¿Cómo se trata la ansiedad en un proceso de psicoterapia?

Los casos de ansiedad constituyen uno de los temas de tipo psicológico más frecuentes entre la población, y se calcula que están presentes en forma de trastorno de ansiedad en aproximadamente un 5% de la población.

Desde hace décadas, los profesionales de la psicología hemos invertido buena parte de nuestro esfuerzo a encontrar y aplicar métodos de tratamiento contra la ansiedad que resulten eficaces.

En este artículo conoceremos, de manera resumida, cual es el proceso en psicoterapia para el tratamiento de la ansiedad y las diferentes maneras en las que los psicólogos ayudamos a los pacientes que presentan este malestar.

¿Cómo se presentan los problemas de ansiedad?

La ansiedad es un estado psicológico y fisiológico que puede presentarse de varias formas, y todas ellas tienen algo en común: aparece como reacción que se anticipa a posibles fuentes de peligro o de riesgo de perder algo.

Esto es un fenómeno presente en todos los individuos sanos y que, por lo general, resulta adaptativo (es decir, que es útil para nuestra capacidad de sobrevivir adaptándonos al entorno), sin embargo, existen ocasiones en las que pueden convertirse en psicopatologías o incluso en enfermedades físicas.

La ansiedad está asociada en mayor o menor grado con la mayoría de los trastornos psicológicos que aparecen en los libros de diagnósticos más utilizados. Sin embargo, en ocasiones el componente ansioso figura de una manera tan importante para la aparición de la psicopatología que se considera que la ansiedad es la principal causa de dicho trastorno. Es en estos casos cuando hablamos de los trastornos de ansiedad.

Los trastornos de ansiedad más importantes son los siguientes:

– Fobias

– Trastorno de Ansiedad Generalizada

– Trastorno de pánico

– Trastorno de ansiedad por separación

Además de estos existen otros trastornos muy relacionados a la ansiedad como son el Trastorno Obsesivo-Compulsivo, el Trastorno por Estrés Postraumático y las adicciones. En todos los casos, el problema o gran parte de este tiene que ver con los patrones de comportamiento que la persona íntegra para disminuir el malestar de la ansiedad; son estrategias que funcionan a corto plazo, pero que empeoran la situación a medio o largo plazo.

¿Y cómo se trata en terapia?

Estas son los conceptos principales para entender de qué forma se estructura el tratamiento de la ansiedad.

1. Es un proceso gradual

Por supuesto que no existen las soluciones mágicas que acaben con los problemas de ansiedad de la noche a la mañana. El proceso psicoterapéutico dura entre varias semanas o varios meses, y requiere constancia en la realización de sesiones con el psicólogo.

2. Hay que encarar la fuente de la ansiedad

Todas las estrategias de psicoterapia orientadas en superar la ansiedad se basan en “aprender” maneras diferentes de enfrentarnos a aquello que nos hace sentir ansiosos, sin dejar que nos robe el control de nuestros actos. Esto implica irse acostumbrando a tolerar un cierto nivel de incomodidad o malestar emocional durante unos minutos, si bien los psicólogos supervisamos y ayudamos para que esto resulte más cómodo.

3. Hay creencias a corregir.

En gran medida, lo que mantiene vivo el trastorno de ansiedad es un sistema de creencias disfuncionales, las cuales alimentan las razones para justificar ese estado de alerta y anticipación. En psicoterapia se construye el ambiente adecuado para que los pacientes puedan destruir estas creencias preconcebidas.

4. Hay rutinas que ayudan a gestionar la ansiedad

También, existen una serie de medidas de prevención que ayudan a que los pacientes estén preparados para afrontar de manera adecuada los momentos en los que la ansiedad se eleva mucho. Estas tienen que ver con mantener un buen estado de salud física y mental y aprender algunas técnicas para aprender a relajarse en momentos clave.

Estos son algunos recursos terapéuticos utilizados para tratar los casos de ansiedad.

1. Provocar una desensibilización sistemática.

La desensibilización sistemática son una serie de procedimientos que tienen como meta ayudar a la persona a “que se acostumbre” a lo que le produce ansiedad, enfrentándose a ello para después asociarlo a un estado de calma o de una emoción neutral.

2. Reestructuración cognitiva

La reestructuración cognitiva son una serie de técnicas pertenecientes a la terapia cognitivo-conductual, las cuales tienen como meta ayudar a que las personas se desprendan de creencias disfuncionales y que están participando en el mantenimiento del trastorno.

3. Mindfulness

El Mindfulness consiste en un estado psicológico caracterizado por el hecho de dirigir la atención al presente, observándolo desde una perspectiva de aceptación de las imperfecciones.

Nace de prácticas de meditación milenarias y se usa con fines terapéuticos en contextos como: la psicoterapia, ámbito laboral en las empresas, deporte, etc. Entre otras cosas, ayuda a desprenderse de la rumiación psicológica, es decir, los pensamientos negativos que aparecen en nuestra mente una y otra vez.

4. Técnicas de relajación

Las técnicas de relajación tienen como objetivo hacer que la ansiedad se vaya disipando a partir de prácticas que modifican el estado del cuerpo desde un punto de vista emocional y fisiológico. Las más conocidas son las técnicas de respiración controlada y la relajación muscular progresiva.

Si estás sufriendo algún problema relacionado con la ansiedad y buscas ayuda profesional puedes contactarme a través de Whatsapp en el numero 6671313403 o en mi Facebook: https://www.facebook.com/sensumpsicologiaycrecimiento/

Juan José Díaz

Psicólogo y psicoterapeuta

Comentarios

velit, porta. mi, tristique sem, ipsum dolor mattis odio