¿Cómo puedo manejar el miedo ante el coronavirus?

¿Cómo puedo manejar el miedo ante el coronavirus?

El coronavirus es un tema que en estos momentos eta en boca de todos. No podemos pensar en otra cosa. Este virus está provocando preocupación y malestar emocional en toda población por la inseguridad que genera el contagio.

El miedo es una emoción que percibimos como desagradable, sin embargo, muy saludable, necesaria y además es adaptativa. Sin embargo, el miedo intenso y extremo nos lleva a bloquearnos emocional y en muchas ocasiones logra paralizarnos. La consecuencia de esto es que anula la capacidad de reaccionar o de buscar soluciones o alternativas que nos ayuden a estar mejor.

Junto con todo esto, el coronavirus vino a presentarse en la era de la tecnología y las redes sociales y gran parte de la información que recibimos no están validadas o no proceden de fuentes confiables.

¿Cómo dejar de pensar constantemente en el coronavirus?

Tenemos a la mano diferentes técnicas de relajación, como la respiración profunda, la meditación, el mindfulness y la autoconciencia. Esta última, se centra en tomar conciencia de uno mismo, pensar más en el presente y buscar soluciones para el aquí y el ahora.


Esta crisis sanitaria que nos está obligando a quedarnos en casa puede ser una buena oportunidad para pasar más tiempo con la familia y compartir momentos de ocio.

Tanto para los adultos como para los niños se aconseja diferenciar el horario de los días entre semana de los de fin de semana, esto para establecer una rutina de lunes a viernes y, aunque haya que quedarse en el domicilio, podamos asignar los tiempos necesarios tanto a actividades productivas como a los de diversión. 

No hay duda que esta pandemia nos está afectando a en varios ámbitos. La marca psicológica del coronavirus a nivel individual dependerá de cómo cada persona pueda manejar esta situación y de la red de apoyo con la que cuente.

Desde luego hay que saber pedir ayuda cuando lo necesitemos. Es momento de adquirir los elementos, recursos y estrategias necesarias para poder superar esta situación tan complicada, de lo contrario, podrán generarse traumas que podrían derivar en secuelas relacionadas con la ansiedad de que pueda ocurrir de nuevo. Todos en generar necesitaremos poner más atención al autocuidado para poder lograr una estabilidad psicológica y emocional.

¿Qué puedo hacer para afrontar sanamente el miedo ante el coronavirus?

Si no está afectado por esta enfermedad, pero está sintiendo una serie de emociones con alta intensidad o de manera persistente tales como:

Nerviosismo, agitación o tensión, con sensación de peligro inminente, y/o pánico.

No puede dejar de pensar en otra cosa que no sea la enfermedad, o la preocupación por enfermar.

Necesita estar permanentemente viendo y oyendo informaciones sobre este tema.

Tiene dificultad para concentrarse o interesarse por otros asuntos.

Le cuesta desarrollar sus labores cotidianas o realizar su trabajo adecuadamente y el miedo le paraliza.

Está en estado de alerta, analizando sus sensaciones corporales e interpretándolas como síntomas de enfermedad, siendo los signos habituales.

Le cuesta controlar su preocupación y pregunta persistentemente a sus familiares por su estado de salud.

Percibe un aumento del ritmo cardíaco, respiración acelerada (hiperventilación), sudoración o temblores sin causa justificada.

Presenta problemas para tener un sueño reparador.

Entonces te recomiendo lo siguiente:

Identifica si existen pensamientos que te puedan generarle malestar. Pensar constantemente en la enfermedad puede hacer que aparezcan o se acentúen síntomas que incrementen su malestar emocional.

Reconoce tus emociones y acéptalas. Si es necesario, comparte tu situación con las personas más cercanas para que puedas encontrar la ayuda y el apoyo que necesitas.

Cuestiona: busca pruebas de realidad y datos confiables. Conoce los hechos y busca datos fiables que ofrecen los medios oficiales y evita información que no provenga de estas fuentes, descartando información e imágenes alarmistas.

Informa a tus seres queridos de manera realista. En el caso de menores de edad o personas que pertenezcan a sectores vulnerables como ancianos, no les mientas y dales explicaciones reales y adaptadas a su nivel de comprensión.

Evita la sobreinformación, ya que si estás permanentemente conectado no te hará estar mejor informado y esto podría aumentar la sensación de riesgo y nerviosismo innecesariamente.

Compara la información que compartas. Si usas redes sociales para informarse, procura hacerlo de fuentes oficiales.

Pautas emocionales para el autocuidado:

Mantén una actitud optimista y objetiva.

Acata las recomendaciones de higiene y prevención que recomiendan las instituciones sanitarias. 

Evita hablar permanentemente del coronavirus.

Apóyate en tu familia y amigos.

Ayuda a tu familia y amigos a mantener la calma y a tener un pensamiento adaptativo a cada situación.

No contribuyas a dar difusión a rumores o noticias falsas. No alimentes tu miedo ni el de los demás.

Ten cuidado con las conductas de rechazo o discriminación. El miedo puede llevarnos a comportamientos impulsivos y llegando a rechazar o discriminar a ciertas personas.

Si eres población de riesgo, según las autoridades sanitarias:

Sigue las recomendaciones y medidas de prevención que determinen las autoridades sanitarias. Confía en ellos porque saben lo que tienen que hacer.

Infórmate de forma realista y sigue las pautas emocionales de autocuidado.

No minimices tu riesgo para intentar evadir la sensación de miedo a la enfermedad.

Tampoco magnifiques el riesgo. Sé precavido y prudente sin llegar a conductas alarmantes.

Si te recomiendan medidas de aislamiento, ten presente que es un escenario que puede llevarte a sentir estrés, ansiedad, soledad y frustración. Estos efectos pueden durar o aparecer incluso después del encierro. Trata de mantenerte ocupado y conectado con tus familiares y amigos.

Es importante que generes una rutina diaria y que aproveches para hacer aquellas cosas que te gustan, pero que por falta de tiempo no puedes realizar (leer libros, ver películas o series, etc.).

Si ya estás padeciendo la enfermedad:

Sigue las recomendaciones citadas anteriormente y, además:

Maneja tus pensamientos negativos. No te pongas en escenarios catastróficos de manera anticipada. 

No te alarmes innecesariamente. Se realista. La realidad es que la mayoría de las personas infectadas con el virus se están curando.

Cuando sientas miedo, apóyate en las experiencias que tienes en situaciones similares.  Piensa cuántas enfermedades has superado en tu vida con éxito.

Mantengamos una actitud realista, no dejemos de actuar en consecuencia al riesgo de contagio ni nos dejemos llevar por fantasías catastróficas.

Deja tu comentario y si tienes alguna duda o sugerencia o estas interesado en iniciar un proceso de terapia ya sea en línea o presencial puedes contactarme a través de Whatsapp en el número 6671313403.

Facebook: https://www.facebook.com/sensumpsicologiaycrecimiento/

Juan José Díaz

Psicólogo y psicoterapeuta

Comentarios

odio Nullam Sed amet, elit. porta. Curabitur velit, libero