OPINIÓN

Un asunto de mercado

Escrito en OPINIÓN el

Culiacán, Sinaloa, 12 de enero 2022. Mientras las ganancias de las grandes farmacéuticas, que no quieren liberar patentes, crecen de manera insultante (también las de clínicas, laboratorios y médicos en todo el mundo) los gobiernos continúan bailando al son de la OMS y los grandes laboratorios.

Así que si en algún lado alguien “descubre” la cepa letra o número tal, de inmediato se presenta la urgencia de nueva dosis o vacuna y quien parece llevar la batuta a nivel internacional, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos, está pronta a autorizar su producción y venta (desde luego, al igual que hace la OMS, si no se trata de vacunas producidas en Rusia, China o Cuba).

Así, ya se autorizó la tercera dosis de la vacuna de Pfizer y BioNTech para niños de entre 12 y 15 años y se redujo el tiempo de todas las vacunas de refuerzo a 5 meses.

No hay que olvidar que esos laboratorios aseguraron que el Covid sería desterrado al tener la vacuna, una, solamente (así se publicó y todo mundo la esperaba al final del 2020) y luego salieron con que solo sirve “para evitar problemas mayores”, mientras casi todos los medios les siguen el juego.

LAS VACUNAS QUE VIENEN

Raudos, prácticamente todos los grandes laboratorios y farmacéuticas, que se han  echado a la bolsa cientos de miles de millones de dólares, han anunciado que producirán una nueva vacuna, ahora “contra la variante Ómicron”, pues las demás, que muy caras han vendido, no sirven, se colige.

La Pfizer, anuncia que tendrá lista en marzo “una vacuna anticovid adaptada para la variante Ómicron” y su fabricación “ya está en marcha”.

En el colmo de la desfachatez, Albert Bourla, jefe de la farmacéutica, admitió que “aún no está claro si se necesita o no una vacuna para Ómicron o cómo se usaría”, pero adelantó que “Pfizer tendrá algunas dosis listas…”

A tono con los grandes capitales de las farmacéuticas, “el grupo de expertos de la OMS” llama a que se produzcan (y se vendan, desde luego) “nuevas vacunas” porque, en esa lógica, lo que montaron hasta ahora es una farsa (si se ocupan nuevas, las anteriores no sirven, por simple lógica).

En tanto, en Chile, uno de los países con la tasa de vacunación contra el coronavirus más alta, comenzó la semana pasada a administrar la cuarta dosis a personas inmunodeprimidas, pues se dio, dijeron, “un rebrote de los contagios debido a la variante Ómicron”.

Pronto se sumarán otros países, con cuarta o quinta dosis y otra vacuna, incluido el nuestro. Ya la verá Usted.

Así va este maniatado mundo.

EN EL TINTERO

-Se informa que “el repunte de enfermos por covid-19” en muchas partes, “aún no se refleja en el incremento de hospitalizaciones y mucho menos en las defunciones”, pero los promotores del miedo hacen caso omiso.

-Las defunciones declaradas por Covid en Sinaloa (y en todo el mundo) de todas las olas, están relacionados con comorbilidades graves en prácticamente todos los casos. Los gobiernos no atienden la salud pública en general y ahora la culpa es del Covid.

-Bueno, pues también es un asunto de moda entre “figuras” y políticos de todo nivel (si son usuarios del IMSS o del ISSSTE y ahí se “atienden”, en la de malas de veras se mueren). 

-Las “pruebas”, de muy dudosa eficacia, cuestan entre 950 y tres mil pesos; en las clínicas privadas mucho más. ¿Alguna duda de que el Covid es el gran negocio?

-Cuarenta, treinta, veinte, diez diputados… La cuestión es ¿Dónde están los referentes evaluables de su beneficio social?

-De nuevo, el cofundador de Apple, Steve Wozniak, recomendó a la mayoría de los usuarios de redes sociales abandonar Facebook. Sabe de qué habla.

-A la orden del día las fallas de las “cableras” que bien cobran a sus clientes. Mientras se pueda seguir en la impunidad…

-Pánico inducido, farsa y simulación, manipulación y engaño: el mundo de hoy (cano.1979@live.com).