Asfixiadas…

Sin Línea y Directa

Sin Línea… Y Directa es, desde 2014, la columna institucional de nuestros reporteros, quienes expresan libremente sus opiniones sobre los hechos cotidianos

El anuncio del presidente Andrés Manuel López Obrador de cortar los recursos otorgados a las estancias infantiles de lo que antes era Sedesol, hoy Secretaría de Bienestar, y en su lugar darle el dinero directamente a los padres, tuvo sus repercusiones en Sinaloa. Y es que ayer un grupo de trabajadoras encargadas de las estancias fue a manifestarse al Congreso del estado en busca de apoyo y pidieron que intervinieran los diputados para contactarlas con el “superdelegado” del gobierno federal, José Jaime Montes.

Nos cuentan que Don Jaime ni a los legisladores les contestó la llamada y ante esto, las trabajadoras mejor fueron por su propio pie a manifestarse a la delegación de la Secretaría de Bienestar. Sin que le quedara de otra, Montes Salas accedió a atender a las quejosas, aunque les ofreció más palabras bonitas que acciones concretas.

El gobierno federal, dijo el súperdelegado, siempre respaldará a los ciudadanos vulnerables y aseguró además que lo anunciado por el Presidente no implica “per se” que vayan a cerrarse las guarderías. Lo que parecen no entender en el nuevo gobierno es que con este esquema, las estancias terminarán por sucumbir pues se les asfixiará financieramente. El tema, por obvias razones, tiene más que preocupados a amplios sectores de la sociedad…

Eso sí, en donde no le fue tan mal al gobierno federal es con los productores de trigo del Valle del Carrizo, quienes desactivaron las protestas y bloqueo de carreteras ya que aseguran que les cumplieron con fijarles un precio de garantía justo.

A pesar de que la semana pasada habían advertido que hasta podrían tomar algunas casetas, Don Baltazar Hernández Encinas, presidente de la Unión de Productores Agrícolas del Valle del Carrizo, informó ayer que eso ya no sería necesario pues el secretario de Agricultura del gobierno estatal, Manuel Tarriba Urtuzuástegui, les confirmó que lograron una muy buena negociación con las autoridades federales.

Así, si bien no consiguieron no los 6 mil pesos por tonelada que exigían, sí lograron un precio de garantía de 5 mil 790 pesos por tonelada para quienes tengan hasta 100 toneladas. Al menos en este asunto se quitaron una preocupación de encima… por lo pronto. El problema es que todavía tienen muchas otras acumuladas.

Es válido que un funcionario rechace atender a los medios de comunicación, pero nos aseguran que el director del Organismo Cuenca Pacífico Norte de la Conagua, Manuel Bojórquez Lugo, en su visita a Angostura fue maleducado en su trato hacia los representantes de este gremio.

Nos cuentan que a su arribo a una reunión con la alcaldesa Aglaee Montoya para ver los trabajos de desazolve en el río Évora, se le planteó al funcionario federal que dedicara unos minutos para la atención a los reporteros, sin embargo, se hizo como que la virgen le hablaba y que no veía a nadie y simplemente apresuró el paso, ignorando los llamados que se le hacían.

Quién sabe si algo lo puso de malas a Don Manuel, o si lo hizo para evitar algún tema incómodo como el de los 35 trabajadores despedidos en la delegación a su cargo –que suponemos fue la razón principal-, pero sin duda el funcionario de Conagua dejó mucho que desear en sus modales…vaya cuarta transformación.

La exdirectora del Instituto Municipal de las Mujeres en Guasave, Cindy Solano Espinoza, literalmente se le fue a la yugular a la alcaldesa Aurelia Leal López, al decirle que deje de buscar culpables en pasadas administraciones y mejor se enfoque en evitar que se registren más feminicidios.

Doña Cindy aseguró que en la administración anterior no hubo feminicidios en Guasave –aunque de ese dato no nos fiamos totalmente-, mientras que en la actual que apenas inicia ya se puede hablar al menos de uno, y lo peor, dijo, es que la presidenta municipal no le ha prestado la atención debida al asunto.

Para acabarla, y por eso decimos que se le fue con todo, la extitular del Immujeres acusó a la munícipe de violentar ella misma a las mujeres que trabajan en el ayuntamiento, e incluso de despedirlas injustificadamente, como el caso de una trabajadora que pidió permiso para ausentarse el día de su boda y no se sólo no se lo autorizaron sino que la dieron de baja. A ver qué responde Doña Aurelia a esta serie de reclamos… Así se las gastan. O peor…Comentarios: [email protected]

Comentarios