Así no era con los partidos

El gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, y el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, hicieron públicamente la propuesta de que los partidos donaran el 50 porciento de sus prerrogativas para enfrentar la emergencia sanitaria y económica del coronavirus.

También lo hizo a través de un video el presidente nacional de Morena, Alfonso Ramírez Cuellar, quien al anunciar la decisión de su partido de ceder la mitad de lo que recibe de financiamiento público, emplazó a sus opositores a que hicieran lo mismo.

López Obrador fue más allá, y al mismo tiempo que hizo el planteamiento dijo que exhibiría a los partidos que se negaran a hacerlo, y en la conferencia mañanera de este miércoles lo hizo.

La idea, sin que sea novedosa, no es de ninguna manera mala. Ya se había hecho antes en momentos de crisis, como cuando se registró el más reciente sismo fuerte en la Ciudad de México.

No todos los partidos participaron entonces, y además surgieron serias dudas respecto al destino final que tuvieron esos recursos, que hay que tenerlo presente, son recursos públicos.

Este es un asunto tan sensible, que obliga a un manejo muy responsable del mismo, porque cualquier acción o comentario puede ser interpretado como su politización, lo que lamentablemente ya sucedió.

Si verdaderamente el objetivo de la petición a los partidos fuera la ayuda ante la crisis, el caso se hubiera procesado de otra manera, menos burda.

Si ayudar era el objetivo, el dirigente de Morena, antes de la petición pública, debió buscar un consenso con sus colegas, y de llegar a un acuerdo, informarlo a través de una conferencia conjunta. Que nadie se colgara la medallita, pues.

El mensaje hubiera sido extraordinario a la sociedad mexicana.

Por lo pronto Morena y el PES ya dijeron que sí sin condiciones. El PAN y el PRD que no a como se lo han planteado pero hacen algunas propuestas, mientras que el PRI se muestra dispuesto siempre y cuando el dinero lo maneje un fideicomiso integrado por la sociedad civil y el INE.

Todas las posturas son válidas y respetables, pero bien pudieron ser inconvenientes resueltos si no se hubiera tenido el problema de origen con la manipulación convenenciera de la propuesta.

La intromisión presidencial en el asunto vino a complicar aún más todo el asunto y meterle más esencia política al mismo.

Eso les mueve el tapete a los opositores, porque está a la vuelta de la equina las elecciones del año próximo, que serán trascendentales y todos querrán algo de dinero para ganarlas.

Los partidos políticos en Sinaloa recibirán de financiamiento público este 2020 más de 125 millones de pesos. Corresponden a Morena 48 millones 455 mil pesos, al PRI 32 millones 514 mil pesos, al PAN 18 millones 955 pesos, al PAS 14 millones 433 mil pesos y al PT 11 millones 250 mil pesos.

Si todo se concretara, en Sinaloa serían más de 60 millones de pesos de los partidos que se irían a la ayuda ante la emergencia.

Comentarios