PSICOLOGÍA

Durmiendo con el enemigo. Cuando mi pareja es narcisista

Los narcisistas lo quieren todo para ellos mismos y estar en una relación así puede ser emocional y psicológicamente muy agotador

Durmiendo con el enemigo. Cuando mi pareja es narcisistaCréditos: Cortesía
Escrito en OPINIÓN el

Cuando hablamos de narcisismo en una relación de pareja, muy probablemente nos refiramos a una historia que inició con encanto, atenciones y deslumbramiento. Los narcisistas son personas que se muestran extraordinariamente amables y atentos. Tienen un gran sentido del humor y son sumamente ingeniosos además de se les ve seguros y con una gran confianza en sí mismos. La pareja de tus sueños ¿no crees?

Sin embargo, abajo de esa fachada existe alguien con una exagerada admiración por sí mismo y con una profunda necesidad de afecto y atención.

Los narcisistas lo quieren todo para ellos mismos y estar en una relación así puede ser emocional y psicológicamente muy agotador ya que el narcisista en el afán de obtener toda esa admiración y atención que necesita suele utilizar “herramientas de control” sobre su pareja.

¿Cómo actúa un narcisista?

Al contrario de lo que muchos pudiéramos pensar, los narcisistas también son capaces de sentir amor solo que forma de amar es como una soga que va enrollándose alrededor de su pareja apretando y asfixiando cada día y a cada instante despojándola de su personalidad, de su voluntad y de sus derechos diluyéndose poco a poco hasta perderse.

Estas son algunas de las formas en las que actúa un narcisista dentro de una relación:

1. Busca aislarte de tu familia y amigos:

El tiempo que pasas apartado del narcisista es tiempo en el que pueden comentar a desapegarse. El proyectarse es un signo distintivo del narcisista. Si están siendo infieles (que es más común entre los narcisistas que otros), te acusarán a ti de ser infiel.

2. Buscan ponerte en conflicto con los demás.

El narcisista usa frases como: “Ya todos saben cómo te portas conmigo”; “Fulana dijo que debería dejarte, ella sabe cómo eres”; “Sutano dijo que estaría feliz de estar conmigo”. De esta forma el narcisista gana control, te hace sentir “menos que” y te aísla de los demás.

3. Las reglas son solo para ti:

Si fueron infieles y esperan que se les perdone. “Si no hubieras pasado tanto tiempo con los niños no te habrían engañado”. Sin embargo, en una relación saludable, una pareja se comunicaría sobre no tener sus necesidades satisfechas en lugar de ser infiel.

Otro punto es que nunca podrás satisfacer las necesidades del narcisista; su necesidad no tiene fin. Y si tan solo volteas a ver a otra persona, el narcisista cuestionará tu fidelidad y puede recurrir a insultarte.

4. Nunca eres suficiente:

“Es tu culpa” es un tema común de los narcisistas; pueden decirlo directa o indirectamente.

Cuando la fase inicial de “luna de miel” de una relación termina (como lo hace en todas las relaciones), el narcisista comienza a buscar formas de que cambies “para mejorar”. Pueden comentar sobre tu apariencia, a veces de manera directa (“ese atuendo se ve horrible”) o indirecta.

5. Si los enfrentas puedes ser castigado/castigada:

Si rompes las reglas que el narcisista plantea en la relación seguramente recibirás un castigo y al igual que en una relación de abuso, después del conflicto buscará la reconciliación.

Sin embargo, ten en cuenta que este ciclo se repetirá cada vez con más intensidad y que del abuso emocional se puede pasar, en algún momento, al abuso verbal y al físico.

6. Son exageradamente competitivos:

Si tu cantas bien, ellos buscaran hacerlo mejor. Si tú te sientes enfermo, ellos se enferman más que tú. Un narcisista es lo más en todo y que alguien sea mejor o más que ellos en algo, no es opción.

También pueden pasar una cantidad exagerada de tiempo en su apariencia y mirándose en el espejo. Siempre buscarán ser la persona más atractiva en la habitación.

7. Todos están en su contra:

Nunca es culpa del narcisista. Los narcisistas tienen un comportamiento ego-sintónico y por eso piensan que todos los demás tienen el problema, no ellos.

8. Hablan de sus ex-parejas de forma desagradable:

El narcisista suele utilizar términos desagradables cuando se refiere a sus anteriores relaciones y por supuesto que todo lo malo que haya sucedido es culpa de su ex.

9. Usan la “ley del hielo”:

En una relación sana, hay ocasiones en las que es necesario un tiempo fuera para ordenar ideas o calmarse para después volver a conectar con la pareja. Al aplicar el tratamiento silencioso, el narcisista se niega a comunicarse y utiliza el silencio como medio de control.

10. Tus necesidades no son importantes:

En una relación con un narcisista tus necesidades simplemente serán ignoradas. Te dice que te ayudará o que hará tal o cual cosa para ti pero eso nunca llega. Si pones atención a la platica de un narcisista y lo comparas con sus acciones veras que hay una gran diferencia entre ellas.

Estar en relación con un narcisista es extremadamente agotador tanto física como emocionalmente. Si te descubres en una relación así es necesario que busques ayuda psicológica para que recibas terapia individual.

Te agradezco cualquier comentario acerca de esta columna y si crees necesitar acompañamiento psicológico profesional con respecto a este tema o conoces a alguien que lo necesite, escríbeme un WhatsApp al número +526671313403 en México y visítame en Facebook en: https://www.facebook.com/sensumpsicologiaycrecimiento/

 

Te dejo un abrazo.

Juan José Díaz / Psicólogo y psicoterapeuta