¿Cambio de conversación?

Estos días, de pandemia, cuando andas en un lugar común que no es tu casa, en el súper, en la calle mientras transitas, claro cuando se sale por necesidad,  la gente a medida que te acercas, mas menos a los 6 o 7 pasos,  con los ojos, la gente  te va exigiendo la sana de distancia.

A la gente le ves el miedo, a medida que las noticias van dándose, la gente dependiendo su forma de vivir es como se comporta, según su filosofía de vida cada quien se va moviendo conforme el mundo gira y la peste se va insertando en el aire:

-Hay quienes de plano traen el cloro, el cubre bocas y el alcohol a la mano y si quieres hablar con esas personas te avientan medio litro de alcohol, medio de cloro y te exigen cubre boca ¿Exagerados? No creo, ante la pandemia toda exageración es seguridad.

-Hay quienes nada más traen el cubre bocas, salen lo escencial o salen a ganarse la vida, cuidándose lo normal, lo necesario, sin ninguna exageración.

-Hay otros, los que ni por equivocación le dan la justa dimensión a los momentos que estamos viviendo y siguen en la calle como si la peste no anduviera en la ciudad.

Los primeros se cuidan y cuidan a los suyos, los otros nomas se cuidan lo que creen y los últimos ni por equivocación se exigen algo, menos cuidarse y cuidar su entorno.

Así igual los políticos de todos los niveles, están igual que los ciudadanos:

Los unos, muy prudentes, no aparecen, solamente hacen su trabajo se hacen sentir desde lo ordinario, desde su casa dan los mensajes, son certeros, son claros, son educados, sobrios, saben que no pueden hartar a la gente, por eso suelen ser muy precisos y entendibles sus mensajes, los cuales son necesarios.

Otros, hacen lo que creen, si se cuidan, aunque a medida que les va entrando el miedo, van extremando precauciones y sus mensajes son equívocos, son bandazos, de un lado a otro, estresan, aunque se sienten importantes, la gente cada vez le entiende menos.

Y otros, aparecen con temas de otra índole, cuando todo es salud, aparecen cambiando la conversación de una manera muy impositiva y creyendo que la gente es tonta.

Si ahorita el tema es preservar la vida, la clase política debe hablar de eso y dar todas las disposiciones para facilitar los recursos por la emergencia sanitaria. No otros temas.

Cuando la plática esta muy fuerte y todo mundo exige respuestas no es opción cambiar la conversación.

No puedes cambiar la platica cuando todo mundo grita lo mismo.

Aunque seas la nueva chica del barrio. Seas morena o rubia.

En el Senado, el lunes, Morena, le cambió la conversación al país, si bien es cierto tenían el tema de la Ley de Amnistía no quisieron meter el tema de COVID19, ni Morena quiso ampliar el orden del día, tampoco la oposición hizo nada para impedirlo.

El tema ante la emergencia: el partido gobernante está imponiendo los temas y eso cualquier partido lo haría, nomas que antes, había oposición de altura. Ahorita no hay oposición.

La oposición son:  la pandemia  y la economía, ambas,  son las que están desnudando a la 4 transformación.

Sino al tiempo. Todos los ciudadanos, exagerados, cuidadosos y descuidados, se van a dar cuenta… al tiempo.

Recomendación de Netflix: ya está la sexta temporada del Señor de Los Cielos… Póngale mucha atención al capítulo 37: un Aurelio Casillas le exige al Candidato Gómez Labrador que saque la Ley de Amnistía.

Netflix nos sorprende con la realidad… aunque a veces la realidad supera a la ficción y acá en México ya no sabemos cual es cual.

Comentarios