Aquí sí cuenta el cabildeo

Tiempo de opinión

Periodista sinaloense con más de 30 años de experiencia en medios escritos y electrónicos. Editorialista de Línea Directa, escribe la columna Tiempo de Opinión y conduce El Cerrojo de Línea Directa en su emisión Guasave.

Estoy seguro de que Aurelia Leal tiene las mejores intenciones para Guasave, que pretende sentar un precedente como alcaldesa, ser incluso la mejor en la historia del municipio, y hoy está en un momento crucial para avanzar en esa dirección.

Tiene muchas cosas a favor, y otras tantas en contra.

Para empezar, hereda un municipio con muy serios problemas financieros, consecuencia de una serie de excesos e irresponsabilidades en que incurrieron sus antecesores, desde hace varios trienios.

Por una parte están las deudas, abusivas algunas, pero de cumplimiento ineludible a pesar de ello. El pago a la empresa Paguitos, por citar solo un ejemplo de lo que perversamente se hizo, no tendría razón de ser. Ni tan siquiera era dinero público, sino de los trabajadores, y el ayuntamiento en turno era solo retenedor del mismo para hacerlo llegar a su destinatario, pero dispusieron impunemente de ese recurso y lo gastaron como si fuera propio.

Hay además compromisos con Infonavit, Seguro Social, la empresa Pasa, la deuda por las luminarias LED que no han generado nada positivo a Guasave pese a que ese fue el argumento para contraerla, además de otras fuertes obligaciones que representan grandes deducciones de las partidas financieras que le llegan al municipio.

Súmesele los pendientes que se tienen por demandas laborales ya con sentencia en contra para el gobierno municipal y las lesivas prerrogativas que se han ido dando a los trabajadores sindicalizados, principalmente de Jumapag.

Seguramente de todo esto el actual gobierno tendrá una radiografía mucho más completa, pero lo que sí desde fuera se puede asegurar es que no es mejor que la percepción que desde el exterior tenemos los ciudadanos.

Hay, sin embargo, algunos puntos que puede la alcaldesa convertir en fortaleza al momento de realizar las gestiones sobre los recursos que pueden ser incluidos para Guasave en el Presupuesto de Egresos de la Federación en 2019. Mucho de lo que se logre está en función de los cabildeos que se van a realizar, a lo que le apuesta la alcaldesa con esos factores a favor.

Los siete diputados federales de mayoría relativa de Sinaloa tienen su mismo origen aliancista, y uno más representación proporcional tienen su mismo origen aliancista. Dos son guasavenses.

Dos senadores de la República, Rubén Rocha Moya e Imelda Castro son sinaloenses, e incluso Imelda si bien de origen en el municipio de Sinaloa, con un gran compromiso con Guasave, donde inició su carrera política.

Esta semana Aurelia Leal se va a entrevistar con legisladores y funcionarios del gobierno federal, entre ellos el presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, Alfonso Ramírez Cuéllar, que juega un papel muy importante en la asignación de recursos para las obras.

Ramírez Cuéllar, producto de aquél movimiento nacional de El Barzón, conoce Guasave, ha tenido y tiene amigos aquí, donde ha estado en muchas ocasiones ya sea en plan de lucha o de paseo. Eso podría ser un factor a favor.

Le ayuda a la presidenta municipal la experiencia en cuestión de gestión que ha acumulado en años al frente de organizaciones sociales que han bajado recursos para diversos proyectos.

Pero no está sola. Como ella, decenas de alcaldes de todo el país hacen su trabajo en el mismo sentido. La capacidad de cabildeo está a prueba.

Ojalá se concrete la intención de “pellizcar” cuando menos 2 mil 500 millones de pesos del presupuesto federal del año próximo para obras en este municipio.

En lo local y estatal, deseable que se privilegie el diálogo y la negociación, antes que la confrontación, porque eso también cuenta al momento de la evaluación y sobre todo en la solución de algunos problemas.

Comentarios