OPINIÓN

¿Tu relación está en crisis? Estos consejos pueden ayudarte a sacarla adelante

Escrito en OPINIÓN el

Estar en una relación implica compartir con otra persona con creencias, pensamientos y costumbres diferentes. Esto, naturalmente, puede dar lugar al conflicto que muchas veces ponen a la pareja en la encrucijada de continuar con la relación o terminarla.

Si la decisión es continuarla, será necesario el compromiso y la dedicación de ambos para sacar la relación adelante.

Es importante anotar que para llegar a una decisión tan importante es necesario aprender a identificar y tomar en cuanta los pros y los contras tanto de continuar como de darla por terminada. Elementos como el respeto, la estabilidad y la compatibilidad del proyecto de vida de cada uno son factores que deben tomarse en cuenta para tomar la decisión.

Cabe aclarar que así como cada persona es diferente, los problemas que se presentan en cada pareja pueden ser también muy distintos. Los puntos que te comparto el día de hoy, son solo observaciones generales que espero te sirvan de guía para afrontar la situación.

1. Identifica la causa del conflicto.

El que puedan tomar acuerdos es el principio para que juntos logren identificar la causa del conflicto. Cuando se toman acuerdos en relación a la fuente de la crisis es mas fácil establecer metas y encontrar las formas de superar la situación.

El mutuo acuerdo es básico para que, juntos puedan modificar las circunstancias que los llevaron al conflicto, sin embargo este acuerdo deberá ser el resultado del análisis individual y personal del conflicto. Toma tu espacio y reflexiona sobre la situación, identifica lo que para ti pudieran ser los obstáculos que se están presentando y entonces compártelos con tu pareja para que tengan un espacio de intercambio de ideas. De esta manera tendrán ambos de conocer el punto de vista del otro y les será mas fácil llegar al acuerdo.

2. Asume lo que te corresponda

Es muy frecuente que en algún conflicto de pareja ocurran dos cosas: 1. No aceptamos ser parte del problema o 2. Nos echamos la culpa de lo que ocurre. Tanto una como la otra son equivocadas. La relación es el resultado de las aportaciones (tanto convenientes como inconvenientes), de ambos.

Para asumirlo así, se requiere que los dos muestren compromiso, objetividad y madurez. Si no puede ser así, será imposible que puedan identificar los factores que deben modificar para construir la relación que desean.

3. Haz a un lado los celos

Aunque no todos los conflictos tienen que ver con celos, si aparecen en muchos de ellos. Los estudios demuestran que los celos cuando se presentan de forma patológica son indicios de insatisfacción en la relación y esta insatisfacción es la que puede derivar en crisis.

Aclaremos algo, no todos los celos son “malos” y es importante poder distinguir la naturaleza de los mismos. También existen celos saludables que son la muestra del cuidado y el aprecio por el otro.

Los celos cuando son sanos son muestra de la preocupación por la relación y son también, una consecuencia natural del apego. Cuando son patológicos o enfermizos ocasionan todo lo contrario, destruyen la relación. Toma en cuenta este punto a la hora de determinar las causas reales de la crisis.

4. Fortalezcan la individualidad de cada uno

Estar en pareja no implica que todo tenga que hacerse en pareja. Tan importante es construir una relación sana con la pareja como la que tenemos con nosotros mismos. Estar en pareja no significa olvidarnos de nosotros, de lo que somos, de nuestros sueños y objetivos.

Se ha demostrado que fortalecer los aspectos individuales contribuye a la estabilidad en la pareja. Para lograrlo es importante poder hacer cosas en solitario, compartir tiempo con nuestros amigos y familia, aceptar que podemos tener opiniones distintas, tener ideas y opiniones propias y poder pasar tiempo y tener espacios lejos de la relación.

5. Perdona

Otro aspecto importante para mejorar una relación que se encuentren crisis es el de poder perdonar sinceramente. Y en este sentido, podemos encontrar que no solo se trata de perdonar al otro sino también de poder perdonarnos a nosotros mismos.

Perdonar es un proceso y por lo tanto lleva tiempo. Trabaja en tu empatía y en poder ser mas considerado

6. Sé honesto

Es imposible salvar una relación si dentro de todos los esfuerzos que se hagan no incluimos la honestidad. Aprendamos a ser abiertos y sinceros tanto en aspectos relacionados con el otro como con la misma relación. Habla de tus intenciones, tus anhelos y lo que esperas de tu pareja con total sinceridad.

La honestidad junto con el compromiso son aspectos fundamentales en una relación de pareja.

7. Busquen ayuda profesional

Aunque todos los puntos anteriores son aspectos que pudieran trabajarlos tu y tu pareja, es importante poder identificar cuando es necesaria la ayuda externa y profesional. Acudir a un terapeuta especializado en el acompañamiento de la pareja pudiera acelerar el proceso de resolución y del encuentro entre ambos.

De nuevo, déjame recordarte que cada relación es diferente solo por estar integrada de personas diferentes. Nadie es igual a nadie. Cada caso es particular porque en cada una de las situaciones por resolver va implícita la historia de cada uno de sus integrantes ademas de que no es lo mismo trabajar en un caso donde haya mala comunicación a una en donde ha habido infidelidad. Lo bueno es que, si pueden encontrar los elementos necesarios, siempre hay solución.

Te agradezco cualquier comentario acerca de esta columna y si crees necesitar acompañamiento psicológico profesional con respecto a este tema o conoces a alguien que lo necesite, escríbeme un Whatsapp al número +526671313403 en México y visítame en Facebook en: https://www.facebook.com/juanjosediazi