OPINIÓN

Avanzan las féminas

Créditos: Germán Castro
Escrito en OPINIÓN el

Cuando el conjunto de los Yaquis difundió la información de que una dama de 34 años de edad sería su mánager en sucursales, hablamos de Rachel Balkovec que no es nueva en eso de estar en el beisbol organizado, anteriormente había cruzado por los Cardenales de San Luis, y como no queriendo quedarse al margen los Azulejos de Toronto dan a conocer el que a partir de la temporada próxima estará en calidad de coach de bateo en sucursales de nombre Jamie Vieira, dando un paso gigantesco el llamado sexo débil en lugares que por siempre han correspondido al sexo masculino, recordar también que en esta temporada de Liga Mexicana del Pacífico una fémina recorrido tres plazas del circuito impartiendo clínicas a mujeres que estuvieran interesadas en aprender secretos del beisbol, estuvo en Mexicali, Hermosillo y Guasave, y en lo que nos consta, en la plaza sinaloense reunió a poco más de 70 damas de la región, y como parte de su gira estuvo un buen rato fungiendo como coach de la primera base.

En días pasados un buen amigo de Batamote, Guasave, nos lanzó una trivia en la cual consistía en que pareja de padre e hijo habían jugado juntos, le contestaba que la única pareja que en esas condiciones única en su género habían sido en Liga Norte de Sonora el gran inmortal del beisbol mexicano José Santos Peña Gutiérrez el buen “Peluche” y su hijo Luis Alberto “Pollo” Peña Ortiz, solo que el buen Pepe como lanzador y el vástago como receptor, que fue su posición original, llegando a ser novato del año militando para los Mayos de Navojoa, pero en términos de la trivia, era qué padre e hijo jugaron para el mismo equipo, claro sin estar juntos, de los que recuerdo, por supuesto la pareja antes mencionada, el buen y legendario Leo Rodríguez el “Negro” de Tlahualilo y su hijo Carlos con los Naranjeros de Hermosillo, Carlos llegó a estar en Grandes Ligas con Yanquis y Medias Rojas de Boston con un estilo muy peculiar para pararse en la caja de bateo que parecía estar sentado en un blanquito; el inolvidable Cañón Osuna y su hijo Lenix Antonio Osuna Montoya; Juan Reyes y su vástago Dennis Reyes; Aurelio Rodríguez y su junior, solo que el joven Aurelio debutó con Venados, posteriormente lo hizo para los Cañeros; Matías Carrillo y su hijo Matías Cariilo Jr. con Cañeros; Héctor Espino y Daniel, con los Naranjeros de Hermosillo; Benjamín Gil y actualmente Mateo, su hijo; Francisco Barajas que era originalmente el centro de la trivia short stop de Guasave y años después como lanzador José que duro poco en la brega; Karim García y el gran Pancho para los Yaquis de Cd. Obregón; Daniel Fernández y su hijo Freddy con los Venados de Mazatlán, de momento mi memoria no me dio más datos, así que servido Prof. Rafael Barajas, no agregué a Miguel Ojeda Junior por el hecho de que su padre no jugó para los Charros con quien debutó su hijo conectando triple en su primer turno en Liga Mexicana del Pacífico. 

Dice un dicho popular, después de conejo ido piedras al matorral, el caso que de cierta manera causó división de opiniones el llamado despido de Sergio Omar Gastélum como timonel de los Yaquis, y es viendo en términos generales el porcentaje de ganados y perdidos es por supuesto un gran récord el que deja al margen de los números de 48 triunfos en una temporada para dejar plasmada la huella, creo que Obregón actuó como si fueran campeones todos los torneos, hay por encima de ellos Venados, Tomateros y Naranjeros, no se ganan todos los días títulos, de que viendo honestamente el roster, pero si todos estuvieran disponibles y sanos por supuesto que habría razón, pero diezmado por tanta lesión, como que no tiene culpa el Güero, pero ahora sí que palo dado ni Dios lo quita. 

Nos ha sorprendido gratamente la respuesta en postemporada de plazas que realmente habían estado por debajo de las expectativas en cuanto a la asistencia, hablamos de dos de las poderosas en todos los aspectos como Guadalajara y Monterrey, que ambas han estado por encima algunos de los juegos por arriba de los 10 mil, mención especial por la cantidad que ha ingresado con boleto pagado a Guasave, que a pesar de tener quizá el estadio con menor aforo ha estado más allá de excelente, buenas noticias por supuesto para el beisbol de Liga Mexicana del Pacífico. 

Los Diablos Rojos del México siguen dando de qué hablar, esta temporada venidera darán quizá la batalla de su vida toda vez que traen la daga bien clavada ahora que los fronterizos Toros de Tijuana dieron el paso adelante capturando el título, y como Diablos con sus 16 diademas que son los máximos, esta vez han agregado a dos jugadores con categoría de ex bigleaguers y eso sí que dará mucho de qué hablar, el último en ser dado a conocer es Ramón Flores, jardinero de 29 años que esta temporada en Venezuela fue el monarca bateador con un sólido .416, dio 4 cuadrangulares, que se nota no es su fuerte y 22 carreras producidas en 48 juegos en los que tomó parte, se trata, por los numeritos, de un jugador de mucho contacto que aportará a Miguel Ojeda y compañía. 

Tras 8 años de haber pertenecido originalmente a los Yankees de Nueva York, saliendo de los mulos a debutar con los Bravos de Atlanta de nuevo y ya de manera oficial, el duranguense Manny Bañuelos algo debieron de haberle visto que les llenó el ojo a los Yankees para que de nuevo se atrevieran a llevarlo, puede ayudarles mucho por ser zurdo y con más recorrido que cuando era considerado prospecto por los famosos 27 veces campeones de series mundiales. 

Se especula que no es más que eso, que el veterano lanzador Zack Greinke pudiera regresar al staff de lanzadores a los Dodgers, lo veríamos difíciles por aquel hecho de que siendo parte de los californianos con contrato a largo plazo se salió de él para emigrar a los Astros de Houston, se cree que porque en apariencia de cierta debilidad del equipo pudiera darse y más cuando afirman que Kershaw pudiera regresar y no Trevor Bauer, ¿será?.