Bienvenidos a la ‘Nueva Normalidad’…

Ya acabó formalmente la Jornada Nacional de Sana Distancia y hoy empieza la famosa “Nueva Normalidad”. Este hecho ha confundido a muchos ciudadanos y en todo el país ha sido evidente la relajación del confinamiento y un mayor número de personas está saliendo a las calles. Sin embargo, las autoridades federales han querido dejar muy claro que el COVID-19 no se va a “extinguir” este de junio.

Ayer, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, fue enfático al recordar que este lunes no vamos a poder salir y regresar a nuestras actividades como si nada pasara. Lo importante de este cambio, explicó, es que en la nueva normalidad los gobiernos de los estados tendrán mayor responsabilidad y ellos irán decidiendo, con base en el “semáforo de alerta” operado por la Federación, cómo y cuándo se dará el levantamiento gradual de las medidas restrictivas y la reapertura de actividades económicas.

Así que nada de bajar la guardia y de pensar que ya pasamos la peor parte, porque no es así y los números lo reflejan: en el país suman más de 90 mil casos confirmados y 9 mil fallecidos, y en Sinaloa ayer se superó la cifra de 3 mil casos y 469 muertes…

Por cierto, otro punto polémico en esta nueva etapa ha sido el evidente encontronazo entre algunos gobernadores y la Federación. El pasado viernes, los mandatarios de Coahuila, Tamaulipas, Nuevo León, Durango, Michoacán, Jalisco, Colima de plano le dijeron “no” al semáforo federal y anunciaron que seguirán sus propias estrategias.

En Sinaloa, Quirino Ordaz dejó en claro que aquí sí habrá una estrecha coordinación con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, si bien se tomarán en cuenta las condiciones propias de la entidad. Pero para nada habrá un rompimiento, cosa que no sorprende demasiado pues Ordaz Coppel nunca ha seguido la línea de sus otros homólogos “rebeldes” y hasta ha dicho que ve intenciones políticas en esas actitudes.

Pero eso sí, y como aquí lo hemos dicho, se prevé que haya estrecha coordinación con Palacio Nacional pero eso no quiere decir que todo se vaya a hacer exactamente como lo plantean en la Ciudad de México, y para muestra, las fechas del fin del ciclo escolar dadas a conocer ayer por la SEPyC, que no empatan por completo con lo planeado por la SEP federal. Se “regionalizarán” las decisiones, sin duda alguna. Así, de esta forma, entraremos pues a la “nueva normalidad”…

Y como si no hubiera sido un fin de semana bastante movido, también se registraron el sábado pasado decenas de movilizaciones (caravanas de autos, para guardar la sana distancia) en diferentes ciudades del país -algunos hablan de 30, otros de hasta 70- con el lema en común: “AMLO vete ya”.

Las pancartas con mensajes en contra del presidente Andrés Manuel López Obrador fueron el común denominador, y reprochaban, entre otras cosas, el mal manejo que se le ha dado a la pandemia del COVID-19 y el nulo apoyo a las pequeñas y medianas empresas para hacer frente al cierre de actividades. 

A nivel estatal vimos estas movilizaciones en Mazatlán y Culiacán, pero lo que llamó mucho la atención es que varios de los autos que participaron eran de marcas de lujo. Esto no tendría nada de malo ni le restaría credibilidad a las protestas, pero fue bastante aprovechado por los defensores del Presidente para llamarla ni más ni menos que una “marcha fifí”…

Dicho y hecho, como le comentábamos la semana pasada, los partidos PAN, PRI, PRD y Movimiento Ciudadano unieron fuerzas y el viernes anunciaron la creación del “Frente Estatal de Sinaloa contra las Altas Tarifas Eléctricas”, es decir, irán juntos para “defender” a los sinaloenses de los altos cobros de la CFE.

Juan Carlos Estrada, Jesús Valdés Palazuelos, Audómar Ahumada y Cristian Palacios aclararon que el trabajo que ofrecen no tiene tintes políticos, sino únicamente poner a disposición de los ciudadanos sus equipos jurídicos y de gestoría, con el fin de apoyarlos; además invitaron a legisladores de todos colores y a cualquier otro servidor público a unírseles en esta tarea. Sin embargo, muy rápido el que les hizo “fuchi” fue el líder del Partido Sinaloense, Héctor Melesio Cuén, quien dijo que no se les sumaría.

Y la que de plano se abalanzó contra ellos fue la diputada federal por Morena, Merary Villegas, quien lo calificó como un pretexto del “PRIAN” para calentar motores para las elecciones locales de 2021. Acusó que es mero oportunismo político pues hay maneras más adecuadas de abogar por los ciudadanos ante la CFE. Será el sereno, pero uno se pregunta si este nuevo frente no es la antesala de una alianza electoral. Todo apunta a que sí. ¿No lo cree? Así se las gastan. O peor… Comentarios:lineadirectaportal@rsn.com.mx

Comentarios