado el coraje a usted? Lo que es cierto es que quienes sean candidatas o candidatos cometerán un gravísimo error en querer oficializar el discurso, nadie va querer oír loas al gobierno.

Todo se lo va a llevar el que sepa interpretar el sentir real de la gente y eso no es dar la contra… es pintar el futuro y eso sea creíble.  La verdad es lo más cercano a la sanitización, a lo desinfectado, lo que sea mentira lo verán como sucio, lo verán como datos deshonestos y de eso…  la gente va a salir harta.

Así vamos a volver: hartos y con miedo… y no vamos a tener paciencia para oír estupideces, odios o culpas… Sinaloa le va a apostar al futuro, quien lo sepa pintar… pintará mejor.

Comentarios